Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Colombiana intenta modificar los genes humanos para que resistan más tiempo en el espacio

La investigadora Alejandra Sierra comentó que se están realizando estudios para poder determinar cuáles son los cambios que sufren los astronautas durante su estadía en el espacio.

En el espacio, como el sistema inmune funciona de forma diferente, no sabemos qué agentes pueden representar un riesgo: Alejandra Sierra. Foto:

La investigadora colombiana María Alejandra Sierra, quien trabaja como bioinformática en Mason Lab de Weill Cornell University (Medicine), hace parte del equipo que estudia la microbiota de los astronautas, de los trajes espaciales y la Estación Espacial Internacional.

Según un artículo publicado en el diario The New York Times, que evoca las investigaciones de un equipo de científicos de dicha universidad, existe la posibilidad de modificar los genes de los astronautas para que puedan aguantar viajes de larga estancia en el espacio.

El director del laboratorio de Sierra, Chris Mason, ha explicado que si los científicos lograran hallar la manera de lograr que las células humanas se hicieran más resistentes a los efectos de la radiación, los astronautas podrían permanecer más saludables en el espacio por más tiempo. Así, una forma que los científicos consideran para este fin está en el campo de la ingeniería epigenética, que implicaría “activar” o “desactivar” la expresión de genes específicos, explicó Mason.

En diálogo con La W, Sierra se refiere al año en el espacio en 2015 del astronauta Scott Kelly y la comparación con su hermano gemelo, Mark Kelly, que se quedó en tierra: “Se tomaron muestras de todo tipo antes, durante y después del vuelo para compararlas y ver qué pasa con el ser humano ante estas condiciones (…) es un estudio inicial para determinar qué pasa con el cuerpo, los genes y la microbiota durante los viajes espaciales”.

De esta manera, los investigadores exploran la posibilidad de combinar el ADN de otras especies (tardígrados) con células humanas, con el propósito de para hacerlas más resistentes a los efectos nocivos de los vuelos espaciales como, por ejemplo, la radiación.

Según Mason, existe la posibilidad de que este proyecto de edición genética de humanos para viajes espaciales entre a formar parte de los cambios naturales en la fisiología humana tras vivir en Marte durante varios años.

====================

Lea en La W: