Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El arsenal de pruebas que presentó Gustavo Petro en el proceso contra la vicepresidenta

El senador se ratificó en su posición, sustentando que "la fuerza pública actuó en complicidad con el paramilitarismo".

El senador Gustavo Petro ratificó las acusaciones realizadas contra la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez a través de su cuenta de Twitter. Foto: Colprensa

En versión libre ante el magistrado Marco Antonio Rueda de la Corte Suprema de Justicia, el senador Gustavo Petro ratificó las acusaciones realizadas contra la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez a través de su cuenta de Twitter. En estas, señaló que la Operación Orión, realizada en 2002 en la Comuna 13 de Medellín y liderada por Ramírez, fue un delito de lesa humanidad.

(Le puede interesar: Gustavo Petro es llamado a interrogatorio por trino sobre Operación Orión)

La W conoció el arsenal de pruebas que presentó el senador para argumentar que la vicepresidente si tiene algún tipo de responsabilidad en estos hechos. El 12 de junio de 2018, Petro trinó: “Dado que la operación Orión fue un delito de lesa humanidad en la comuna XIII de la ciudad de Medellín y estuvo bajo el mando de Marta Lucía Ramírez, han escuchado ustedes hacerle esa pregunta a algún periodista de Colombia?”.

Las pruebas presentadas son las siguientes:

  • Decreto 1837 de 2002 del 11 de agosto de 2002, Declara el Estado de conmoción interior, firmado por el presidente de la República, Álvaro Uribe, y la defensa Martha Lucía Ramírez.
  • Decreto 1975 del 3 de septiembre de 2002, suspendió la Ley de Extinción de dominio, firmado por los ministros de Gobierno.
  • Decreto 2002 del 9 de Septiembre de 2002 Medidas para el control del orden público.
  • Decreto 2001 del 3 de Septiembre de 2002, por el cual se modificó las competencias de los jueces Penales del circuito especializados.
  • Copia del balance entregado por la ministra sobre la Operación Orión.

De esta manera, Petro se ratificó en su posición al sustentar que “la Fuerza Pública actuó en complicidad con el paramilitarismo”. Agregó que considera que no faltó a la verdad y que sus afirmaciones están sustentadas, pues “no caben dudas” de que Ramírez era la ministra de Defensa para el momento y, por lo tanto, responsable.

Este es el documento: