Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

María Guerrero, la diseñadora más joven de Colombia es #UnaMujerW

Participó en un concurso del colegio y ganó un capital que le permitió formalizar su empresa y vender sus primeras chaquetas a 120 dólares.

Para muchos el diseño de modas requiere años de estudio y preparación. A sus 14 años María podría ser la excepción que confirme la regla:

“Empecé a los seis años a través de un video juego, jugando y molestando. Como que me gustó mucho y dije soy buena en esto, entonces le dije a mi mamá y me metió a una clase y ahí empecé a diseñar y aprender cada vez más. La primera vez que cosí fue a mano un vestido que le hice a una muñeca, y era chiquitico todo lindo, pero después ya fue mejorando y ya a máquina empecé a aprender”.

Esa primera máquina la tuvo al cumplir 9 años. A los 11 empezó su emprendimiento. Participó en un concurso del colegio y ganó un capital que le permitió formalizar su empresa y vender sus primeras chaquetas a 120 dólares:

“Yo diseño camisas, faldas, hoodies, cosas que un adolescente usaría, y me inspiro en todo lo que me rodea, mi nueva colección está inspirada en los pájaros porque al lado de mi casa hay un árbol en donde siempre hay varios colibríes, entonces los veo todas las mañanas y me parece divino y también me inspiro en las mujeres porque ellas todas son divinas siendo ellas mismas y así se tienen que sentir muy empoderadas”.

Aun cuando es sumamente talentosa y ubicada, María sigue siendo una niña y como tal se apoya siempre en su mamá:

“Me ha apoyado siempre. Desde que empecé ella fue la que primero me enseñó a coser un botón y hasta hoy en día sigue apoyándome al 100% y sé que siempre va estar ahí para mí. A veces le dan decaídas y quedo como mal y me pongo triste, ella me dice ‘pero María estás aprendiendo, no mires lo malo que ya aprendiste’, una forma de cómo no hacerlo, siempre está ahí para mí”.

Con menos de 15 años María rechaza los estereotipos de los cuerpos perfectos que a veces imponen y perpetúan las grandes marcas:

“Me parece que deberían tener todo tipo de mujeres. Todas son hermosas. Incluir a las que sean talla cero, porque todas son divinas, en esta nueva pasarela va a ser incluyente y voy a tener niñas con síndrome de Down y vieras la actitud que tienen, o sea modelan mejor que las que están en una academia”.

Por ahora vende sus diseños por redes sociales y en internet. Sueña con tener tiendas en todo el mundo y tiene claro un solo camino:

“Mi sueño es volverme la mejor diseñadora del planeta, desde chiquita ha sido ese, tener como varias tiendas y llegar a ser una diseñadora como Channel”.

María Guerrero, la diseñadora más joven de Colombia es #UnaMujerW