Judicial

JEP tumba sentencias y declara la inocencia de condenado por masacre de Bojayá

De acuerdo con la decisión de los magistrados, se encontró que el proceso penal donde Gilberto Torres Muñetón fue encontrado responsable acusándole de ser comandante del Frente 57 de las Farc fue un error judicial.

La masacre de Bojayá (Chocó) ocurrió al interior de la iglesia, tras la explosión de un “cilindro bomba” lanzado por las Farc el 2 de mayo de 2002. Foto: Getty Images

La masacre de Bojayá (Chocó) Foto: Getty Images(Thot)

W Radio conoció en primicia que la Sección de Revisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) dejó sin efectos las sentencias proferidas en contra del campesino Gilberto Torres Muñetón, quien fue condenado en 2006 a 37 años de prisión por la masacre de Bojayá (Chocó) en 2002.

La decisión se produjo al concluir tras pruebas sobrevinientes examinadas junto con la sentencia condenatoria en su contra, que efectivamente fue confundido con el real excomandante del Frente 57 de las Farc, José David Suárez “Gilberto” o “El Becerro”, por lo cual sobre él (quien pagó 13 años de cárcel, y murió el año pasado en un asesinato sobre el cual quedan aún dudas) se tejió una injusticia y un error judicial, que la Sección remedió en el fallo conocido por W Radio.

“Se puede asegurar que aquel comandante subversivo respondía al nombre de José David Suárez, de manera que, se hace evidente el error judicial en que se incurrió condenando como tal al señor GILBERTO DE JESÚS TORRES MUÑETÓN, razón por la cual, la Sección de Revisión debe, en honor a la verdad, declarar la procedencia de la causal y, como consecuencia de ello ordenar dejar sin efecto parcialmente la sentencia del 13 de octubre de 2006, proferida por el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Quibdó, al igual que la sentencia emitida en segunda instancia el 13 de diciembre de 2006″ concluyó la JEP.

Lea también:

Pero además, y tras analizar las pruebas entregadas durante el trámite y evaluar el expediente, los magistrados decidieron compulsar copias ante la Procuraduría y la Fiscalía para que se investiguen las eventuales omisiones que se produjeron en el caso de Torres Muñetón, quien aunque efectivamente perteneció a las Farc, no tuvo nada que ver con la matanza en esa población del Chocó en el 2002.

Lo anterior, porque según testimonios como el del exdetective del DAS, José Luis Loaiza, al evidenciarse que Torres Muñetón no era alias el “Becerro”, se procedió a informar a las autoridades de la injusticia, como asegura se le indicó al director del DAS de Risaralda, pero no hicieron nada, manteniéndose la condición de culpable a Torres, sin serlo.

“Se debe proceder a compulsar las copias penales y disciplinarias, a fin, que sea la autoridad competente quien identifique a los posibles autores de la omisión y determine la eventual responsabilidad en la que pudieron incurrir”, sentenció la Sección.

Así las cosas, y tras regañar a la Fiscalía por querer invertir la carga de la prueba en que Torres mostrara que era inocente en vez de demostrar su culpabilidad por la masacre, los jueces ordenaron cesar el procedimiento sobre el ahora inocente, y tomar la decisión como una verdad judicial del conflicto.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad