Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La génesis de errores en Hidroituango:así se ignoraron los riesgos en obras de aceleración

La W revela detalles del informe preliminar de la Contraloría General, sobre las causas de la emergencia en el proyecto hidroeléctrico más grande de Colombia.

La génesis de errores en Hidroituango: así se ignoraron los riesgos en obras de aceleración. Foto: Colprensa

En 49 páginas, el informe preliminar de la Contraloría, revelado por La W con Vicky Dávila, advierte que “en desarrollo de la actuación especial se establecieron 2 hallazgos con connotación fiscal, lucro cesante (que es una forma de daño patrimonial) por 1.1 billones, y destrucción de valor por 2.9 billones de pesos”, lo que se traduciría en pérdidas por más de 4 billones de pesos.

Según la Contraloría, el proyecto pasó por alto factores ambientales, pese a que las fallas e irregularidades en el proyecto hidroeléctrico más grande de Colombia, fueron advertidas desde el 2013 en diferentes juntas y reuniones auditadas, según se lee:

“La junta advirtió que existían riesgos de ejecutarse estas obras de aceleración, no obstante, el constructor decidió iniciarlas, aún sin contar con la modificación a la licencia necesaria (...) El constructor continuó con el proyecto sin seguir las sugerencias dadas por la Junta de Asesores y consultor externo y sin considerar dentro de la matriz de riesgos asociados el taponamiento u obstrucción de la Galería Auxiliar de Desviación”

Cabe recordar que se esperaba que la planta de energía iniciara operaciones a finales de 2018, lo que no fue posible debido al bloqueo de uno de los túneles de desviación del río Cauca. Según el informe de la Contraloría, la premura por entregar la obra, se impuso sobre la seguridad en la ejecución:

“La Junta de Asesores en su momento consideró que los riesgos técnicos asociados con la aceleración no eran aceptables para un proyecto de esta envergadura, y, además, existía aún incertidumbre por las tareas restantes para lograr el desvío del río (...) Los manuales se hicieron después de 2013, cuando se tomó la decisión”.

Desviación del Río y cuarto de máquinas: retrasos desde 2010

En 2010 se decidió de manera unánime suspender el proceso de subasta para el proyecto Hidroituango y consolidar el proceso de negociación directa con EPM, para que este último fuera quien financiara, operara, mantuviera y revirtiera después de un tiempo la central hidroeléctrica. Por lo anterior, se comunicó a la opinión pública la decisión de la junta directiva de la sociedad y de sus accionistas mayoritarios, de dar por terminado dicho proceso.

Para este momento del proyecto, en el que EPM asumía directamente las responsabilidades como contratista, tal vez uno de los contratos más críticos y trascendentales era el de “Construcción de los túneles de desviación, túnel de acceso y las galerías de construcción de la casa de máquinas del proyecto Hidroeléctrico Ituango”, que garantizarían el cumplimiento del Hito 1, “Desviación del Rio Cauca”. De acuerdo con el cronograma director, el desvío del Rio estaba programado para que ocurriera a más tardar el 15 de enero de 2013, y los retrasos se advirtieron desde el 2010.

Las causas de la situación de incumplimiento invocadas por el contratista, de acuerdo al análisis de la documentación que fue puesta a disposición de la Contraloría, fueron el retraso tanto en vías de acceso al proyecto, como en vías sustitutivas y vías industriales, campamentos, servicios públicos débil ingeniería de detalle, deficiencias en la planeación de las obras y logística para dar inicio al proyecto, modificación de los diseños originales, desplazamiento de los cronogramas de las obras de construcción de infraestructura, y los problemas en la dinámica de construcción de los túneles y compuertas de los túneles de desviación de las que fueron objeto los Contratos CT-2011-000014 y CT-2012-000036.

La situación de atrasos se comunicó a la Junta Directiva de la Sociedad desde el Acta N°107 de enero de 2010, en ella se trataron las deficiencias en los diseños previos en lo relacionado con las vías de acceso y en la determinación e identificación geológica de la zona del proyecto. En el Acta de Junta Directiva N° 109 de 2010, sobre los retrasos se consignó que se encontraron dificultades en la conformación geológica de la zona y un cronograma limitado para las actividades a desarrollar. La evolución de dichas situaciones igualmente es mencionada en las actas de abril de 2012 y junio de 2013.

