Ciudades

Selecciona tu emisora

Embarcación extranjera cumple un mes fondeada en Santa Marta sin agua ni electricidad

Catorce marineros que permanecen en la embarcación aseguran que la poca comida que les quedaba se le ha podrido. La sed, el hambre y el COVID-19 amenaza con atacarlos.

Embarcación extranjera cumple un mes fondeada en Santa Marta sin agua ni electricidad. Foto: DIMAR

Embarcación extranjera cumple un mes fondeada en Santa Marta sin agua ni electricidad

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Han pasado 30 días luego de que el Nissi Commander I, proveniente de República Dominicana, fondeara de manera accidental en Santa Marta. Su destino era Barranquilla, pero la falta de comida y las condiciones mecánicas los obligó a desviar. Cargado con graneles líquidos, los 14 marinos de cubierta padecen a bordo y aseguran que viven como animales.

Rubén García, un peruano que subió al buque el pasado 2 de octubre, narra que la empresa que los contrató solo les cumplió un mes con las obligaciones, después empezó la escasez de alimentos, de agua y hasta del fluido eléctrico. Narra que le tocó recolectar agua de los aires acondicionado para poder suplir algunas necesidades, también defecar en bolsas, porque al estar apagado el buque los baños no funcionan.

Según Pastor Jaramillo, abogado que denunció el caso, la crisis sanitaria que enfrenta la tripulación obedece al abandono del propietario del navío, quien ha incumplido con los deberes contractuales. “Los ha abandonado a su suerte, pero desconozco por qué ha sucedido, ya que tengo buenas referencias de los responsables de la embarcación”, indicó Pastor.

García explica cómo durante este tiempo han pasado días enteros sin bañarse y además cómo reciben la comida que les llega en una lancha como domicilio, recalca que es grave el riesgo de contagio de COVID-19, dado que, en la motonave no hay forma de desinfectar los recipientes en los que almacenan la comida.

Cuando se apagaron los motores nosotros teníamos algo de comida y todo eso se dañó, lo tuvimos que botar al mar. La lancha lleva solo almuerzo  y cena, enviaron un generador para poner 2 luces en el barco”, dijo el marinero de cubierta quien desembarcó del Nissi Commander I.

Por otro lado, Pastor Jaramillo ha cuestionado el papel de la Secretaría de Salud distrital  que “no ha delegado un comité sanitario que haya llegado hasta el barco”.

 

¿Qué responde el armador?

Según la firma de abogado Torres, apoderado judicial de ‘Líneas GH EU’, al interior del tanquero no existe tales vulneraciones sanitarias, además que el armador no ha abandonado el buque y que por el contrario, siempre ha estado en conversación con la Capitanía de Puerto.

Asimismo, dijeron que la denuncia hecha por Pastor Jaramillo está recreada por “imágenes descontextualizadas  mintiendo sobre supuestos hechos y situaciones que no ocurrieron.

El informe de la DIMAR

La Dirección General Marítima (DIMAR) informó que a la fecha el buque presenta desabastecimiento de combustible para operar y zarpar. La Capitanía de Puerto continúa con el recaudo probatorio que permitirá establecer las causas que originaron dicha situación, y determinar si hay lugar a sanciones administrativas.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?