Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Por un polvo que no me eché me llevaron presa: Angélica Ramírez

Sofía Reyes y Angélica Ramírez hablaron en La W sobre los tratos abusivos por parte de personal de seguridad de Carulla, quienes las acusaron de robo.

Sofía Reyes y Angélica Ramírez hablaron en La W sobre los tratos abusivos por parte de personal de seguridad de Carulla, quienes las acusaron de robo. . Foto: Redacción W Radio

Las jóvenes de 20 y 26 años son estudiantes universitarias de Barranquilla y Santa Marta, ellas se encontraban comprando en el Carulla de la 63 unos polvos para la cara. Una de ellas tenía unos polvos usados y decidió sacarlos para poder comprar uno del mismo tono; después de esto, se dirigieron a cancelar el producto a la caja. Al momento de salir de Carulla, Reyes y Ramírez fueron abordadas por el guardia de seguridad, quien les dijo que tenían que dirigirse a la bodega para una requisa.

“Llegó el guardia de seguridad a decirme ‘ustedes se robaron esos polvos y en las cámaras de seguridad sale que ustedes se los guardaron.’ Sin importar la insistencia de las jóvenes quienes le explicaron lo sucedido, el guardia decide llamar a la policía, quienes tiempo después llegan al lugar y expresan: ‘nosotros somos unos mediadores y realmente no venimos a discutir con nadie, quedan arrestadas por el delito de hurto calificado.’

Sin ningún tipo de prueba, son arrestadas por la Policía Nacional y son expuestas públicamente como ladronas. Angélica fue llevada al CAI de Lourdes, mientras que Sofía trataba de comunicarse con su familia. “Si el gerente retira la denuncia, no pasa nada”

Por su parte, Angélica tuvo que pasar el proceso de detención como cualquier otro preso, le tomaron las fotos, huellas y le asignaron una celda. Tiempo después la abogada de Carulla llama a pedirles perdón: “ya revisamos las cámaras, todo fue un error, ya vamos a retirar la denuncia.”

Finalmente, Ramírez fue dejada en libertad y sin ningún tipo de cargos.