Escuche ahora

Amanecer W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El exgobernador que dice fue víctima del 'cartel de la toga'

Óscar de Jesús López fue detenido en el 2009 por la Fiscalía, al vincularlo con uno de los jefes paramilitares de la región.

Fue condenado en enero de 2011, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que le impuso una condena de 7 años y medio. Foto: Getty Images

Óscar de Jesús López se convirtió hace más de diez años en uno de los referentes de casos de la corrupción de funcionarios públicos que se unían con los entonces jefes de los paramilitares para delinquir.

El suyo fue cuando ejercía como gobernador de Guaviare para el periodo 2008-2011, pero en el 2009 fue detenido por la Fiscalía, al vincularlo con uno de los jefes paramilitares de la región, Pedro Oliverio Guerrero, alias Cuchillo, como también con José Éver Veloza, más conocido como alias H.H.

Fue condenado en enero de 2011, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que le impuso una condena de 7 años y medio por considerarlo responsable del delito de concierto para delinquir agravado por la conformación de grupos paramilitares.

Ya en libertad tras haber pagado su condena, el dirigente conservador del Guaviare habló sobre lo que él considera fueron las equivocaciones que le llevaron a estar preso. López, quien había sido representante a la Cámara por varios años, asegura que su proceso judicial estuvo cargado de irregularidades porque desconocieron pruebas que no fueron consideradas, como en el caso de la propiedad de la famosa finca La Argentina y de su inclusión en la Lista Clinton por esos presuntos vínculos con los paramilitares.


“Es que a mí me condenaron en la presidencia del exmagistrado Leónidas Bustos, el del 'Cartel de la Toga', cuando por lo menos el 90 % de los fallos que se produjeron fueron políticos y amañados. Aquí deben revisar esto en segunda instancia. Mis abogados y yo estamos estudiando colocar una tutela para que sea la Corte Constitucional la que entre a decidir sobre los dos fallos, el de la Sala Civil y el de la Sala Penal de la Corte Suprema”, sostiene.

Sobre sus presuntos vínculos con alias 'Cuchillo', sostiene que en 2005 con cinco socios montó una empresa minera, pero un año después, cuando se desmovilizaron los paramilitares, uno de los socios le vendió las acciones a alias Cuchillo. “Hay que aclarar que para la época, 2006, ese señor, hoy muerto, tenía un salvoconducto del Gobierno Nacional, emanado de la misma Presidencia de la República. Es decir, era un ciudadano con todos los derechos restablecidos. Esa gente andaba y mandaba en toda la región y solo fue el 20 % de la empresa lo que compró. No es que esté justificando nada, pero es la verdad, la realidad de lo que realmente pasó, no solo en el Guaviare sino en todo el país. Lo más irónico es que los socios, con quienes compré la empresa minera, están absueltos, la justicia los declaró inocentes. El único condenado por la Corte Suprema de Justicia, en su Sala Penal, fui yo”.

Para el exgobernador a él lo condenaron por cuatro indicios. “Uno de ellos, señala la sentencia, es el tema de la empresa minera. El otro es la compra de la finca La Argentina. Esa finca me la ofrecieron y el negocio se hizo un año después de que los comisionistas me insistieran. La compré con otro socio, y lo hice porque los comisionistas y el dueño fueron los que insistieron”, sostuvo.

Respecto a la Lista Clinton, dijo que fue supuestamente lavar dinero y ser testaferro de paramilitares, pero precisa que tiene la rectificación del Departamento de Estado y de las autoridades americanas, donde después de una investigación determinaron que no tenía nada que ver. “Nuestros abogados viajaron a Estados Unidos y con pruebas, después de más de un año nos sacaron de esa lista. No entiende uno como, si Estados Unidos nos declara inocentes y nos baja de la Lista Clinton, hoy estamos siendo señalados y procesados en Colombia, y nos han quitado las propiedades que conseguimos con el trabajo de más de 40 años. Eso no pasa sino acá”, dice.

Frente a la acusación de una reunión suya en Paratebueno con paramilitares, el exgobernador dice que fue ese otro de los indicios con el que lo condenaron, “le presenté a la Corte que ese día, en esa fecha, estaba fuera del país, con pruebas del pasaporte sellado, del baucher del hotel, la compra de los tiquetes, y nunca las tuvieron en cuenta. La Corte dijo que en realidad no asistí ese día, pero que pude haber asistido a otras reuniones. O sea, fueron solo supuestos”.

Al referirse a la finca La Argentina, de la cual también recibió acusaciones, López manifiesta que “lo que tengo que decir es que esa finca la compré de buena fe. Hay un fallo del Tribunal de Casanare que así lo determina y otro de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, donde también dice que no hubo vicios de consentimiento, o sea, que nosotros compramos esa finca de buena fe. Ahí están los fallos”.

Le puede interesar: