Escuche ahora

Julio Sánchez Cristo DJ

Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

“Yo busqué en Lucifer lo que no encontré con Dios” Víctor Damián Rozo

El fundador del Templo Luciferino Semillas de Luz habló en La W sobre lo que significa para él el templo y la decisión que implica cerrar el establecimiento.

Víctor Damían Rozo. Foto: Redacción W Radio

Héctor Londoño Villegas, más conocido como Víctor Damián Rozo, es el fundador de la Asociación Templo Luciferino Semillas de Luz, ubicada en la vereda de Aguacatal, municipio de Quimbaya, Quindío. Este templo que como su nombre lo indica, rinde homenaje a Lucifer y es por esto que, desde la Presidencia se designó a Beatriz Lorena Ríos, directora técnica de Asuntos Religiosos, como gobernadora ad hoc para decidir si el templo debe o no cerrarse.

Luego de que se conociera la decisión de cerrar el templo, ‘Damían Rozo’ habló en La W sobre lo que significa esta decisión para él, “es una pataleta del gobernador de Quindío que es un sacerdote. Él fue el primero en Salir en medios diciendo que no estaba de acuerdo y también el primero en solicitar la revocación de la resolución jurídica.”

Según Damían, el proceso siguió su rumbo y es por eso que se designó a Beatriz Rios, “no es que lo quieran cerrar, es que debido a tanta presión del gobernador, quieren investigar si yo puedo continuar con la resolución jurídica. Pero obviamente yo voy a ganar porque estoy respetando la Constitución, esto no me hace una persona ilegal.”

Sobre lo que se hace dentro del templo comentó que: “adoramos a Lucifer, nosotros nos reunimos para hablar de él y darle gracias. Nosotros lo vemos como un ángel de luz, como un verdadero Dios.”

El fundador empezó a adorar a Lucifer debido a que nunca recibió respuesta de Dios, y por esto decidió orar ante él y desde entonces empezó a ver resultados y a encontrar paz interna.

En cuanto a las personas que pueden entrar a este templo expresó que es un lugar que se abre sólo 2 veces al mes cuando recibe amigos internacionales que creen en Lucifer.

Para finalizar, el colombiano comentó que sí le vendió el alma al diablo porque renunció a Dios, a todas las creencias que les enseñan a las personas desde pequeñas. Además, agregó que el infierno no existe, pues es un mito creado por la iglesia católica.