Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿A dónde debe ser enviado un menor que asesina a una persona?

En Partida W del 3 de abril, la psiquiatra Olga Albornoz Salas y el pedagogo reeducador Juan José Calderón debatieron sobre a dónde debería un menor que asesina a una persona.

Olga Albornoz Salas y Juan José Calderón. Foto: Partida WCon Juan Pablo Barrientos

El 31 de marzo de 2019 se conoció un video donde un niño en la ciudad de Medellín aparecía asesinando dos personas a sangre fría y sin el menor remordimiento, todo por robarles el dinero que habían retirado de un cajero.

Un par de días después el adolescente fue identificado y aprehendido por la Fiscalía, al ser detenido el joven aceptó el cargo de homicidio agravado. Además, el fiscal Néstor Humberto Martínez revelo que el menor ya ha cometido 12 homicidios.

Gran revuelo causo en todo el país este caso y, ante ello, surgió la pregunta ¿A dónde debe ser enviado un menor que asesina a una persona? Esta controversia llego a las cabinas de Partida W y fue debatida por la psiquiatra Olga Albornoz Salas y el pedagogo reeducador Juan José Calderón.

Albornoz argumentó que en nuestro país se debe asumir lo que en otros países ya han asumido, ósea que un crimen de tales características no debe ser juzgado por ley para menores, sino por la ley para adultos. Esto ya que, según Albornoz, sí se juzga al sujeto por la ley para menores, este en menos de 8 años estará libre, saldrá de nuevo a la calle y volverá a cometer un crimen similar.

Según contó la doctora, hay varios tipos de niños que tienen malos comportamientos, pero en el caso de los niños como el menor sicario en Medellín, se considera que son psicópatas, son un peligro para sociedad, nacieron malos y siempre será así, por ende, no tienen una posibilidad real de rehabilitación. 

Por su parte, Calderón dijo que es necesario seguir el ejemplo de la legislación internacional que propende al trabajo pedagógico y terapéutico con estos jóvenes. Según Calderón, el menor debe ser trasladado a un centro de menores, pero también hizo un llamado al estado para fortalecer estos lugares para que la sanación de estos jóvenes sea efectiva. 

Calderón agregó que no se puede afirmar que hay personas que nacen malas por genética, como lo afirmo su contraparte, pues de esa forma se estaría estigmatizando una población vulnerable y las personas culpables de estos hechos, que en muchos casos se ven forzadas a hacerlo, no podrían reinsertarse a la sociedad.