• Actualizado 19 Ene 2022 08:32

Actualidad

Otro expresidente aboga por Uribe en la Corte Constitucional

Daniel Coronell se refirió a la reunión para discutir y quizás determinar el futuro judicial del expresidente Álvaro Uribe.

Otro expresidente aboga por Uribe en la Corte Constitucional

Otro expresidente aboga por Uribe en la Corte Constitucional

00:00

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/366/4175583/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Llegó el día. Hoy por primera vez se reúne la Sala Plena de la Corte Constitucional para discutir y quizás determinar el futuro judicial del expresidente Álvaro Uribe. Inesperadamente, otro expresidente de la República se sumó a las voces que piden a la Corte Constitucional que falle políticamente a favor del imputado Uribe.

En El Reporte Coronell vamos por partes.

Los nueve magistrados deben establecer si otorgan una acción de tutela invocada por el expresidente Uribe, y ya rechazada por el Tribunal Superior de Bogotá. El propósito de la tutela es quitarse de encima la condición judicial de imputado que le impuso un juez al establecer que ese era el estado en que estaba cuando renunció al Senado, para escapar a la jurisdicción de la Corte Suprema y quedar en las manejables manos de la Fiscalía, controlada por el gobierno.

Si le conceden la tutela y --en consecuencia-- deja de ser imputado, la Corte Constitucional le estaría dando a la Fiscalía un cheque en blanco para que archive el caso sin tener que pasar por un juez.

Es decir el fiscal/defensor Gabriel Ramón Jaimes quedaría con la facultad de concluir abruptamente la audiencia de preclusión --que se adelanta actualmente y que tantas verdades está revelando-- y cerrar el proceso a favor del expresidente.

Esta es una votación que marcará de manera indeleble la carrera de los magistrados de la Corte Constitucional que hoy deciden:

A esta hora, hay cuatro a favor de que continúe el proceso a Uribe. Cuatro en contra y uno indeciso: 4-4-1

La ponencia del magistrado Alejandro Linares es contraria a los intereses del señor expresidente Álvaro Uribe por razones de fondo: El piensa que el juez actuó en derecho, y que Uribe debe seguir imputado. También por motivos de forma: El ponente considera que como la defensa del expresidente retiró la impugnación del fallo de primera instancia de esa tutela, que fue desfavorable a Uribe, pues no agotó la vía judicial y en esa medida la tutela no puede ser revisada por la Corte porque existían mecanismos distintos para reclamar y la defensa de Uribe voluntariamente decidió no usarlos.

Como sea los cuatro magistrados que votarían para que Uribe siga imputado y continúe el proceso por soborno de testigos y fraude procesal son el ponente Alejandro Linares, el magistrado penalista José Fernando Reyes, la magistrada Cristina Pardo conservadora y la magistrada liberal Diana Fajardo, ellas dos pocas veces están de acuerdo pero esta vez parecen compartir su concepto contra esa tutela.

Los cuatro que votarían como le conviene a Uribe son la magistrada Paola Meneses, que como ustedes saben llegó a la Corte Constitucional gracias a que fue compañera de colegio del presidente Iván Duque. Nada más.

La magistrada Gloria Ortiz, elegida por la Corte Suprema de Justicia pero muy cercana al actual gobierno y quien además tiene la esperanza de que su pareja, el abogado Luis Ramiro Escandón, entre al Consejo de Estado, lo cual sería más fácil con el respaldo de los amigos del gobierno.

El tercer votante a favor de Uribe es el controvertido magistrado Alberto Rojas Ríos quien vive muy agradecido con el gobierno Duque por lo que hizo para lograr la extensión de su período y, como si fuera poco, tiene una ruido permanente en el oído a favor de Uribe. Ese ruido viene de la magistrada Martha Lucía Olano, allegada suya, miembro del Consejo Superior de la Judicatura y esposa de Jorge Noguera Calderón, el vicerrector de la Universidad Sergio Arboleda, virtual alma mater del uribismo.

El cuarto es Antonio José Lizarazo, quien casi nunca sorprende. Habitualmente vota por el más poderoso y nadie más poderoso que el expresidente Uribe.

A todo esto se le suma la intervención no esperada de otro expresidente.

Rojas y Lizarazo, además otros magistrados, han recibido en los últimos días llamadas del expresidente y jefe del Partido Liberal César Gaviria, que está pidiendo que voten como le conviene a Álvaro Uribe.

Sí, tal como lo oyen. Por alguna razón, el expresidente Gaviria se sumó al grupo de quienes buscan que la Corte decida revisar la tutela y falle como le conviene al expresidente Uribe.

Gaviria no invoca razones jurídicas sino totalmente políticas y de conveniencia. De acuerdo con su tesis, si Uribe es procesado todos los expresidentes de Colombia podrían terminar en la cárcel.

Nadie ha entendido muy bien las razones por las que dice eso pero el expresidente Gaviria muestra el ejemplo del Perú para sustentar su apocalíptica teoría.

Pocos parecen creer en el “coco” creado por el expresidente Gaviria pero a los magistrados Rojas y Lizarazo les sirve cualquier pretexto para ratificarse en su apoyo a Uribe y además vestirlo de garantismo.

El noveno magistrado, el indeciso, y el que puede terminar desempatando esta final de infarto, es Jorge Enrique Ibáñez. Conservador, javeriano y compañero de estudios de Jaime Granados, el defensor del expresidente Uribe.

Ibáñez no está convencido de los argumentos de fondo de la ponencia de Alejandro Linares pero, en cambio, está prácticamente seguro de que la tutela es improcedente porque Granados, su antiguo compañero de pupitre, la embarró -por decirlo de la manera más suave- retirando la impugnación del fallo de primera instancia.

Sí Ibáñez sigue creyendo eso a la hora de votar, Uribe permanecerá imputado y el proceso persistirá. Pero si cambia de parecer, por la razón que sea, el jefe del Centro Democrático continuará disfrutando de su condición de intocable.

Hay grandes presiones para que la decisión sea tomada hoy miércoles, con la esperanza de que beneficie al expresidente Uribe y  de paso suspender la reveladora audiencia de preclusión que está programada para seguir mañana con la participación del exfiscal Eduardo Montealegre, cuyos argumentos se anticipan especialmente molestos para el imputado.

Sin embargo, otros apuestan a que la votación se va a posponer nuevamente para la próxima semana y así esta película de suspenso continuará.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad