Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Me fracturaron un diente, lo taparon con porcelana y no me dijeron: Manuela Gómez

La exprotagonista de Novela contó en Sigue La W cómo fue que perdió su dentadura por un diseño de sonrisa mal realizado y aseguró que ya no puede usar sus dientes naturales.

Manuela Gómez, reconocida actriz colombiana, relató en Sigue La W que “me dejé llevar e influenciar porque veía a sonrisas perfectas. Lo natural ya no gusta y no sirve”, explicando que “me advirtieron que no me hiciera un diseño de sonrisa, pero no hice caso; quería estar bonita y a la moda”.

“En Bogotá me hice el primer diseño de sonrisa por recomendaciones de otros artistas, pero me quedó horrible. Cuando sonreía se veía como una pasta pegada en los dientes, ni siquiera se veían las particiones entre los dientes”, explicó Gómez. Como solución fue a Medellín a verse con una odontóloga, y ahí “empezaron los problemas más grandes. Cuando me removieron las resinas, me partieron un diente por toda la mitad y lo taparon con porcelana para que no me diera cuenta”.

La actriz colombiana afirmó que “los centros odontológicos no le ponen el suficiente cuidado y atención al cliente y paciente porque tienen una hora para colocar la sonrisa”. El proceso, según Gómez, continuó por un dolor en sus dientes: “busqué una segunda odontología, removieron todo el diseño y fue una catástrofe”.

Gómez aclaró que sus declaraciones no son para atacar al gremio odontológico, debido a que “solo fueron dos personas, no estoy generalizando”. “Decidí callar mucho tiempo para no generar polémica, pero me cansé porque tengo problemas en las encías inflamadas, problemas en los dientes frontales”, declaró.

“Lamentablemente tengo que usar toda la vida diseño de sonrisa, no puedo volver a mis dientes naturales”, confesó la actriz colombiana.

Gómez no considera, por los momentos, tomar acciones legales contra los centros deontológicos que incurrieron en los errores que resultaron en daños irreparables a su dentadura. “Puede ser catastrófico si revelo los nombres de las clínicas, es una decisión que debo pensar con tiempo”, concluyó.