Escuche ahora

Las 50 W

Con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Qatar no está muerta: aún puede robarle el alma a Argentina

La pelea será a muerte. Ambas escuadras están obligadas a ganar para soñar con pasar segundas en el Grupo B, aunque dependerán del resultado entre Colombia y Paraguay.

Qatar no está muerta: aún puede robarle el alma a Argentina. Foto: Getty Images

Tras perder la batalla, el ejército escarlata reagrupa sus tropas. Le sobreviven su sólida defensa y veloz delantera. Qatar aún puede avanzar en Copa América, y para ello necesita caerle encima a la atribulada Argentina de Messi, que no ha visto el triunfo en el torneo.

La pelea será a muerte. Ambas escuadras están obligadas a ganar para soñar con pasar segundas en el Grupo B, aunque dependerán del resultado entre la líder y ya clasificada Colombia ante Paraguay.

Derrotando a los dirigidos por Lionel Scaloni, Qatar -con 1 punto al igual que la Albiceleste- puede aspirar a la segunda vacante del grupo si los cafeteros vencen a los guaraníes.

En caso de triunfo o empate paraguayo, los escarlatas, a pesar de que consigan vencer a Argentina, tienen que rezar para quedar entre los dos mejores terceros de los tres grupos en competencia.

 

- Transición defensa/ataque -

 

Qatar, campeón de la Copa de Asia, resistió la embestida cafetera hasta el minuto 85, cuando Duván Zapata venció al portero Saad Alsheeb con un cabezazo tras una precisa habilitación de tres dedos de James Rodríguez.

El golero había estado soberbio durante casi todo el duelo, apoyado en una sólida defensa. Incluso los atacantes participaban de la zaga cuando hacía falta, bloqueando los intentos de Cuadrado, del propio James y de Roger Martínez.

"Era un partido muy complicado y era muy importante la paciencia. Supimos contrarrestar el arma de ellos que era la transición rápida de defensa a ataque", confesó Gustavo Cuellar, mediocampista del Flamengo.

El DT catarí es el español Félix Sánchez, formado en La Masia, la academia del FC Barcelona. Un hábil estratega que hizo su tarea ante Colombia y ante Paraguay.

Los cataríes se defendieron con éxito la mayor parte del encuentro pero no pudieron desplegar el fútbol ofensivo y vistoso que exhibieron en su debut, cuando empataron 2-2 ante los guaraníes, con un tiqui-taca que por momentos hizo recordar al toque del cuadro culé.

 

- Improvisación vs proceso -

 

Lo que se impuso en el partido ante Colombia fue la experiencia del técnico colombiano Carlos Queiroz, que ha motivado a su equipo a ser paciente y persistente y ha conseguido un grado de madurez que les permitió insistir hasta lograr el triunfo.

Un desespero de último minuto hubiera sido fatal para los cafeteros. Quien desee vencer a Qatar en el próximo juego necesita de esa tenacidad que, hasta ahora, no ha demostrado Scaloni en Argentina.

"Encajar un gol en minutos finales, cuando el partido va empatado... te vas con la amargura de no haber podido puntuar pero también hemos de valorar que el equipo ha competido con un gran rival", confesó Sánchez.

El español considera a Colombia como uno de los mejores equipos del mundo y sabía que no podía plantearle un juego mano a mano como lo hizo con Paraguay. Así que resistió por 85 minutos en la línea de defensa.

Su rival Scaloni, se estrenó como DT de Argentina a fines de 2018. Ha trabajado con los juveniles del Mallorca en España y formó parte del staff de Jorge Sampaoli en el Sevilla y en la selección de mayores de Argentina. Además fue designado junto con Pablo Aimar para dirigir la Sub-20 albiceleste.

Sánchez, por su parte, ha dirigido nada menos que la juvenil A del Barcelona y la Sub-19, Sub-20 y Sub-23 de Qatar. Es decir, el proceso completo de los árabes.

"El partido contra Argentina va a ser muy duro (...), pero no se nos puede olvidar que llegaremos con opciones de pasar de fase (...) Sabemos que va a ser tremendamente difícil porque el potencial de Argentina todo el mundo lo sabe", ha dicho Sánchez.

Lo único que ha conseguido la Albiceleste hasta ahora es un gol de penal de su máxima estrella, un Lionel Messi que cada vez está más solo en el campo.

Este domingo en Porto Alegre, cuando suene el silbato, los invitados árabes al torneo continental más antiguo del mundo pueden eliminar en primera fase a la 14 veces ganadora de esta copa. Y de paso amargarle la vida al, para algunos, mejor futbolista de la historia.