Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Actualmente hay 37 sacerdotes denunciados por pederastia ante la Fiscalía

Esta es la segunda entrega del especial "Dejad que los niños vengan a mí".

Actualmente hay 37 sacerdotes denunciados por pederastia ante la Fiscalía

La W ha podido confirmar que ante la Fiscalía General de la Nación actualmente hay 37 sacerdotes denunciados por pederastia y abuso a menores en todo el país. Catorce casos más han sido archivados o han terminado en absolución o son inhibitorios. Otros siete han terminado en condena.

Estas son las denuncias que ha recolectado La W sobre sacerdotes que han cometido algún tipo de abuso contra menores:



Las denuncias sobre sacerdotes que han cometido algún tipo de abuso contra menores

Wilson Plinio Puerta, el rector colegio Don Bosco de Pasto

La W conoció otros casos de presunto abuso a menores por parte de sacerdotes de esta comunidad, de los Salesianos de Don Bosco. Esta investigación pudo establecer que el rector de la Institución Educativa Municipal San Juan Bosco en Pasto, el padre Wilson Plinio Puerta Agudelo, salió de la institución hace unos dos meses por presuntamente haber abusado de un menor de edad. 



Llamada al colegio Don Bosco en Pasto

El padre Luis Fernando Valencia, superior de los salesianos en Medellín y jefe directo del padre Puerta Agudelo, confirmó esta información y aseguró que el sacerdote estaba siendo investigado. En un primer momento reconoció que el padre Puerta había aceptado el delito, pero en una segunda conversación se retractó de lo dicho y solo se apegó a decir que existe la denuncia ante las autoridades eclesiásticas; desconoce si la familia denunció ante las autoridades civiles; admite que retiraron del cargo al sacerdote y que este se encuentra en Medellín.


Una denuncia contra tres sacerdotes Salesianos

 A propósito del padre Luis Fernando Valencia, superior de los Salesianos en Medellín y quien estaba respondiendo por el rector de Pasto denunciado por abusar de un menor, La W conoció una denuncia contra el padre Valencia por parte de un hombre de 35 años, que también involucra a dos sacerdotes más: Germán Londoño y Mario Elías Álvarez, también Salesianos.


Testimonio Luis Fernando Valencia

Respondiendo a esta denuncia el padre Valencia se mostró sorprendido. Dijo conocer al hombre que lo denuncia y que lo único que podría decir de él es que era un buen lector. Insistió en su inocencia y dijo desconocer los señalamientos contra los padres Germán Londoño y Mario Elías Álvarez. Germán Londoño, rector del colegio Pedro Justo Berrío de Medellín.


El padre Luis Fernando Valencia prometió tener una tercera conversación con La W esta semana para ahondar en las denuncias contra otros sacerdotes bajo su mando, como el padre Germán Londoño, rector del colegio salesiano Pedro Justo Berrío de Medellín.

Además de lo dicho por el hombre que denuncia al padre Valencia, el padre Londoño habría salido del Centro de Capacitación de Cali por una denuncia de un menor desmovilizado.

El superior del padre Londoño, Luis Fernando Valencia, dijo desconocer estas denuncias, pues es muy nuevo en su cargo, pero se comprometió a investigar y responder a la llamada de La W. Sin embargo, esto no fue posible.


Mario Elías Álvarez, de Barranquilla a Ibagué

En junio de 2015, el padre Mario Elías Álvarez fue atacado en la casa cural de la parroquia de San Roque, en Barranquilla, en hechos aún muy confusos. El sacerdote estuvo en cuidados intensivos por varios días y las autoridades nunca pudieron dar con el atacante.

Existen algunos señalamientos contra el padre Álvarez, quien ahora se encuentra en la parroquia de El Carmen de Ibagué. Su superior, el padre Luis Fernando Valencia, prometió ahondar en estas denuncias pero no ha contestado las llamadas de La W.

Argemiro Orozco

Esta denuncia ya ha tenido repercusiones penales. La supuesta víctima del sacerdote, un hombre de 31 años, pagó 11 meses de cárcel junto a su padre, su madre y un exseminarista que conoció la historia y los quiso ayudar a denunciar al sacerdote. El presbítero colombiano Argemiro Orozco, ejerce su ministerio en la Diócesis de Yakima en el estado de Washington, Estados Unidos. Aquí está el relato del hombre que denuncia haber sido abusado por el padre Orozco a sus 14 años: abusos que, según él, se repitieron hasta sus 25. Desde el 2001 hasta el 2012.


Testimonio contra Argemiro Orozco

La denuncia también involucra al padre Julián Cárdenas, de la Diócesis de Pereira y amigo del padre Argemiro Orozco, y quien según los denunciantes, les tendió una trampa que los llevó a él y a sus padres a pagar 11 meses de prisión. El padre Cárdenas ha respondido muy amablemente a los llamados de La W, y ha dicho que su único rol en esta denuncia fue ser testigo de la Fiscalía en una denuncia por extorsión. Dijo también que aunque es muy amigo del padre Argemiro no sabe si las denuncias contra él por abuso a menores son ciertas o no.

La W buscó al padre Argemiro Orozco, pero la Diócesis de Yakima respondió a través de su Canciller, el padre Robert Siler, diciendo que se ha investigado lo suficiente y no han encontrado méritos para suspender al sacerdote colombiano. Dicen saber de la absolución de la supuesta víctima, sus padres y el señor Jaiber Hurtado. 

Sobre este último, ha dicho el abogado del sacerdote, el señor Eduardo Ramírez Martínez, que este fue quien orquestó la extorsión, que según un juez de la República, no existió, pues las cuatro personas fueron absueltas y ahora denunciarán al Estado por los 11 meses que pasaron en prisión.

La defensa del sacerdote le envió a La W un texto muy detallado sobre cómo se dio la supuesta extorsión, pero no controvirtió las denuncias por acceso carnal abusivo con menor de 14 años.



Gustavo Aguas Beleño: el sacerdote que argumentó “impotencia absoluta” en su defensa

Un hombre de 30 años denuncia al sacerdote Gustavo Aguas Beleño de la Diócesis de Santa Marta por lo siguiente:



Testimonio víctima uno de Gustavo Aguas

El sacerdote Gustavo Aguas Beleño fue párroco de la parroquia La Medalla Milagrosa en Ciénaga, Magdalena, por más de 19 años. La supuesta víctima lo denunció ante las autoridades eclesiásticas. Su caso llegó hasta el Tribunal Eclesiástico de Barranquilla, donde los jueces absolvieron al sacerdote, con el salvamento de voto del juez ponente, el padre Carlos Julio Macías, quien “no tiene ninguna duda” sobre la culpabilidad del sacerdote y creyó en el relato de la supuesta víctima.

El sacerdote reconoció, en este juicio eclesiástico, que sí besaba al menor en sus mejillas, en la frente, en sus manos y en sus pies, que lo cargaba en sus piernas, pero que nada podía pasar porque padecía impotencia absoluta, estado que fue desmentido por un urólogo, tras unos exámenes que le hicieron.

Como en los otros casos, el derecho canónico prevalece sobre el derecho civil. La W ha estado buscando al sacerdote y a las autoridades eclesiásticas de Santa Marta sin éxito alguno.


Padre Nicolás Ochoa, denunciado por presuntamente abusar de varias menores

Una mujer de 27 años, quien denuncia al sacerdote de La Unión, Antioquia, Nicolás Darío Ochoa Ceballos, por presuntamente haber abusado de ella cuando tan solo tenía 8 años:

Testimonio víctima 2 contra el sacerdote Nicolás Ochoa

Esta mujer no es la única que denuncia por presuntos abusos al padre Nicolás Ochoa. Otra mujer, de 25 años, también de La Unión, Antioquia, le contó a La W su historia:

Testimonio víctima 1 contra el sacerdote Nicolás Ochoa

A diferencia de otros casos, la justicia operó rápidamente y, tras la denuncia de la mujer del primer relato y la confesión del sacerdote, el padre Nicolás Darío Ochoa Ceballos fue condenado por delito de acto sexual violento con menor de 14 años a 50 meses de prisión y 20 salarios mínimos.

La W buscó a monseñor Fidel Cadavid, obispo de Sonsón-Rionegro para hablar sobre este caso, pero no quiso aceptar la entrevista. Es importante saber dónde está el sacerdote ahora, pues si bien es cierto que fue condenado, el juez lo calificó como un hombre con personalidad depravada. Si continuara ejerciendo, ¿no se estaría poniendo en riesgo a más menores de edad?


William Mazo: el sacerdote que abusó sexualmente de cuatro menores de una misma familia.

Este ha sido un caso muy sonado. Se trata del padre William Mazo de la arquidiócesis de Cali, quien fue condenado en 2012 a 33 años, por abusar sexualmente de 4 menores de una misma familia, tres hermanos y un primo.

Este caso aún no tiene punto final. Tras la defensa de la Arquidiócesis caleña, que les indilgaba responsabilidad a los padres por los abusos de los menores, uno de los tres hermanos abusados, ahora de 23 años, habló con La W.

Testimonio víctima contra William Mazo

La madre de uno de los jóvenes abusado por el padre William Mazo, también le narró a La W sus penurias en este largo proceso.

Testimonio madre de víctima contra William Mazo

La madre de los otros dos menores murió este año, recriminándole a monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía la defensa de la Arquidiócesis, según la cual los padres fueron los culpables de los abusos. En su lecho de muerte, esta mujer le habló al arzobispo de Cali:

Madre suplicando a Arzobispo

La sentencia contra el padre William Mazo, también condenó a la Arquidiócesis de Cali a pagarles a las víctimas 400 millones de pesos. La defensa apeló esta suma y el caso se encuentra en casación ante la Corte Suprema. Llama la atención que la Arquidiócesis de Cali no haya tenido dinero para reparar a las víctimas según sus pretensiones, pero sí para perder casi 5000 millones de pesos en las pirámides Estraval y Elite. La W quiso hablar con monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía sobre esta y una denuncia que viene más adelante, pero su abogado, Walther Collazos, siempre lo impidió.

Alfredo Reveiz, vicerrector del Pio Latinoamericano en Roma

Un hombre de 58 años denuncia haber sido abusado por el sacerdote jesuita Alfredo Reveiz, cuando tenía 16 años y era estudiante del colegio San Ignacio, de Medellín.

Víctima uno Alfredo Reveiz

La W quiso hablar con el padre Alfredo Reveiz, pero este, vía correo electrónico, aseguró que le rogaba a este hombre presentar la denuncia por escrito ante el Superior Provincial de la Compañía de Jesús en Colombia, a quien también buscamos sin tener éxito.

 

El confuso asesinato de un sacerdote y profesor del San Ignacio

A propósito del colegio San Ignacio de Medellín, el 27 de julio se reportó el asesinato del sacerdote y profesor Jhon Fredy García Jaramillo de 50 años de edad. Sin embargo, el asesinato se habría dado unos días (¿semanas?) antes y los dos jóvenes de 16 y 17 años fueron condenados a pagar cinco años de sanción pedagógica en un centro de menores.

El sacerdote fue apuñalado 69 veces, los dos menores se quedaron en el apartamento hasta que llegó la policía. La familia del padre García dice que le querían robar la caja fuerte y la policía reportó el incidente como una riña.

La W ha tratado de hablar con las madres de los menores, pero al parecer están siendo presionadas para que no lo hagan. Las directivas del colegio San Ignacio de Medellín también han ignorado las múltiples llamadas de La W.

La denuncia contra un Misionero de Yarumal: padre Javier Osorno.

El siguiente relato es el de un padre de Familia, que denuncia al sacerdote Javier Alonso Osorno Gil, de la comunidad de los Misioneros de Yarumal y que ejercía su ministerio sacerdotal en la parroquia la Natividad del Señor, en el barrio El Rodeo de Cali.

Testimonio víctima de Padre Osorno

La W buscó al sacerdote en su parroquia en Cali. Ya no estaba, lo habían enviado a Medellín. Esto se encontró en la casa cural:

El padre José del Rosario Jiménez, superior de los Misioneros de Yarumal, dijo que el sacerdote fue suspendido. Quisimos ahondar en la denuncia, pero le dijo a La W que es el arzobispo de Cali quien tiene que responder. Hasta ahora no ha sido posible entrevistarlo.


Roberto Cadavid, protegido de Ricardo Tobón

Esta denuncia periodística nace en Medellín, ciudad con más de mil sacerdotes y una de las que más exporta ministros consagrados hacia todos los continentes. Es en Medellín donde también se han presentado el mayor número de denuncias por pederastia y abuso de menores. Denuncias que, en su mayoría, resuelve el derecho canónico, omitiendo la obligación de la denuncia ante las autoridades civiles.

El caso del padre Roberto Cadavid, quien después de abusar de menores en varias parroquias y colegios, con la venia de sus superiores, terminó en la Diócesis de Brooklyn recomendado y autorizado por el arzobispo de Medellín, monseñor Ricardo Tobón. La Diócesis neoyorquina le mostró a la periodista Taylor Dolven, quien colaboró desde Nueva York con esta investigación, las cartas con las que Tobón lo recomendó para trabajar en los Estados Unidos. A pesar de esta evidencia, esto le dijo el arzobispo de Medellín a La W.

