Judicial

JEP: coronel Pinzón confiesa 53 falsos positivos y culpa a la seguridad democrática

Jairo Humberto Pinzón además señaló que la “empresa criminal” con la que trabajó en el Batallón Girardot venía desde su predecesor, general (r) Juan Pablo Forero, quien sonó hace unos meses para comandar el Ejército Nacional.

Coronel (r) Jairo Humberto Pinzón Amézquita y el expresidente Álvaro Uribe. Foto: JEP

La W conoció la confesión ante la JEP del coronel (r) Jairo Humberto Pinzón Amézquita, quien comandó en 2005 el Batallón Atanasio Girardot (BIGIR). En la aceptación de sus crímenes el alto oficial reconoció responsabilidad por al menos 53 falsos positivos (que podrían ser más) perpetrados por sus hombres, muchos de ellos con su conocimiento y aprobación.

De acuerdo con lo señalado por el alto oficial, accedió a la comisión de esos homicidios debido a la presión por “muertes” recibida desde la Séptima División del Ejército (al mando del general Óscar González Peña) y de la Cuarta Brigada (dirigida por el general Luis Roberto Pico).

Pinzón Amézquita enfatizó en que la “empresa criminal” a la que se adhirió, venía trabajando en el batallón desde el pasado durante la comandancia del hoy general (r) Juan Pablo Forero Tascón, exinspector del Ejército y quien incluso sonó para ser comandante del Ejército hace unos meses.

“Eso se siguió con las mismas políticas del año anterior, de mi general Forero Tascón, las mismas políticas de dar muertes. Por eso fue que desde diciembre, enero y febrero se iniciaron a hacer esas y se siguió con las mismas políticas, yo me enteré de eso ya y me involucraron, me dijeron cómo se podían hacer las cosas mejor y fue cuando yo acepté involucrarme en esa empresa criminal” señaló el coronel en retiro.

Según lo dicho por el coronel, el fenómeno criminal evidenciado solamente tuvo dos únicos objetivos: alimentar el “ego” de sus comandantes a nivel superior y mostrar falsamente que la “seguridad democrática” del gobierno Uribe estaba “dando resultados”.

“En ese entonces estaba el presidente de la república, Álvaro Uribe, esa era la política de Seguridad Democrática, y en la cual tocaba dar resultados a como diera lugar para que el país viera que esa política de seguridad democrática daba resultados y todo el mundo aplaudía, ¡claro, este es el presidente, este es el ministro, el comandante que necesitamos! pienso con todo el dolor del alma que equivocados estábamos todos” manifestó.

Le puede interesar:

Entre los oficiales y suboficiales del batallón involucrados con los homicidios, salpicó al coronel Jhon Ruiz Aguasaco, su oficial de operaciones en el Batallón, así como al oficial de inteligencia teniente Cómbita (elogiado por Forero Tascón), a un sargento de apellido Herrera también de la oficina de inteligencia, y a otro sargento de apellido Suárez quien, según la confesión del coronel, fue quien le propuso trabajar como lo venían haciendo, es decir, falsos positivos, y allí aceptó.

“Prácticamente, que traían gente, que buscaban gente, y entonces yo les decía hagámosle pero que no vaya a haber problemas, para que no me sigan hostigando, que traían gente que de pronto tenía antecedentes, que no me preocupara, usted sólo tiene que firmar, me dijeron” narró el alto oficial.

Ante toda esta realidad asumida por el coronel, pidió perdón por los crímenes que cometieron sus hombres, con su conocimiento, beneplácito y aprobación, por “satisfacer el ego” de sus comandantes y por lo cual tuvo que incluso asistir al psicólogo por el cargo moral que los homicidios le estaban generando (algo que supieron sus comandantes pero nada pasó).

Además, indicó que dentro del batallón tenían un depósito de armamento clandestino administrado por el hoy coronel Jhon Ruiz Aguasaco y otros oficiales, en el cual guardaban armas que eran utilizadas para colocarle a las víctimas que asesinaban, cuando esto era necesario.

También aceptó que autorizó la compra de los “kits” de legalización para colocarle a las víctimas con dineros públicos asignados al batallón, mediante los recursos para el pago de recompensas.

“Existía siempre un depósito pequeño y en una muerte ilegítima no me acuerdo en cuál fue pero sacaron un bolso con un material para llevarlo a determinado punto para hacer lo que es la muerte ilegítima, estando ahí el teniente Cómbita (...) hubo inspecciones pero nunca encontraron alguna anomalía, una visita o inspección anunciada prácticamente ellos se alarman y ajustan todo” confesó ante la JEP.

El coronel Pinzón asimismo fue contundente y afirmó que tanto en la Séptima División del Ejército como en la Cuarta Brigada (señalando al coronel Juan Carlos Piza) todo el mundo sabía lo que estaba pasando pero se hacían los “pendejos”, y argumentó que cómo era posible que no se dieran cuenta de los hechos cuando los muertos eran supuestos guerrilleros con una pistola enfrentándose a pelotones de soldados fuertemente armados con fusiles.

“Todo el mundo sabía, claro que sí sabían, el comandante de la Brigada, el comandante de la División, el comandante del Ejército más, todo el mundo sabía, hasta los señores ministros (...) ahí todo el mundo sabía, ahora todo el mundo se hacen los caribajitos, los guev*nes” detalló el coronel Pinzón.

Asimismo, el excomandante del Batallón Girardot reconoció que trabajaban con reclutadores como alias ‘Román’ quienes eran reconocidos por prestar sus servicios criminales a distintos batallones de la Cuarta Brigada del Ejército

Pinzón Amézquita durante distintos tramos de la audiencia pidió perdón y se le quebró la voz a punto del llanto, afirmando que su responsabilidad en esos homicidios no lo ha dejado dormir calificándose a sí mismo como un “delincuente”.

“Yo creo que no tengo ni perdón de Dios por haber hecho estas cosas que me llevaron a todo eso, yo les pido perdón a todos, aunque sé que no me van a perdonar, porque son cosas que no se perdonan” concluyó el coronel en retiro.

Finalmente, el coronel Pinzón Amézquita, quien es representado por la abogada Tania Parra, contó que desde la Defensoría Militar lo contactaron para representarlo y no aceptó, porque le decían que sencillamente él “asumiera todo y ya”. Asimismo expresó su disposición de entregar las medallas con las que fue condecorado y que corresponden a premios producto de falsos positivos.

W Radio consultó al general (r) Juan Pablo Forero Tascón para conocer su respuesta a las acusaciones del coronel Pinzón sobre la “empresa criminal” que asegura, operaba en el Batallón Girardot bajo la comandancia de Forero Tascón.

De acuerdo con el general, desconoce lo dicho por el coronel Pinzón Amézquita y debe ser evaluado por su abogado. Y enfatizó en que todo lo que se hizo en el batallón bajo su comandancia se realizó en el marco de la ley.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad