Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Consejo de Estado niega tutela a magistrada Lombana contra sus compañeros de Sala

Para el alto tribunal, su vinculación como oficial en servicio activo no es garantía de imparcialidad.

El Consejo de Estado negó la acción de tutela que presentó la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Cristina Lombana, contra sus compañeros de la Sala de Instrucción. Foto: Colprensa

El Consejo de Estado negó la acción de tutela que presentó la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Cristina Lombana, contra sus compañeros de la Sala de Instrucción. Cabe señalar que estos magistrados la recusaron y la apartaron para que no conociera los dos procesos en contra del expresidente Álvaro Uribe, porque actualmente ella es militar activa del Ejército Nacional.

Para el Consejo de Estado, la tutela no es procedente porque su vinculación como oficial en servicio activo no es garantía de imparcialidad.

La togada explicó esta semana en exclusiva con La W que su decisión no busca que le devuelvan los dos procesos que ella llevaba contra el expresidente Uribe, sino que se deje sin efectos la providencia con la que fue recusada por sus compañeros por ser Militar activa.

“En ningún momento estoy pidiendo que me devuelvan los dos procesos, yo no tengo ningún interés personal en estos (…) con lo que yo no estoy de acuerdo es en los términos en que fue resuelta la recusación por varias razones. Primero, porque ellos debieron aceptar los argumentos de la parte recusante sujetos en derecho y segundo, porque utilizaron términos despectivos descalificando mi ejercicio como juez”, explicó la magistrada.

Agregó que jamás escondió su condición de militar, que expresó a la Corte que por nunca haber ejercido el derecho al voto, iba a ser más neutral. También que es la primera vez que una mujer militar, no solamente en la región sino en el país llega a la Corte Suprema de Justicia, lo que la convierte en pionera. Así, agregó que “uno no puede satanizar la condición de una persona por su origen o por ser mujer para saber qué es competente”.

Lombana, quien también es mayor del Ejército, consideró que le vulneraron sus derechos a la igualdad y no discriminación, al buen nombre y la honra, al debido proceso y a la participación en la conformación, ejercicio y control del poder político.

Los demás magistrados de la Sala, después de que el senador Iván Cepeda recusara a Lombana, consideraron que la magistrada podría no ser imparcial por su doble condición de jueza y militar. De esta manera, fue apartada de dos procesos en particular: los que se adelantan contra el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez por supuesta manipulación de testigos. En la recusación de Cepeda, el senador del Polo explicaba que Lombana fue subordinada de Uribe.

Lombana, entonces, argumentó en su tutela que los otros magistrados se habían extralimitado en sus funciones.

“Sin mediar ningún interés particular en los procesos, procedí a instaurar la mencionada acción al no estar de acuerdo con el contenido de la providencia (…) con su decisión, la Sala pone en entredicho mi imparcialidad, independencia, buen juicio, compromiso con la justicia y honestidad”, señaló en el recurso, en el que pidió que no fuera apartada como medida provisional y mientras se resuelve el caso de fondo.