Debido a los reiterados atrasos del contratista CTIFS en la entrega de las obras para la desviación del Río Cauca en los plazos pactados y ajustados, se decidió entregar al consorcio CCCI, ejecutor de la construcción de obras de superficie en especial la presa, la terminación de las obras subterráneas pendientes a cargo del contratista CTIFS.

La presión del tiempo

Varios hechos que están documentados en informes y actas de Junta Directiva fueron determinantes para que el contratista de obras de superficie CCCI, asumiera la terminación de las obras subterráneas a cargo del contratista CTIFS, como se muestra a continuación:

·Durante la ejecución del contrato se evidenciaron bajos rendimientos por parte del contratista, representados en la discontinuidad de los trabajos, limitados recursos de personal y equipos, falta de planeación de los trabajos, problemas de logística e inoportunidad y tardanza en la ubicación de los soportes de construcción. El contratista CTIFS presentaba atraso en el cronograma, y cuando estaba próxima la fecha de desvío no tenía listas las guías de compuertas de la desviación ni la estructura de descarga de fondo así como tampoco las guías de descarga de las compuertas.

 

·Era de conocimiento de la Gerencia y la interventoría que para poder cumplir con el programa de entrada con la primera unidad en el 2018 era necesario entregar como mínimo con dos meses de anticipación los túneles de desviación al Consorcio CCCI para la adecuación y preparación de la desviación del río Cauca en enero del 2014.

 

La junta de asesores en su informe de agosto de 2013, advirtió que el atraso en la construcción de los túneles de desvío podría afectar la ejecución del contrato de obras principales y afectar el cronograma de ejecución del proyecto y el normal desarrollo de actividades.

Ante el incumplimiento del contratista con la fecha de terminación de obligaciones asociadas a las excavaciones exteriores del portal de entrada, en los revestimientos de los ramales y en la instalación de elementos metálicos en las zonas de compuerta (obras exteriores, ramales, emboquilles y pozos), EPM entre los meses de agosto y septiembre de 2013, negoció con el Consorcio CCC Ituango -contratista de las obras principales- la terminación de estas obras, a fin de garantizar que la desviación del río cauca se llevara a cabo en enero de 2014. El consorcio CTIFS continuó realizando otros trabajos relacionados con el objeto del contrato hasta el 15 de noviembre de 2013, para finalmente liquidar el contrato el junio de 2014.

CCCI presentó cronogramas de trabajo con varias alternativas para asumir las tareas pendientes del contrato de CTIFS; sin embargo, los cronogramas presentados no garantizaban desviar el Rio Cauca en enero de 2014 (primer verano del año).

Tercer túnel para desviar el río:

Ante esta situación y la necesidad de dar cumplimiento al cronograma de entrada del proyecto en las fechas programadas para no perder el cargo por confiabilidad, desde 2013 EPM empezó a estudiar la posibilidad de construir un tercer túnel para desviar el rio en enero de 2014 y poder iniciar los trabajos de levantamiento de la presa.

Con el evidente atraso en el avance EPM en enero de 2012, se presentó para una segunda asignación del cargo a este proyecto.  En el proceso de asignación a Plantas de Generación con Períodos de Construcción Superior al Período de Planeación -GPPS de marzo de 2012, al proyecto Ituango le fueron asignadas OEF de 9.541 MW-hora, mediante el cargo por confiabilidad, para el periodo comprendido entre el 1 de diciembre de 2021 y el 30 de noviembre de 2038 con un precio de cierre de 15,7 USD/MWh.

De acuerdo con los diseños originales, el Río Cauca se desviaría a través de dos túneles paralelos ubicados en el Cerro Capitán, al lado derecho de la presa, los cuales permitían evacuar, entre ambos, un caudal de hasta 4.700 m3/s que estaría controlado mediante la instalación de las compuertas deslizantes de cierre de los túneles de 7m de ancho por 14m de alto, las cuales finalmente no fueron instaladas.

