Deportes

Orlando City es campeón en la MLS con un colombiano al mando

El entrenador colombiano Óscar Pareja comandó la victoria de su equipo frente a Sacramento Republic en la US Open Cup.

Orlando City. (Photo by Julio Aguilar/Getty Images) / Julio Aguilar

Un doblete del uruguayo Facundo Torres y un tercer tanto del norteamericano Benji Michel dieron este miércoles el triunfo a Orlando City (3-0) en la gran final de la US Open Cup ante Sacramento Republic.

Lea también en La W:

Era un duelo desigual entre un equipo de la MLS y otro de la USL, algo que no sucedía desde 2008 cuando Charleston Battery también perdió con el DC United en la final del torneo.

El triunfo de Orlando City significa el primer título para un equipo de Florida desde que lo hiciera St. Petersburg hace 33 años.

Gran inicio de partido para ambos conjuntos, muy verticales y con la intención de pisar el área contraria con un ritmo e intensidad muy elevados. Generaba más peligro Orlando City, dejando notar la superioridad técnica de sus futbolistas.

Así llegó la primera gran oportunidad del encuentro en las botas del ex Peñarol Facundo Torres, con un disparo desde la frontal del área que tuvo tiempo más que suficiente para preparar ante la pasividad de la defensa californiana. Se le marchaba desviada ligeramente sobre el larguero.

Sacramento también avisaba y en el minuto veintiuno, con robo de balón del irlandés Dan Casey, se armaba la jugada desde el centro del campo para encontrar al jamaicano Maalique Foster, quien caracoleaba y definía inquietando al peruano Pedro Gallese.

Con el paso de los minutos, en el tramo final de la primera parte bajó el ritmo de partido, más horizontalidad en el juego de ambos conjuntos en contraste con lo visto anteriormente.

Sufrían los locales para sacar ventajas e inaugurar el luminoso, incluso llegaron a ver peligrar el título en una ocasión muy clara del hondureño Douglas Martínez, cabeceando con sutileza y precisión en movimiento al segundo palo. Adivinó su intención Pedro Gallese y atajó la pelota.

De lo que pudo ser el primer gol de Sacramento, al que se convirtió en el primer tanto de Orlando en la siguiente acción. No había pasado ni un minuto cuando Facundo Torres castigaba un error imperdonable de la defensa californiana, entre Conor Donovan y Dan Casey comprometían la pelota en el área propia y el uruguayo aprovechaba para pegarle de zurda y ajustarla al vertical, era el minuto 75.

Tan solo cuatro minutos después Benji Michel provocaba un penalti en un nuevo error colectivo de la zaga visitante. Sam Casey arrollaba claramente al norteamericano y no había ninguna duda sobre la decisión del árbitro.

Asumía la responsabilidad Facundo Torres desde el punto de penal, engañando por completo al arquero Daniel Vitiello. Doblete en el partido, cuarto gol en la competición y décimo de la temporada en su cuenta particular.

Tuvo el tercero el uruguayo en una contra conducida desde el centro del campo por él mismo, y optó por su disparo frente a dos compañeros mejor situados. Buscó con insistencia el hat-trick priorizando acciones individuales, pero no tuvo el acierto para completarlo.

Sí llegaría el tercero de Orlando pero lo firmaría Benji Michel, un futbolista que entró desde el banquillo en el minuto sesenta y uno, y resultó determinante. Su actuación se resume en la asistencia del primer gol, provocando el penalti del segundo tanto y, finalmente, él mismo logró materializar el tercero.

La edición número 107 de la US Open Cup se quedaba en el Exploria Stadium de Orlando, con la gran comodidad de que el equipo campeón pudiera celebrar ante sus aficionados.

Queda para la historia el enorme camino que siguió Sacramento hasta la final, eliminando hasta tres equipos de superior categoría como San José Earthquakes, Los Ángeles Galaxy y Sporting Kansas City.

Con la victoria de Orlando City se diluían las dos grandes motivaciones que representaba la presencia de Sacramento Republic en este encuentro, por un lado su reivindicación de considerarse equipo de ‘talla MLS’ y por otro el orgullo que hubiera supuesto para la USL ‘robarle’ un título a la liga mayor, algo que no sucede desde 1999 cuando levantó la copa Rochester Rhinos, equipo propiedad del futbolista Jamie Vardy.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad