Actualidad

Familia de Álvaro Gómez pidió formalmente a la JEP no asumir competencia por el magnicidio

En una declaración ante la jurisdicción, reafirmaron que el asesinato fue un crimen de estado liderado por el gobierno del expresidente Ernesto Samper.

Álvaro Gómez Hurtado y Enrique Gómez Martínez. Crédito: Archivo Colprensa.

La familia del asesinado líder conservador Álvaro Gómez Hurtado, en cabeza de Enrique Gómez Martínez, pidió formalmente a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) abstenerse de asumir competencia para investigar el magnicidio del excandidato presidencial, señalando que la teoría por la cual se adoptaría esa decisión (la autoincriminación de las Farc) carece de pruebas.

“Lo lógico y razonable es que no se abra macrocaso, no se asuma competencia sobre Álvaro Gómez y se le quite la pobre excusa que ha venido alegando el fiscal Barbosa para haber congelado la investigación sobre el asesinato de quien dijo haber sido su mentor y a quien tan triste y pobremente ha servido como fiscal general de la nación” afirmó Enrique Gómez.

De acuerdo con Enrique Gómez entregaron un informe llamado “Crónica de un crimen de Estado”, el cual según el candidato presidencial busca generar un “referente desde la versión de las víctimas que está basado en pruebas”, las cuales a su juicio señalan la responsabilidad estatal del gobierno de la época en cabeza de Ernesto Samper, el fallecido líder político Horacio Serpa y narcotraficantes del Valle del Cauca.

“Es un recuento que acredita claramente que esto es un crimen de estado cometido por Ernesto Samper Pizano y otros miembros de su alto grupo de gobierno, eso es fundamental porque genera un contexto que para la declaratoria de competencia no lo puede evitar la JEP” señaló Enrique Gómez Martínez a la salida de la JEP.

Lea también:

Concretamente sobre la teoría de autoincriminación de las Farc, calificó nuevamente lo anterior como uno de los episodios de desviaciones y la “rutina histórica de falsas imputaciones” que no tiene “consistencia”. Incluso afirmó que la senadora electa Piedad Córdoba es la “maestra de ceremonia de este circo” y al contrario, las evidencias como el computador del “Mono Jojoy”, según Gómez, muestran que las Farc no mataron a Álvaro Gómez Hurtado.

Las Farc no sólo no participó sino que no sabía quién había matado a Álvaro Gómez y así lo evidencian los correos evidenciados en el año 1995 de los computadores de Jojoy y otros miembros como “Rafael Político” y ahora otros declarantes que estaban ligados al Bloque Ortiental y controlaban la RUAN, afirman que ni supieron del operativo, ni tuvieron conocimiento real de que hubiera ocurrido” sentenció Gómez.

El representante de la familia Gómez Hurtado indicó que de asumir la JEP competencia por el magnicidio, impugnarán la determinación.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad