Escuche ahora

Las 50 W

Con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Debe el Gobierno Nacional flexibilizar el porte de armas?

En Partida W, el congresista Christian Garcés y el analista político León Valencia debatieron sobre si se deberían reglamentar permisos especiales para el porte de armas en el país

Christian Garcés y León Valencia debaten en PartidaW. Foto: Partida WCon Juan Pablo Barrientos

Las observaciones hechas por el senador Álvaro Uribe Vélez a la política de seguridad adelantada en el país, derivaron en la petición que hizo al Gobierno Nacional parareglamentar permisos especiales para el porte de armas en las zonas donde los ciudadanos han manifestado su deseo de armarse ilegalmente.

El debate sobre la posibilidad de armar a civiles para defenderse, llegó a los micrófonos de Partida W con el representante a la Cámara Christian Garcés y el analista político León Valencia.

Garcés argumentó que la petición que ha hecho el Centro Democrático al Gobierno no es permitir el porte de armas para todos los ciudadanos -como el caso de Estados Unidos-, sino el de entregar salvoconductos para personas que se vean en situación de inseguridad y donde la presencia del Estado sea mínima. Expresó que la realidad en Colombia es que no se le puede poner un policía a cada persona para que la cuide, y por lo tanto todos tienen derecho a la legítima defensa para protegerse. Puntualizó que la lentitud y la falta de eficacia en las instituciones de justicia, hacen que los colombianos perciban impunidad cuando denuncian los casos de violencia de los que son víctimas.

Por su parte, Valencia dijo que un escenario en el que las armas estén en manos de los civiles, sería una realidad primitiva en la que al Estado le queda grande garantizarle seguridad a sus coudadanos y tiene que instarlos a hacer justicia por mano propia. Fue enfático en que así esta flexibilización sea para casos específicos de zonas consideradas de conflicto, sería insensato pensar que un ganadero o campesino vaya a enfrentar con un fusil a un ejército ilegal. Señaló que abrir el camino hacia quitar la prohibición del porte de armas, incendiaría el país y retrocedería a las épocas del paramilitarismo en el que primaba la ley del más fuerte.