El Contratista debía cerrar, inicialmente del túnel izquierdo para construir de la descarga de fondo que garantizara el caudal ecológico y, posteriormente una vez terminada la descarga de fondo, las compuertas se instalarían en el túnel derecho para poder poner el tapón definitivo de éste e iniciar el llenado del embalse. Así mismo, debía manejar el control de aguas y las filtraciones que se pudieran presentar en los tapones definitivos de estos túneles durante el llenado del embalse y hasta la entrega final de la obra a EPM.

El costo de no construir guías de las compuertas de cierre en los túneles de desviación

Una de las decisiones tomadas por EPM que mayor impacto causó al proyecto, fue la no construcción de las guías de las compuertas de cierre de los túneles de desviación. Dicho efecto se reflejó, no solamente en los costos del proyecto – los cuales aumentaron directamente en el costo del denominado tercer túnel – sino también en la entrada en operación y generación del proyecto, según la Contraloría.

Al no desviar el Rio Cauca en el primer verano del 2013 como se había planeado originalmente en el Hito 1 del BOOMT y tener que instalar las guías de las compuertas,

implicaba retrasar el desvío hasta 2015, por tanto se empezaron a buscar diferentes alternativas para desviar el río en el primer verano de 2014. Por la variación de terreno encontrada se ajustaron los tiempos y se modificaron las especificaciones técnicas de construcción.

EPM conocía de la situación de desviar el río Cauca sin las estructuras para la instalación de las compuertas de cierre; es decir, por recomendación de la Junta de Asesores, analizó las diversas opciones de desviar el río por los túneles izquierdo y derecho sin la instalación de los marcos y guías de las mencionadas compuertas de los túneles de desviación.

A la situación geológica encontrada en el Cerro Capitán durante la construcción de los túneles de desvío, se sumó la necesidad que tenía EPM de cumplir con el cronograma para la entrada de la unidad 4 de generación de energía antes de diciembre de 2018.

Plan de Aceleración vs estabilidad del proyecto

Para atender el riesgo de un posible incumplimiento de la fecha de entrada en operación de la Unidad 4, EPM con aprobación de la Sociedad, adelantó un plan de recuperación, denominado “Plan de Aceleració” que consideraba la construcción de un Sistema Auxiliar de Desviación – SAD que independizaría las obras subterráneas de las obras exteriores permitiendo así apresurar la ejecución de las trabajos.

El plan de aceleración permitía, no solamente cerrar los dos túneles iníciales de desviación, sino también conducir la totalidad del caudal del río por la galería auxiliar para el cierre final de las compuertas, reducir los tiempos de atraso del proyecto y generar energía dentro de los tiempos de los cronogramas aprobados.

La junta de asesores desde agosto de 2013, informó el retraso que presentaba la construcción de los túneles y en consecuencia, que la demora en la terminación de estas obras afectaría los trabajos de CCCI de levantamiento de la presa y trabajos adicionales, así:

“(…) Los trabajos de construcción de los túneles de desviación no avanzan bien. Es importante llegar a un acuerdo con el contratista de estos trabajos para terminar el contrato y evitar interferencias en la ejecución de este frente con el contratista principal (CCC).

Alternativa N° 2

Dado que el avance y los rendimientos de la obra de túneles de desviación y tratamiento de portales de salida y de entrada, ejecutadas por el Consorcio CTIFS, no garantizan que la desviación se pueda hacer en enero del año 2014, se llegó a un acuerdo con este contratista para que cediera parte de la obra que todavía tiene pendiente. Con este acuerdo el Consorcio CCC, se hace cargo de la adecuación de los portales de entrada y de salida. Adicionalmente se elimina el tratamiento del talud entre las cotas 230 y 260 con el fin de aprovechar un túnel de descarga de agua turbinada, se hace una galería del km y la descarga de fondo se corre para darle continuidad al nuevo túnel de desviación.

En enero del año 2014 se hace la desviación por los túneles actuales y no es necesario instalar las compuertas dado que, con esta solución, 2 de las 4 compuertas se reubicarán en el nuevo túnel de desviación.

Cuando sea el momento de embalsar se hace una ataguía que obligue al rio a desviar por este nuevo túnel, inmediatamente se entra a sellar los túneles de desviación en un tiempo estimado de dos meses, mientras tanto el rio está pasando por el nuevo túnel de desviación. Cuando se termine el sellado se cierran las compuertas, en este momento empieza a funcionar el túnel de descarga de fondo, el cual garantiza el caudal ecológico.

