Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

"En la JEP no hay avances en la investigación del atentado al Nogal"

Las víctimas cuestionan si hubo omisión del Estado para evitar los hechos. Para la Procuraduría, este delito no es amnistiable y pidió que se abra un 'macrocaso' para la verdad.

"En la JEP no hay avances en la investigación del atentado al Nogal". Foto: Colprensa

El 7 de febrero de 2003, la antigua guerrilla de las Farc, con la justificación de que en el Club el Nogal se reunían políticos y miembros de la fuerza pública con paramilitares, hizo estallar un carro bomba que dejó más de 200 víctimas.

17 años después, el hoy senador de las Farc, Carlos Antonio Lozada, reiteró su arrepentimiento por los hechos a las víctimas del atentado terrorista: "pido perdón en nombre miles de hombres y mujeres de las Farc que firmamos el acuerdo de paz, nada justifica esos hechos, por la dimensión de la tragedia que desencadenó".

Para Bertha Fríes, una de las voceras de las víctimas, en la JEP no ha existido ningún avance en la investigación de los hechos y solicitó que se establezca si el Gobierno de la época omitió información que indicaba los planes criminales de las Farc: “queremos que se compruebe si es son ciertas las sospechas de que el Estado pecó por omisión y acción expuso a la población y teniendo la oportunidad de prevenir el ataque terrorista, no tomo las medidas para evitarlo".

Para la delegada ante el tribunal de paz, Mónica Cifuentes, es necesario que estos hechos tengan una investigación exhaustiva por eso solicitó a los magistrados que se abra un macrocaso para investigar todo lo relacionado con el atentado terrorista.

De igual manera, el ministerio público también hizo énfasis en que "el atentado contra el Club el Nogal no es amnistiable ya que  los métodos y medios de guerra ilícitos son un crimen de guerra y  en ese caso no se respetaron los principios del derecho a la guerra y se atentó contra civiles  que no participaban en el conflicto".

Por eso, para la Procuraduría, si los responsables de este hecho - uno de los más sangrientos en contra de la población civil - reconocen su responsabilidad, podrán recibir las sanciones establecidas por la justicia transicional