Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¡Historica!, así fue la primera caminata espacial femenina

Christina Koch y Jessica Meir fueron las astronautas protagonistas al adelantar una caminata espacial para reemplazar una batería exterior a la Estación Espacial Internacional.

Protagonistas de la primera caminata espacial exclusivamente femenina. Foto: @Nasa/ Twitter

Con éxito se llevó a cabo, según la NASA la primera caminata espacial exclusivamente femenina, adelantada el pasado viernes  por las astronautas Christina Koch y Jessica Meir, quienes salieron de la Estación Espacial Internacional con el objetivo de reemplazar una batería defectuosa de dicha estación.

El hecho calificado como histórico se llevó a cabo el pasado viernes en horas de la mañana, al ser la primera caminata espacial exclusivamente de mujeres; no obstante es importante mencionar que para  una de las astronautas no era su primera acción de este tipo, pues en su recorrido individual, ya había adelantado operaciones sililares en compañia de hombres. La NASA precisó que se trató de la cuarta caminata de Koch, y la primera para Meir, sobre quien destacaron que con este hecho se convirtió en la 15° mujer en adelantar una caminata espacial, y la número catorce de nacionalidad estadounidense.

La agencia espacial también reveló detalles de la operación, señalando que esta se demoró más de lo planeado originalmente; 5 horas y media, y que la misión se extendió hasta las 7 horas con 17 minutos. 

Las autoridades espaciales también revelaron que durante la misión se utilizaron trajes diferenciados con el fin de poder identificar a las astronautas, empleado Koch un traje con rayas rojas, y su compañera un traje sin rayas. 

La ocurrida en días pasados es una misión histórica al tratarse de una misión espacial exclusivamente conformada por mujeres, no obstante es importante recordar que para las autoridades espaciales dicho hecho ya había estado planeado con antelación en el mes de marzo, pero se había frustrado por la no existencia en la Estación Espacial Internacional de trajes adecuados, de las tallas correspondientes, en ese momento a las astronautas Korch y Anne McClain.