Actualidad

Primera ronda de diálogos entre Colombia y el ELN será hasta mediados de diciembre

Este lunes 21 de noviembre se instaló oficilamente la mesa de reinicio de conversaciones entre el Gobierno de Colombia y el ELN.

Instalación de la mesa de reinicio de diálogos entre Colombia y el ELN. Foto: Luis Ángel. Prensa Gobierno de Colombia

A 2.600 metros sobre el nivel del mar y a media hora de Caracas, en el hotel Humboldt, uno de los más costosos del país cuyo precio por habitación ronda los 300 dólares, inició la primera ronda de conversaciones entre el Gobierno y el ELN que se espera dure cerca de 20 días.

Las partes estuvieron reunidas desde la mañana y a las 4:00 de la tarde, hora de Venezuela, comenzó la declaración conjunta.

Primero, las palabras del representante de Venezuela, el general retirado Carlos Martínez Mendoza, quien ya tiene experiencia con el proceso de negociación con las Farc. Martínez reiteró que el Gobierno de Nicolás Maduro “no escatimará esfuerzos para apoyar el proceso”, algo que luego fue ratificado en un comunicado emitido por la Cancillería venezolana.

Lea también en La W:

Luego, se leyó la declaración conjunta de las partes con cinco puntos y posteriormente, la representante de Noruega leyó el compromiso de los países garantes.

Así, se dio paso a las declaraciones de Pablo Beltrán, en nombre del ELN, del comisionado para la Paz, Iván Danilo Rueda y de Otty Patiño como jefe de la delegación gubernamental.

ELN

Pablo Beltrán arrancó destacando lo diversa que es la delegación del Gobierno colombiano y asegurando que la mesa hoy instalada formalmente debe ser “un instrumento de cambio que pide la sociedad colombiana y esperamos no fallar”.

Agregó que en Colombia no se pueden ver como enemigos y que deben encontrar puntos en común. “Esa es la apuesta y a eso venimos y esperamos tener un interlocutor (Gobierno) con ese mismo objetivo”, indicó.

Beltrán fue enfático en decir que la organización que representa no busca trueques o favores. “El ELN no pide nada. No necesitamos curules ni nada”, dijo.

También indicó que lo que buscan es cambiar a Colombia, asegurando que el país tenía 40% de pobreza y 20% de la población en miseria.

Destacó que la diferencia entre este proceso y los anteriores es que es que “hay un gobierno de izquierda”. Además agregó que “el ELN no firma lo que no puede cumplir”.

Consultado sobre el papel de Estados Unidos en el proceso, Beltrán indicó que esperan que “buenos vecinos y respeten la voluntad de los colombianos”.

Señaló además que a Colombia no le sirve ser de la OTAN y que la guerra contra las drogas necesita una alternativa tanto de los países productores como de los consumidores.

“Estados Unidos no está en la mesa pero aspiramos a que hagan un seguimiento a esto y tengan una actitud proactiva”, dijo.

“Estamos en sintonía”

Por su parte, Iván Danilo Rueda inició su declaración hablando de la vida de los que no están porque fueron asesinados, secuestrados y torturados y dijo que éste proceso sería para honrarlos y en general honrar la vida y las libertades.

Sostuvo que buscan resolver la conflictividad que vive Colombia, una conflictividad basada en razones políticas y que han comenzado a tener “sintonía” con el ELN y que perciben que es un buen momento “casi único” para el país.

Aseguró que se trata de un proceso incluyente.

Consultado sobre la libertad de alias ‘Violeta’, quien estuvo presente en la mesa, y si podrían esperarse próximas liberaciones, Rueda no lo confirmó ni lo negó. Habló de brindar signos de confianza y que la excarcelación de Violeta “es parte de los acuerdos con la delegación”.

Rueda defendió que “la Gestoría de paz está fundada en la buena fe y disposición del ELN y de compromisos ciertos para ganar confianza con la sociedad colombiana”.

Además, Rueda habló de transformaciones territoriales inmediatas y “unas que se darán con posterioridad conforme avance el diálogo”.

En relación a la presencia del ELN en Venezuela, el comisionado indicó que Venezuela ha cumplido su papel de garante con idoneidad y coherencia y agregó que, “en cumplimiento de los protocolos, la delegación que está sentada en la mesa surge del diálogo interno del ELN en territorio colombiano y todas las actuaciones se han dado en territorio colombiano”.

En cuanto a la posibilidad de una Amnistía, Rueda manifestó que, “nada sobre ese asunto se ha definido pero lo que sí podemos asegurar es que nada se basa en la Impunidad. Estamos reiniciando la mesa. Los derechos de las víctimas se van a respetar y los mecanismos de participación van a posibilitar escuchar todas las voces”.

Metodología puede cambiar

Otty Patiño se refirió a la medida del proceso explicando que atenderá a varios factores y enumeró tres: orientaciones del gobierno nacional, discusiones internas dentro de la comisión y las discusiones con el ELN.

“Por tanto, será acordada aunque se buscará la mantener la continuidad de la temática habrá elementos de ajuste en metodología y agenda”.

Sobre el cese al fuego, Patiño se limitó a decir que “no podemos hablar de cosas que no están acordadas”.

Patiño reconoció la “simpatía evidente entre el ELN y el Gobierno” así como habló de una “confianza a primera vista”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad