Internacional

Congresista republicana presentó un proyecto para legalizar a millones de indocumentados en EE.UU.

Algunos requisitos del proyecto de ley presentado por María Elvira Salazar serían el pago de 10.000 dólares en restitución en un lapso de 10 años por haber ingresado ilegalmente a Estados Unidos.

Congresista republicana presentó un proyecto para legalizar a millones de indocumentados en EE.UU.

Congresista republicana presentó un proyecto para legalizar a millones de indocumentados en EE.UU.

00:40

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://www.wradio.com.co/embed/audio/366/1644407834_459_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

UNITED STATES - JANUARY 11: Rep. María Elvira Salazar, R-Fla., speaks during the House GOP news conference on Tuesday, January 11, 2022. (Photo By Bill Clark/CQ-Roll Call, Inc via Getty Images)

La congresista de Florida María Elvira Salazar presentó este martes en el Congreso de Estados Unidos un proyecto de ley para otorgar residencia legal a millones de inmigrantes indocumentados con la verificación de antecedentes penales, el pago de impuestos atrasados y una cuota por la seguridad fronteriza.

El proyecto de ley de la congresista republicana se basa en el denominado “Programa de Dignidad” que, de aprobarse, permitiría a los inmigrantes indocumentados que han permanecido en los Estados Unidos durante cinco años quedarse en el país y trabajar legalmente si cumplen ciertos requisitos.

“Puedes salir de las sombras y vivir una vida digna”, dijo hoy Salazar en una rueda de prensa.

De acuerdo con el proyecto legislativo, los participantes en el “Programa de Dignidad” tendrían que pasar una verificación de antecedentes penales, abonar impuestos atrasados y comenzar a pagar otros sobre la renta con base en los nuevos salarios.

Además, deberán pagar al Gobierno federal 10.000 dólares en restitución en un lapso de 10 años por haber ingresado ilegalmente al país.

“Mil dólares al año para vivir en la tierra prometida es más que aceptable”, señaló la congresista de origen cubano que representa el distrito 27 de Florida.

Según se matizó a la prensa, el dinero proveniente de la restitución se destinaría a un nuevo Fondo de Trabajadores Estadounidenses, que pagaría la capacitación laboral de los ciudadanos del país.

Las personas que apliquen al programa pagarían un impuesto con la finalidad de aumentar la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza y actualizar la tecnología de esta agencia federal.

“La mano de obra indocumentada va a pagar por la seguridad fronteriza”, de aprobarse esta medida, señaló Salazar.

De salir adelante el proyecto de ley, a los participantes elegibles se les permitiría viajar de ida y vuelta entre EE.UU. y su país de origen y serían residentes legales en lugar de ciudadanos, aunque con posibilidades de obtener la ciudadanía en un futuro.

En un comunicado, Ali Noorani —presidente y director ejecutivo del National Immigration Forum, una organización de defensa de los inmigrantes con sede en Washington DC— señaló hoy que “la introducción de la ‘Ley de Dignidad’ representa un paso decisivo y constructivo hacia las reformas migratorias que se habían retrasado mucho”.

“Necesitamos que republicanos y demócratas construyan consenso sobre soluciones que refuercen nuestra fuerza laboral y nuestra economía, ofrezcan certeza a todos nosotros que dependemos de los ‘dreamers’ y campesinos, y establezcan un proceso ordenado y humano para los migrantes que llegan a nuestras fronteras”, añade el comunicado.

Lea también en La W:

Proyecto “electoralista”

Por su parte, Vanessa Cárdenas, subdirectora del grupo proinmigrantes America’s Voice, refutó el proyecto de ley al decir que “nos parece un comunicado de prensa dirigido a los votantes inmigrantes en su distrito de Florida”.

“Parece diseñado para pulir sus posibilidades de reelección (de Salazar), no un esfuerzo serio para aprobar legislación o enfrentarse a los nativistas en el Partido Republicano”, añadió Cárdenas en un comunicado.

Según un informe de 2020 del Instituto de Política Migratoria (MPI), la cifra de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos se ha mantenido relativamente estable, entre los 10,5 millones y 12 millones de personas desde la Gran Recesión de 2007-2009, pero el origen de esta población se ha hecho más diverso.

A principios de este mes de febrero, el condado de Miami-Dade, del sureste de Florida, aprobó la creación de una identificación para sus residentes sin importar su estatus migratorio, una medida con la que se suman a otras grandes ciudades con una amplia comunidad inmigrante.

Con esta aprobación, el condado de Miami-Dade se suma a una lista de jurisdicciones que ofrecen o reconocen identificaciones para indocumentados como Nueva York, Los Ángeles, San Francisco o Washington D.C, entre otras, y en Florida los condados de Broward o Alachua.

Según recogen hoy algunos medios nacionales, Salazar ha estado presentando este proyecto migratorio desde 2021, pero fue este martes el día que marcó su presentación oficial.

“Esperamos trabajar con la representante Salazar y sus colegas para mejorar el proyecto de ley inicial y ayudar al Congreso a negociar soluciones inteligentes”, anheló el líder del National Immigration Forum.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad