Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La JEP reconoció a 32 comunidades indígenas como víctimas del conflicto armado

Abogó por la protección estatal para estos más de 30 grupos.

Patricia Linares, presidenta de la JEP. Foto: Colprensa

El denominado territorio indígena "Katsa Su", perteneciente a la etnia awá y sus más de 30 cabildos indígenas componentes fueron reconidos por la JEP como víctimas del conflicto armado colombiano.
 

Esta denominación fue dada a conocer por la Sala de Reconocimiento de la Verdad, órgano de la Justicia Especial para la paz, la cual determinó la "inescindibilidad" de dicho territorio indígena, lo cual significa que dicho territorio o región no se puede dividir, reconociendo la posibilidad de que dicha étnia hubiese sufrido graves problemas en el marco del conflicto armado.

En virtud de lo anterior, la JEP les acreditó como víctimas en el marco de la llamada justicia transicional.

Estos más de 30 cabildos indígnas están compuestos por aproximadamente 20.200 personas asentadas en cinco "territorios ancestrales", los cuales actualmente se encuentran en proceso de titulación.

Esto pueblo indígena también conocido como los cuaiquer (o kwaiker) son una raza de origen "amerindia" que  se ascenta en inmediaciones de la frontera colombo-ecuatoriana, en cercanía del río Telembí, en Nariño, extendiendo su territorio hasta Carchi, Imbabura, Sucumbios y Esmeraldas.

Según los awá, su población pertenece al "Katsa Su", forma como es nombrada la madre tierra, quien es para ellos la garante del buen vivir de las personas que vivien en dicha región.

La Jurisdicción especial reconoció a su vez la autonomía, costumbres, instituciones y autoridades de dicho pueblo, abogando a siu vez al gobierno para que sea protegida, en virtud de la constitución, dicha diversidad étnica.