Audio Arzobispo sobre Roberto Cadavid

A propósito del padre Roberto Cadavid, el protegido del arzobispo de Medellín, La W tiene en su poder los relatos de algunas víctimas, que por ser menores de edad, no publica, pero guarda para el sustento de esta denuncia. Los abogados Sara González y Jacobo Carvajal Maya presentarán estas denuncias ante las autoridades civiles y eclesiásticas.

La madre de una de las víctimas del padre Roberto Cadavid, le cuenta su historia a La W, protegiendo la identidad de su hijo.

Testimonio víctima uno contra Roberto Cadavid

Como en la mayoría de casos, la impunidad reina, y aunque el padre Cadavid fue reducido al estado laical, sigue disfrutando de sus hermosas propiedades. La abogada Sara González, apoderada de las víctimas, explica en qué consiste la acción penal contra el sacerdote.

Padre Carlos Yepes: dos denuncias más por abuso de menores

En la primera entrega de esta investigación, Hernán David Morales denunció al reconocido sacerdote antioqueño Carlos Yepes por presunto abuso de menores. Tras esta publicación, el sacerdote ha enviado cuatro Derechos de Petición a Caracol Radio, exigiendo rectificar y retirar el contenido de esta denuncia de nuestros portales web. Cuarenta y cinco mil seguidores enviaron sus firmas dando fe del recto comportamiento moral del sacerdote y exigiendo lo mismo.

En ninguna de estas peticiones La W procedió a rectificar, pues al sacerdote no se le imputó ningún delito, simplemente se publicó una denuncia que tenía valor periodístico. Denuncia en la que el arzobispo no llamó a la presunta víctima, pero sí al sacerdote.

Caso Yepes: Llamada Arzobispo

El padre Yepes tuteló a Caracol Radio y dos jueces le han dado la razón a La W. Solo nos pidieron cambiar la palabra acusado por denunciado en el portal web. El sacerdote ha impugnado ambas sentencias. También trató de censurar la publicación de las denuncias de este reportaje. Lo hizo pidiendo medidas cautelares al Tribunal Superior de Medellín, petición que también le fue rechazada por un juez.

En esta ocasión, un hombre de 26 años, colombiano que reside en Chile denuncia al padre Carlos Yepes, por presuntamente haber abusado de él en la parroquia del Sagrado Corazón del centro. El padre Yepes ya había adelantado esta denuncia, pues este hombre por medio de sus apoderados, ya había iniciado un proceso penal y eclesiástico. Aquí su relato.

Testimonio de víctima uno contra Carlos Yepes

El padre tiene otra denuncia: se trata de  un hombre de 36 años, monaguillo de la parroquia San Esteban Protomartir, le relata a La W los supuestos abusos del padre Carlos Yepes.

Testimonio de víctima tres contra Carlos Yepes

Álvaro Pimienta, párroco de Belén San Bernardo

En la anterior entrega de “Dejad que los niños vengan a mí” no pudimos incluir al párroco de la parroquia San Bernardo, en Belén, Medellín, el padre Álvaro Pimienta. El supuesto abuso por el que se denuncia al sacerdote habría ocurrido en la parroquia El Calvario de Campo Valdéz. La presunta víctima habría sido una menor de edad que pertenecía a los grupos pastorales de la parroquia. En este caso se habría dado una millonaria conciliación para acallar a la víctima. Lo nuevo en este caso es que el nombre del padre Álvaro Pimienta aparece en un proceso judicial en la Fiscalía de Envigado. El sacerdote ha evitado hablar con La W y sería bueno que nos respondiera para que nos cuente por qué está involucrado en un proceso judicial en ese municipio del Sur de Valle de Aburrá.

Otros sacerdotes denunciados en Medellín

Finalmente, existe más de una docena de denuncias contra sacerdotes de la Arquidiócesis de Medellín que van desde presuntos abusos sexuales a menores, hasta enriquecimiento ilícito. El arzobispo de Medellín les ha prohibido a estos sacerdotes hablar con La W y a algunos de ellos los ha suspendido de sus cargos.

Escuche aquí la primera parte de "Dejad que los niños vengan a mí", publicada el 21 de marzo.