Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Por primera vez se cancela la producción de petróleo en Irak debido a las protestas

Las manifestaciones que comenzaron el primero de octubre, han dejado 460 personas muertas y 19 mil heridas.

Protestas en Irak paran la producción del petróleo . Foto: Getty Images

El portavoz del Ministerio de Petróleo iraquí, Asim Yihad, afirmó este domingo en un comunicado que un grupo de manifestantes en la ciudad de Nasiriya organizó una protesta frente al pozo petrolero y evitó que los empleados realizaran su trabajo, lo que ocasiono que la producción se suspendiera temporalmente.

Yihad señaló que los manifestantes impidieron el transporte 80 mil barriles de petróleo crudo.

El portavoz informó que se había registrado escasez de producción de petróleo al sur del país y por tal motivo se reforzaría la seguridad de los pozos en la provincia de Basora.

Con esto es la primera vez desde el 1 de octubre, cuando comenzaron las manifestaciones en Irak, que se registra un corte en la producción de petróleo, que representa el 90% de los ingresos del país.

Durante el sábado, los manifestantes antigubernamentales se empezaron a reunir frente al pozo de petróleo en Nasiriya, el centro de la provincia de Zikar. Los manifestantes habían bloqueado las carreteras principales de la zona.

Las manifestaciones en Irak

El descontento generalizado ha estado creciendo en Irak en los últimos años debido al aumento del desempleo, la corrupción en el gobierno y escasez de servicios básicos. Muchos residentes tienen acceso limitado a electricidad y agua potable. Las manifestaciones que comenzaron el primero de octubre, han dejado 460 personas muertas y 19 mil heridas.

El desempleo en la población joven en Irak es de alrededor del 25%, según cifras del Banco Mundial. Irak también es el duodécimo país más corrupto del mundo, según varias organizaciones que controlan los niveles de transparencia mundial.

Durante las manifestaciones, 2.700 activistas fueron detenidos, mientras que se desconoce el destino de 56 manifestantes secuestrados por individuos desconocidos.

El primer ministro iraquí, Adil Abdul-Mahdi, tuvo que renunciar el 29 de noviembre debido a la presión de las manifestaciones antigubernamentales.