Escuche ahora

En Casa con La W

Con Sebastián García y Eduardo peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Empleados de Valorcon denuncian que están sin salud por falta de pago

Este mes la empresa de Julio Gerlein pagó solo una de las tres quincenas que les adeudaba a sus trabajadores.

Hace dos meses la compañía no realiza aportes a la salud. Foto: Getty.

Preocupados se encuentran los empleados de la constructora Valorcon, del empresario Julio Gerlein, porque no tienen acceso a la salud, en medio de la crisis sanitaria que está viviendo el mundo, por la falta de pago de la entidad.

“Hace dos meses que no hacen aportes de salud y este mes apenas pagaron una de las tres quincenas que nos debían”, asegura un trabajador del área de seguridad de la compañía.

Para el denunciante, esta es una situación muy compleja ya que no tiene ingresos adicionales y depende del pago de su salario para comer, cubrir sus gastos y los de su familia. Esto lo ha llevado a endeudarse tras pedir frecuentemente dinero prestado a sus familiares y amigos más cercanos para poder sobrevivir.

Además, manifiesta que a aquellos compañeros que fueron enviados a sus casas de vacaciones les anunciaron que iban a recibir solo el pago de nueve días y no la quincena completa.

Le puede interesar: Peajes en la vía al Mar Barranquilla – Cartagena se siguen cobrando pese a orden nacional.

Otra de las personas que trabaja para la empresa constructora afirma que está desesperado por los pagos atrasados y también por la situación que vive con su esposa, quién sufre de cáncer.

“No tenemos acceso a los tratamientos y es difícil conseguir los medicamentos que ella necesita porque son muy costosos. No tengo dinero para comprarlos”, explica el denunciante.

El trabajador señala que en reiteradas ocasiones ha buscado junto a sus compañeros ayuda del ministerio del Trabajo, pero cuando exponen el caso, y mencionan el nombre de la empresa ante los funcionarios, ellos se ríen e incluso comentan que el empresario prefiere pagar la multa que la quincena de sus empleados.

La W trató de contactarse con las personas que están a cargo de la compañía, pero no fue posible.