A medida que va aumentando el embalse llega un momento en el cual empieza el funcionamiento del túnel de descarga intermedio, el cual tiene el mismo objetivo, garantizar el caudal ecológico.

El nuevo túnel de desviación se dejó con las mismas dimensiones de los túneles originales, 14x14mts, previendo un posible fenómeno de la “niña”.

Reiteradamente la junta de asesores del proyecto se pronuncia al respecto en el informe definitivo N°2 del 16 agosto 2013.

“(…) El cronograma de la obra, desafortunadamente no se pudo mantener, especialmente por el retraso en la excavación del talud superficial, y el progreso actual de la obra no permite realizar el programa anticipado para desviar el rio en enero del 2014. En vista de esta situación, Integral esbozo un diseño conceptual de una alternativa, que permitiría el desvío del rio para la fecha de enero del 2014, instalando unos pozos adicionales en los ramales del túnel de aguas abajo (izquierdo), postergando las excavaciones superficiales, reduciendo los requerimientos de tratamientos en los túneles de desvío y ejecutando una serie de tareas complejas en un tiempo reducido.

La Junta tuvo la oportunidad de evaluar la alternativa conceptual para acelerar las obras de desvío, incluyendo una reunión con el contratista, CCCI, para investigar la viabilidad de estas obras y su posible cronograma. Como resultado de esta evaluación, la Junta considera que los riesgos técnicos asociados

con la aceleración no son aceptables para un proyecto de esta envergadura, y además, es de la opinión que existe aún incertidumbre de que las múltiples y delicadas tareas restantes para lograr el desvío se ejecuten oportunamente. En opinión de la Junta, el mayor riesgo técnico es el postergamiento de las excavaciones y adecuado tratamiento de los taludes marginalmente estables de roca encima de los pozos, lo cual genera un alto riesgo de comprometer el cierre de los túneles. Por consiguiente la Junta recomienda ejecutar el diseño original, con el contratista CCCI optimizando el soporte y la secuencia de excavación del talud encima de los pozos y en la zona de emboquille de los túneles para tratar de lograr el desvío en el primer trimestre del 2014. En caso de no lograr esta meta, se ejecutaría el desvío a mediados del 2014 y se tomarían las medidas necesarias para recuperar el cronograma inicial agilizando la construcción de la presa, lo cual en nuestra opinión se puede lograr más favorablemente y con un riesgo mucho menor que la aceleración del desvío. Se sugiere además, eliminar la descarga de fondo actual sustituyéndola por una descarga intermedia modificada a la cota 240m, lo cual reduce sustancialmente el riesgo de esta operación. Esta opción requeriría el uso de cuatro compuertas en lugar de dos como se contempla en el esquema actual. El soporte técnico para esta sugerencia se presenta a continuación, junto con una evaluación de los aspectos geotécnicos del desvío. (…) 

De lo antes expresado por la Junta de Asesores de EPM, se evidencia que desde agosto de 2013, EPM emprende el Plan de Aceleración enfocado en la construcción de un tercer túnel de desviación (Galería Auxiliar de Desviación – GAD), con el fin de garantizar la desviación del rio en enero del año 2014, toda vez que el incumplimiento de esta fecha acarrearía mayores tiempos en el inicio de generación del proyecto. Con esta decisión EPM se apartó no sólo de los diseños originales sino también de la recomendación de su Board de expertos (Junta de Asesores), respecto del cambio de diseño que incluía la GAD; decisión que aumentó el riesgo técnico. Sobre este riesgo así se pronunció la Junta de Asesores en su informe del 29 de noviembre de 2013, que señala:

“(…) La sugerencia de utilizar “stop-logs” provisionales para el desvío y complementar las guías de compuertas después del desvío no fue aceptada por la Junta. Además la alternativa de desviar el río sin las estructuras de cierre previstas y construir un tercer túnel para viabilizar el cierre futuro de los dos túneles de desvío, para garantizar el mantenimiento de la fecha de enero 2014, no fue apoyada. La Junta, se manifestó a este respecto en las conclusiones de su informe como se transcribe abajo:

 “La Junta de Asesores considera que los riesgos técnicos inherentes a la aceleración del desvío del río no son aceptables y recomienda ejecutar el diseño original optimizado con el contratista principal CCCI.  El desvío del río debe ser efectuado después del término de las excavaciones y del concreto de las estructuras incluso la instalación de las guías de las compuertas.

Incluso se procuró demostrar que, en caso de retraso en el cierre mismo, las fechas finales de generación podrían ser mantenidas, con el desvío del río en el verano de julio-septiembre siguiente y recuperación de los plazos con la aceleración de la construcción de la presa, que en el cronograma estaba prevista con mucha holgura.  En esta reunión la Junta fue sorprendida con la decisión ya tomada de abandonar los elementos de control y cierre de los túneles y adoptar un tercer túnel (T3) de desvío aguas arriba, que permita el cierre final con la construcción de los tapones definitivos al final de la obra. (Negrita y subrayado fuera del texto original)

A continuación se menciona lo manifestado por EPM en el comité de seguimiento al Contrato BOOMT, el día 3 de diciembre de 2013:

“(…) A manera meramente enunciativa, se pone en conocimiento de Hidroituango los temas de la visita, se hizo énfasis en lo relacionado con la desviación, en especial al cumplimiento del hito N° 1 en la fecha prevista.

EPM expuso la necesidad de adoptar la alternativa de construir un tercer túnel, contemplando un segundo desvío para el 2018, para posibilitar las actividades de construcción de los tapones de los dos túneles de desviación.

EPM manifiesta que la Junta de Asesores validó el esquema del tercer túnel de desviación, e incluyó en su informe algunas recomendaciones. Asimismo, la Junta de Asesores planteó las siguientes tres alternativas para la segunda desviación:

1. Taponamiento del portal de los túneles colocando mallas 2. Construcción por voladura dirigida 3. Sistema combinado

EPM explicó el proceso constructivo de cada una de las alternativas. Se adjunta a la presente acta el informe presentado por la Junta de Asesores con los detalles de cada una de las alternativas. (…)

Teniendo en cuenta los cambios antes citados. Hl tiene la inquietud de cómo se cerraría la desviación a lo cual EPM respondió́ que debe ser con compuertas que se localizaran en el tercer túnel de desviación

Hl solicitó a EPM notificar oficialmente la construcción del tercer túnel dado que ya se han cumplido dos pasos que son la concepción del túnel y la consulta ante la Junta de Asesores se debe informar oficialmente para que quede documentado este cambio y, una vez la ANLA apruebe la disminución del caudal ecológico notificarlo igualmente a la sociedad Hl. En la comunicación se deben explicar los procedimientos que se han realizado y los próximos a realizar ante la ANLA; igualmente oficializar en este comunicado el informe de la Junta de Asesores y los planos de la desviación.

En este punto el Gerente de la Hidroeléctrica manifiesta que una vez oficializada la propuesta de construcción del tercer túnel se debe considerar las responsabilidades, tanto de la contratante como del contratista respecto a los sobrecostos que representara esta alternativa, de conformidad con la matriz de riesgo definida.

De manera reiterativa la junta de asesores de EPM, se pronuncia en reunión del 4 de abril de 2014 tal como consta en el informe N°4 de 2014:

“(…) El desvío del río en febrero último se hizo por los dos túneles sin las estructuras para la instalación de las compuertas de cierre. Para su cierre, está prevista la construcción de una galería auxiliar de 14 m de diámetro (inicialmente denominado túnel T3) y la construcción de una ataguía que permita cerrar los dos túneles (cuatro bocas de entrada) y conducir la totalidad del caudal del río (800 a 1.000 m3/s) por la misma galería auxiliar, para el cierre final por compuertas.

La Junta discutió en detalle este problema en la 3ª reunión de noviembre de 2013 y había recomendado postergar el desvío del río por los túneles T1 y T2, hasta que se definiera en detalles la fase de desvío por la galería auxiliar, que es una operación poco ortodoxa sin precedentes. El acto está consumado, y ahora resta estudiar el problema en detalle para definir una alternativa factible para realización del desvío final.

