Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

"A mí me secuestraron en Colombia por orden del presidente Santos": Lorent Saleh

El activista político venezolano permaneció preso en su país desde 2014. Ahora en libertad cuenta cómo fue enviado a Venezuela, sus días de cárcel y el reencuentro con su madre.

Lorent Saleh vuelve a la libertad. Foto: @LORENT_SALEH / Twitter

 

Lorent Saleh, activista polítco opositor venezolano recuperó su libertad tras poco más de 4 años. Su primera entrevista para un medio colombiano fue con La W.

Desde España, y durante un diálogo emotivo, el recién liberado activista político contó a Vicky Dávila detalles de su reencuentro familiar, sus años de prisión, e hizo fuertes señalamientos en contra de la presidencia de Juan Manuel Santos, a quien señaló como uno de los culpables de su privación de la libertad; hecho al que Saleh calificó como un "secuestro", en la medida en que su detención y permanencia en la cárcel nunca estuvieron amparados en una orden de arresto, y tampoco se presentaron pruebas en su contra. 

"No fue una extradición, no había una orden de captura ni una orden roja de Interpol", señaló el joven de 30 años de edad, quien afirmó que la operación en su contra se efectuó pese a que los organismos colombianos estaba enterados de la Cidh estaba llevando el caso del joven.

Para Saleh, su captura fue un gesto del gobierno Santos buscando congrasiarse con el régimen venezolano, señalando que para la época, el gobierno de Colombia estaba incomodo por un señalamiento hecho por el joven en materia de defensa de derechos humanos referido a la denuncia del ocultamiento de víctimas de las Farc en Venezuela, señalando que el expresidente de Colombia también tiene responsabilidad en lo que sucede en el país vecino. Sugiere que su captura y posterior entrega a las autoridades venezolanos respondieron a un intento para evitar algún tipo de saboteo el proceso de paz con las Farc por parte de Venezuela. 

 

“Lo importante aquí no es lo que pasó, lo importante es que no vuelva a pasar, los Derechos humanos no son un capricho”

Sobre su reclusión, reveló detalles de las condiciones de reclusión en lo que se conoce como "la tumba"; "cuando uno deja de verse se le olvida hasta de cómo es su rostro", señaló en el marco de su relato sobre la dureza de las turturas físicas que tuvo que afrontar durante los cuatro años de su encierro. Comenta que de los 4 años que estuvo privado de su libertad, siempre estuvo en su espacio privado, y que nunca se le permitió estar en un espacio social, recuerda que poco compartió o supo de otros individuos recluidos en su misma cárcel.

Señala que no se imaginó nunca que saldría libre, y confiesa que sintió miedo por su vida desde el mismo momento en que las autoridades lo detienen para regresarlo a Venezuela por solicitud de Maduro. Dice que " hoy su celda no está sola" y expuso que cada día que pasa, en Venezuela los presos políticos son más. 

Afirmó que para él, los castigos psicológicos son más fuertes que los físicos, y reconoce que "por lo menos los físicos se sanan", señalando que "el eco del llanto de una persona que es torturada, es peor que la tortura física". 

Sobre la situación de su país, afirmó que no cree que la solución sea "esperar a que se explóte todo", y exhortó a una respuesta madura a la crisis social, al a vez que denunció que la comunidad internacional tiene responsabilidad en la crisis porque “los gobiernos del mundo tiene que comprometerse, ellos le vendían y le venden armas a mi país".

Se manifestó sensible frente a las cosas sencillas de la vida, y recordó que “no hay mejor manera de entender el significado de la libertad que perdiéndola”, invitando a balorar cosas simples como un abrazo familiar, el sol y el cielo. 

Dijo que a una de las primeras personas que llamó tras salir libre fue al expresidente colombiano Andrés Pastrana Arango a quien reiteró su agrdecimiento por el apoyo, y el respaldo a la cruzada que emprendió su madre. Recordó que "durante el primer año vimos muchas espaldascon mi madre", y exhaltó el papel de los medios de comunicaciíon en el acompañamiento a su causa. 

Dice que aunque sabe que él fue incomodo para Santos, podría ser aún más incomodo para Duque, en caso de que tenga que intervenir para pronunciarse en materia de defensa de derechos humanos. 

Saleh exhortó a Santos a decir la verdad sobre su caso y explicó el apoyo que aún tiene maduro en el ejercicio y la ostentación de las armas, sumado al "miedo de que los maten".