Escuche ahora

Amanecer W

con Wendy Lazcano y Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En julio inicia proceso de contratación de la Avenida Longitudinal de Occidente Sur

Se estima que la ejecución de las obras proyectadas sea de 5 años y que tenga un tráfico promedio diario de aproximadamente 4.000 vehículos al iniciar operaciones.

Imagen de referencia. Foto: YouTube

Con el objetivo de mejorar la movilidad y la conectividad en una de las salidas de la capital del país, la Agencia Nacional de Infraestructura, Ani, confirmó que tiene previsto iniciar en julio próximo el proceso de contratación para la construcción de la Avenida Longitudinal del Occidente (ALO) de Bogotá en su tramo sur, bajo el modelo de Alianza Público Privada (APP).

Esta APP de Iniciativa Privada buscará conectar la Calle 13, al occidente de la capital desde Fontibón hasta la intersección Chusacá, a través de la construcción y mejoramiento de cerca de 24 kilómetros de doble calzada y una alameda de 153 mil metros cuadrados. Este proyecto también incluye una moderna ciclo ruta de más de 10 kilómetros, el cual pretende promover la calidad del aire mediante el uso de la bicicleta y como respuesta al alto flujo de este tipo de transporte que se movilizan por este lugar.

El proyecto original de la Avenida Longitudinal de Occidente está divido en tres tramos, el norte que inicia en el peaje Los Andes y va hasta la Calle 80, el centro que va desde la calle 80 hasta la calle 13, y el sur que inicia en la calle 13 y va hasta Chusacá.

A su vez el tramo sur se dividirá en dos corredores, el primero empezará en Bogotá con una nueva intersección a desnivel sobre la Calle 13 en la “Ye” de Fontibón hasta el río Bogotá, donde se construirá una doble calzada. El segundo corredor estará comprendido entre el río Bogotá e irá hasta la intersección de Chusacá, el cual comprende la construcción de una doble calzada de 14,5 kilómetros, este tramo incluye una intersección a desnivel en la vía Indumil en Soacha.

La inversión del proyecto está contemplada en cerca de 1,057 billones de pesos y las obras durarán cerca de 5 años, sin embargo se tiene previsto tener operativa la primera calzada en el tercer año del proyecto, contado desde la firma del contrato de concesión. Se estima que esta vía tenga un tráfico promedio diario de aproximadamente 4.000 vehículos al iniciar operaciones y el corredor permitirá que el Distrito Capital implemente en un futuro el sistema de transporte masivo entre Bogotá y Soacha.