La Junta recomendó que EPM entre en contacto con un consultor, con experiencia en obras del género, que pueda reforzar el equipo del Diseñador y auxiliarlo a llegar a buen término en esta tarea poco común. Las diligencias están en proceso en este sentido y la Junta aguardará la oportunidad para contribuir de su parte para el éxito del diseño y materialización del cierre final de los túneles de desvío y relleno del embalse. (…)

La Galería Auxiliar de Desviación

La Galería Auxiliar de Desviación – GAD, era una modificación que implicaba un cambio a las características inmodificables estipuladas en el anexo 1.02 (3) del Contrato BOOMT y a pesar de su magnitud y del riesgo que involucraba, se inició su construcción sin contar con licencia ambiental y sin la previa autorización de la Junta Directiva de la Sociedad Hidroituango.

Cuando EPM toma la decisión de construir la Galería Auxiliar de Desviación no había iniciado el trámite para modificación u otorgamiento de la licencia ambiental ante la ANLA para la construcción del tercer túnel de desviación. El contratista de obra CCC Ituango, inició las obras de construcción del tercer túnel en julio de 2015, sin embargo, la licencia fue otorgada sólo hasta septiembre de 2016, es decir, un año después de que se iniciaran las obras de construcción del mismo.

Precisamente, en relación con la licencia ambiental, la CGR se pronunció mediante informe de Auditoría de Cumplimiento N°21 de agosto de 2018, en el cual se auditó la gestión de las autoridades ambientales en el proceso de licenciamiento del proyecto Hidroeléctrico Ituango. La anterior referencia es importante en el presente informe con el que se culmina una actuación especial, en la medida en que permite establecer conexidad entre resultados evidenciados en la citada auditoría de cumplimiento, en la que se concluyó la inexistencia de licencia ambiental para la GAD.

De conformidad con lo acordado entre las partes (EPM y CCC Ituango), en las AMB N°15 y 16 del 22 y 23 de diciembre respectivamente, las obras de construcción del sistema debían terminar en junio de 2017 y la puesta en operación del mismo, en julio de ese mismo año, atendiendo el plan acelerado de obras y los incentivos acordados; las obras de construcción terminaron el 20 de septiembre de 2017.

Cronología de una tragedia anunciada:

El 22 de septiembre de 2017, la GAD entró en funcionamiento y el río se desviaba por los 3 túneles; entre el mes de noviembre de 2017 y enero de 2018, se decide taponar el túnel izquierdo y dejar funcionando el derecho y la GAD, al final solo quedaría funcionando la GAD y se tendría el control de las aguas mediante las compuertas instaladas en dicha obra.

Entre enero y marzo de 2018, cuando empieza el primer invierno, se tapona el túnel derecho y el desvío del caudal del Río Cauca a partir de ese momento se lleva a cabo solamente por la GAD.

El 28 de abril de 2018, ocurre el primer derrumbe en la entrada del tercer túnel el cual tapona casi por completo la galería auxiliar; los túneles de desviación estaban sellados a la entrada y esto elimina por completo el control del llenado del embalse, el caudal de descarga de la GAD se reduce considerablemente y el embalse incrementa su nivel en 40m en tan sólo 24 horas. Sin embargo, al día siguiente, el 29 de abril se destapona naturalmente ocasionando una descarga de aproximadamente 1.500m3/s que conlleva a un llamado a las comunidades para alertar sobre anormalidades en el caudal.

El 30 de abril se presenta el segundo taponamiento y aparece una chimenea en la superficie, como medidas de precaución se cierra el paso por el Puente Pescadero

El 7 de mayo se presenta el taponamiento total de la GAD. El 9 de mayo aparece una nueva chimenea en la intersección de los túneles 1 y 4; a partir de este momento empieza un flujo intermitente de agua por el túnel de desviación derecho, posiblemente por el colapso de una de las galerías de construcción internas G4.

El caudal del Río Cauca se represa en el embalse, todos los túneles por donde es posible desviar el flujo de agua están cerrados, el nivel de agua del embalse aumenta rápidamente y se genera el riesgo de que sobrepase la presa causando una tragedia.

Ante esta situación el 10 de mayo de 2018, se toma la decisión de desviar el caudal del río Cauca por casa de máquinas a través de los túneles de captación 1,2, 7 y 8, ocasionando daños en la infraestructura construida y la maquinaria instalada. A partir de ese momento disminuye el nivel del embalse, aumenta el caudal del río aguas abajo y empieza un flujo intermitente de agua por el túnel de desviación derecho.

