Escuche ahora

Amanecer W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Las interceptaciones de los supuestos infiltrados en marchas del paro nacional

Según la Fiscalía, estas llamadas probarían cómo se organizaban los enlaces de las disidencias y redes urbanas de las Farc para infiltrar las protestas.

En noviembre de 2019, la Fiscalía interceptó llamadas de investigados como supuestos enlaces con las células de las disidencias de las Farc durante las marchas registradas en Bogotá. Foto: Colprensa

En noviembre de 2019, la Fiscalía General de la Nación interceptó las llamadas hechas entre David Rabelo y Jaime Olarte Torres, alias La abuela, investigados como los supuestos enlaces con las células de las disidencias de las Farc durante las marchas registradas en Bogotá el año pasado.

En los audios, supuestamente los dos hombres hablan sobre la elaboración y compra de materiales explosivos.

Según la Fiscalía, en las llamadas ambos detenidos usan palabras claves sobre “siembra de árboles” y “panadería” para referirse a explosivos, con el fin de evadir a las autoridades que meses atrás les seguían la pista.

En la vivienda de estos hombres fue encontrado un documento titulado ‘Informe estructura urbana Jorge Briceño’, en el que se señala que el objetivo de las células era generar caos en las ciudades.

En otra conversación, un hombre identificado como Víctor Hugo Ruiz se comunica con otra persona de nombre ‘Samuel’ sobre materiales para la elaboración de explosivos.

El 19 de noviembre de 2019, la Fiscalía y la Policía hicieron unos allanamientos, entre ellos uno de la vivienda de Víctor Hugo Ruíz, en la que se encontraron insumos para la fabricación de explosivos como azufre, aluminio y pólvora negra.

En una tercera interceptación, Yeiner Avendaño y Diego Camilo, dos de los implicados, hablan sobre la frustración de sus planes.

Según la Fiscalía, la “comida” y los “almuerzos” eran los insumos para la fabricación de papas bomba que se iban a utilizar contra la Policía.