Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Se cumplen tres años de la muerte del líder revolucionario cubano Fidel Castro

Así fue la vida de altibajos del icónico líder que marcó la segunda mitad del siglo XX.

Fidel Castro, líder de la revolución cubana. Foto: Getty Images

Cuba, la isla más grande del mar Caribe, está a tan solo dos horas del territorio estadounidense, pero a millones de años luz de su forma de concebir la política, especialmente porque esta isla tiene una larga historia de lucha en contra del colonialismo estadounidense.

Algunas naciones latinoamericanas quieren salir de la pobreza, pero los cubanos pusieron por encima de todo su libertad. Los cubanos no se han rendido a sus sueños de libertad de cara a invasiones coloniales o a bloqueos comerciales de imperialistas.

Fidel Castro, el líder más longevo de la historia de Cuba y el jefe de Estado no monárquico que más ha durado en el cargo en el siglo XX y XXI, fue quien dirigió la marcha de independencia que inició el héroe nacional José Martí en el siglo XIX.

Fidel nació en 1926 como hijo ilegítimo de un rico agricultor de caña de azúcar que emigró a Cuba desde España. El que sería el más grande líder cubano creció hasta convertirse en uno de los líderes más recordados del mundo a través de su incesante lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista y del imperialismo estadounidense.

La Revolución se consagró la noche de Año Nuevo en 1959, cuando los rebeldes liderados por Fidel, su hermano Ramón, Ernesto "Che" Guevara y Camilo Cienfuegos lograron vencer al régimen dictatorial del general Batista, quien se tomó el poder tras un golpe de Estado en 1952.

La tácticas de guerra implementadas por Fidel debilitaron al Ejército de Batista, que contaba con un pie de fuerza de unos 35.000 hombres, el cual finalmente colapsó.

Batista fue el primer indígena líder de Cuba y en un principio fue muy popular entre la población, pero con los años se volvió un dictador autoritario muy cercano a Estados Unidos y a la mafia internacional, dueña de hoteles y casinos en la isla a expensas de los cubanos más pobres.

Cualquier oposición al estado policial de Batista fue brutalmente silenciada mediante encarcelamiento y ejecuciones extrajudiciales.

"Ni ladrones, ni traidores, ni intervencionistas; la revolución es real"

Arrestado por el régimen en 1953, luego de su intento fallido de capturar el cuartel militar de Moncada, Fidel compareció ante el tribunal en octubre y, como licenciado en derecho por la Universidad de La Habana, decidió testificar en su propia defensa. Sin embargo, el tribunal lo condenó a 15 años de prisión.

Cuando Batista declaró una amnistía general, luego de dos años de prisión, Fidel volvió a ser un hombre libre. Se rumora que lo único que lo salvó de la ejecución fue su influyente suegro, que era ministro en el gobierno de Batista.

Se exilió en México, donde conoció al icónico revolucionario 'Che' Guevara, que estaba más cerca de Raúl. 'Che', un médico argentino, inicialmente se unió al Movimiento 26 de Julio de Fidel para ayudar a los heridos, pero pronto estuvo en la primera línea de la lucha en las montañas de la Sierra Maestra del este de Cuba en 1956.

(Lea en W: Escritor cubano habla sobre su libro de Fidel Castro y su relación con la revista Playboy)

Cuando estaba trabajando para llevar a cabo la misma revolución en Bolivia, el 'Che' fue capturado y ejecutado sumariamente por el régimen boliviano respaldado por la CIA en 1967. Fidel lo convirtió en mártir en Cuba e instó a todos los niños cubanos a ser como el 'Che'.

Fidel, Raúl, Guevara, Huber Matos, Camilo Cienfuegos y un puñado de otros rebeldes llegaron a Cuba en el Granma, un barco comprado en Miami a través de donaciones de exiliados cubanos que se oponían a la tiranía de Batista.

Fidel usó magistralmente el canal de radio 'Radio Rebelde', lanzado en 1958, para comunicarse con el mundo y convencer a los cubanos de unirse a la causa revolucionaria.

Una vez llegó al poder en Cuba, nacionalizó las granjas y empresas propiedad de Estados Unidos, de acuerdo con la promesa que les había hecho a cientos de miles de cubanos en un discurso histórico en La Habana en 1959, y luego comenzó a cortejar a la Unión Soviética para mantener su agenda socialista.

Al perder el gobierno títere de Batista en Cuba y desafiado por el cuadro de Fidel, Washington impuso sanciones económicas y lanzó un fallido intento de golpe de Estado en 1961, a través de exiliados cubanos en la Bahía de Cochinos.

Fidel respondió a las amenazas intensificando su lucha contra Estados Unidos y permitiendo que la Unión Soviética colocara misiles nucleares en Cuba, un movimiento arriesgado que casi resultó en una guerra nuclear. Así comenzó la disputa directa entre Cuba y Estados Unidos.

Cuba se benefició de la ayuda soviética, lo que le permitió al país construir sistemas de salud y educación bien considerados, pero los opositores de Fidel afirmaron que la economía controlada de manera centralizada tuvo un mal desempeño y que los cubanos no tenían libertad real.

(Lea en W: Uber le permitirá a usuarios grabar audio durante sus viajes)

También fue criticado por encarcelar y matar a miles de disidentes, incluidos algunos de sus camaradas revolucionarios como Camilo Cienfuegos y Huber Matos durante el periodo de consolidación de la revolución.

Después del colapso de la Unión Soviética en 1991, todos pensaron que Cuba era la siguiente en la línea. Pero en palabras del embajador de Cuba en Turquía, Luis Alberto Amaros Núñez, la nación caribeña sobrevivió "porque Cuba era socialista de una manera cubana y nunca se convirtió en un Estado satélite soviético".

"Nunca negamos la ayuda soviética en la supervivencia de la revolución, pero Cuba siempre ha sido un país independiente", le dijo a la Agencia Anadolu. Con respecto a los rumores sobre el destino de la amistad de Fidel y el 'Che', Amaros dijo que "siempre fueron buenos amigos y que se apoyaron mutuamente hasta el final".

"La historia me absolverá"

A pesar de los problemas económicos, muchas de las reformas sociales de Fidel siguieron siendo populares y la población apoyó en gran medida los "logros de la revolución" en educación, atención médica y construcción de carreteras, así como la política del gobierno de "democracia directa".

Su vínculo con los cigarros, una de las principales exportaciones de Cuba, era como el vínculo que tenía Popeye, el personaje de dibujos animados, con las espinacas. Era aficionado a los cigarros hasta que finalmente dejó de fumar cuando tenía 59 años. “Decidí dejarlo. Nadie me obligó", dijo en su libro 'Mi vida'.

Le apasionaba tanto su causa que nunca permitió que otros escribieran sus discursos.

Se casó con Mirta Diaz-Balart en 1948, fue de luna de miel a la ciudad de Nueva York y se divorció siete años después, cuando estaba exiliado en México. La pareja tuvo un hijo, Fidel Ángel, conocido como 'Fidelito', cuya custodia fue otorgada a su madre.

Sus ideas y encanto inspiraron a millones de revolucionarios y un buen número de mujeres estaban enamoradas de Fidel. Según algunos informes, Fidel tuvo alrededor de 10 niños con varias mujeres. La vida de ningún líder estaba tan llena de extremos y altibajos, uniendo y polarizando a las personas, todo al mismo tiempo.

(Le puede interesar: Francisco aboga por decisiones revolucionarias en materia energética)

La adhesión del Ejército y el pueblo de Cuba a Fidel se mantiene fuerte en el siglo XXI y el orgullo revolucionario sigue siendo como el primer día.

La lucha de Fidel y la revolución cubana inspiraron a muchos movimientos antiimperialistas a movilizarse contra el poder británico, francés y estadounidense en Oriente Medio y en otros lugares.

Fidel arriesgó su vida por la liberación de Cuba de la dominación extranjera en numerosas ocasiones y murió de causas naturales a la edad de 90 años, el 25 de noviembre de 2016.

No se equivocó cuando dijo que "la historia me absolverá" en un discurso de cuatro horas pronunciado el 16 de octubre de 1953, durante su propia defensa en la corte por los cargos presentados contra él después de que dirigió un ataque contra el Cuartel Moncada.

(Lea en W: “Colombia con P mayúscula”: la frase de Duque que es tendencia)

Sin duda alguna, el líder cubano "murió como vivió", como dice la la letra de la famosa canción 'El Necio', de Silvio Rodríguez, compuesta en homenaje a Fidel.