Las turbinas de casa de máquinas a pesar de estar diseñadas para trabajar bajo presión, no estaban conectadas a las líneas de conducción y descarga que les permitiera desarrollar la función para la cual estaban diseñadas. De igual manera para la puesta en marcha de los túneles de conducción inferiores, se debía tener el blindaje de acero correspondiente, estar conectados y dispuestos, de manera que funcionaran como un sistema.

En Junta Directiva de Hidroituango N°183 del 10 de mayo de 2018, el Gerente General de EPM explica la crisis por la que está pasando el proyecto, el derrumbe del tercer túnel, el bloqueo total del río el 30 de abril, el cambio de diseño de la presa por lleno prioritario y la fecha estimada para alcanzar la cota 410 msnm el 22 de mayo de 2018.

El 12 de mayo ocurre el destaponamiento natural del túnel de desviación derecho que aumenta sustancialmente el flujo de agua, entregando al río Cauca aguas abajo un caudal superior a los 6.000 m3/s provocando graves daños a Puerto Valdivia, al Puente Pescadero -cruce normal entre Medellín e Ituango- y a otras estructuras próximas al margen del río. Ante esta emergencia se comienza inmediatamente la evacuación de los pobladores cercanos a la zona de influencia.

Con el rápido aumento del nivel del agua en el embalse y teniendo en cuenta que la presa no estaba terminada, se toma la decisión de acelerar la construcción de ésta con un relleno prioritario, diferente al diseño original, con el fin de “mitigar el riesgo de que la presa sufra el sobrepaso del embalse, debido al taponamiento de la GAD y el embalsamiento prematuro y no controlado”. La decisión de cambiar los diseños de la presa es llevada a Junta Directiva de la Sociedad por el Gerente General de EPM donde manifiesta que se “inició el lleno prioritario en la presa para alcanzar la cota 410 msnm que permite evacuar aguas por el vertedero” y que la presa está en la cota 401 msnm”.

La Junta de Asesores en su informe N°15 de mayo de 2018,  hace la salvedad que el relleno prioritario es una medida de emergencia para evitar que el agua sobrepase la presa pero que se requiere “un complemento para incorporar el plano de estanquidad en la posición central de la presa coincidiendo con el material impermeable ya colocado y con el futuro a ser construido en la parte superior de la presa”

Así mismo, la Junta de Asesores manifiesta que “para la construcción final de la presa es importante garantizar el plano de impermeabilización en forma continua en el centro de la presa para lo cual se pueden ejecutar las siguientes etapas:

-       Etapa I: Completar el enrocado de protección 3B localizado aguas arriba, simultáneamente con la colocación de material hasta alcanzar  la cota 415 del relleno prioritario.

-       Etapa II: Ampliar la corona del rellano prioritario con un ancho de 3m aproximadamente.

-       Etapa III: Instalar un muro central de pantalla de concreto plástico de 1,00 m de espesor penetrando 5,00 m dentro del núcleo existente en la cota 385.

-       Etapa IV: Finalizar la presa hasta la cota 435”.

 

La Junta Directiva de la Sociedad lleva a cabo una reunión extraordinaria el 17 de mayo en la cual el señor Gobernador de Antioquia expresa su preocupación ante la falta de control que tiene EPM frente a la situación crítica que enfrenta el proyecto, las acciones con las que EPM como contratista se comprometió para superar la crisis no se cumplieron generando un riesgo para la población, para la Sociedad y un riesgo patrimonial.

Entre el 19 y el 20 de mayo se presenta un nuevo evento en las obras a nivel subterráneo ocasionando un cierre en los conductos 7 y 8, lo que hace que el nivel embalse se incremente a un ritmo de 2,5 m/día. El 26 de mayo, se registra otro derrumbe, esta vez en la región de casa de máquinas debido al cierre de las compuertas de captación N°7 y N°8; la junta de asesores recomienda “prestar atención sobre los efectos de seguridad del proyecto, en particular su repercusión sobre la estabilidad de la presa y/o su fundación, en la medida que le nivel del embalse crece y el desvío del agua por la central intensifica los factores de inestabilidad”. El 31 de mayo en Junta Directiva de la Sociedad se manifiesta la situación compleja en la que se encuentra casa de máquinas y el posible colapso de la misma; igualmente, se informa que el macizo es un tema neurálgico dado las grietas y los derrumbes que se están presentando.

 

Durante el mes de junio, se presentan puntos de filtración en el relleno prioritario de la presa los cuales fueron superados el 21 de junio, se alcanzó la cota 415 y se presentaron

algunos deslizamientos en los túneles de desviación y en el túnel de acceso a la central. La Junta Directiva de la Sociedad asegura que los caudales son manejables y que no afectan gravemente el sitio de la presa.

En la Junta Directiva del 14 de junio de 2018 se exponen los riesgos derivados de la contingencia entre ellos el colapso o cierre descontrolado de la casa de máquinas y el destaponamiento repentino del túnel derecho. Igualmente, se señala la necesidad de reforzar el lleno prioritario de la presa porque la construcción hasta el momento no es la definitiva, solo era para superar la emergencia y no cumple con los estándares de una presa en los términos usuales.

El 18 de julio de 2018 la presa alcanza la cota 418, la Junta de Asesores en su informe N°16 de agosto de 2018 manifiesta que las pantallas de concreto plástico con presiones hidráulicas utilizadas en el proyecto son las adecuadas; sin embargo, debe intensificarse el contacto entre la pantalla plástica y la roca de los estribos con inyecciones adicionales.

Avanzan las obras de construcción de la presa y la inspección de los daños ocasionados por la contingencia del 28 de abril; respecto de la casa de máquinas, la probabilidad de rehabilitar el puente grúa es casi nula, se estima que se debe construir de nuevo. En Junta Directiva del 24 de julio de exponen los costos del proyecto los cuales podrían llegar a los 11 billones de pesos; se presenta el cronograma de recuperación y puesta en servicio del proyecto el cual contempla la entrada de la unidad 4 el 21 de noviembre de 2020 y el 9 de enero de 2022 estarían listas las primeras 4 unidades.

El deterioro en casa de máquinas ocasionado por el paso del río Cauca desde el 10 de mayo de 2018 demandaba la necesidad de interrumpir el flujo del río por aquel lugar; sin embargo esto no es posible antes de que el vertedero no esté en condiciones óptimas para su funcionamiento. El domingo 4 de noviembre de 2018, se realiza la apertura del vertedero, a partir de esta fecha se ha mantenido el paso del Río Cauca por esta estructura. Finalmente, la compuerta N°1 de casa de máquinas se cierra el 16 de enero de 2019 y la N°2 se cierra el 5 de febrero

La decisión de permitir el paso del Rio Cauca por la casa de maquinas ocasionó daños en la infraestructura, equipos y afectaciones ambientales y sociales cuyos costos estimados, con los datos aportados a la fecha de cierre de la actuación son los siguientes:

En el entendido que la “contingencia” aún se mantiene al cierre de este control excepcional y que no hay una fecha cierta para su terminación y entrada en operación del proyecto, queda una multiplicidad de obras, compras, reposiciones, instalaciones, tratamientos, etc., que están por hacerse y por consiguiente determinar su valor final. Debemos mencionar eventos cuya cuantía está por determinar, entre ellos los siguientes: reparación de las oquedades (afectan las líneas de conducción aguas abajo), fracturación en la roca (en los pozos de presión de las unidades 5 a 8 que compromete el área subsiguiente), blindajes de acero instalados, obras civiles en casa de máquinas, otros elementos por dar de baja, entre otros

Las deficiencias observadas por la Contraloria se agrupan en “La estructuración y planeación del proyecto” que no tuvo en cuenta factores ambientales ni la estabilización del macizo en puntos críticos ya identificados; deficiencias en construcción de sistemas de desviación, sin la instalación de guías de las compuertas de cierre, y en el fracaso del denominado “Plan de Aceleración”.

En los próximos días se conocerá el informe total y oficial de la Contraloría que prende las alarmas sobre las consecuencias para el país en materia energética, y la afectación de los pobladores afectados por Hidroituango.

Presentación previa del documento adjunto: