Escuche ahora

El Leit Show

Con Carlos Montoya, Daniela Arias, Eduardo Peña, Esteban Vásquez y Edgar Ibarra


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Policía Nacional rescató joven que había sido secuestrado hace cinco días en Bogotá

EL Gaula capturó a uno de los presuntos responsables de este hecho, que exigían 800 millones de pesos por la liberación de la víctima.

Secuestro y narcotráfico no serán delitos políticos ni conexos . Foto: Colprensa

Uniformados del Grupo Gaula de la Policía  rescataron sano y salvo al joven comerciante Estiven Beltrán Mota, de 22 años, quien había sido secuestrado el pasado 20 de julio en la localidad de Kennedy, sur de Bogotá.

(Le puede interesar: Condenan a un hombre que asesinó a su esposa y la arrojó desde un octavo piso)

Los uniformados se trasladaron en horas de la mañana del jueves hasta el sector de Altos de Cazucá, en los límites entre la localidad de Ciudad Bolívar y el municipio de Soacha (Cundinamarca), donde, además, se efectuó la captura de uno de los presuntos responsables del plagio.

Según las primeras indagaciones adelantadas por los investigadores, este hombre que fue puesto a disposición de la justicia sería una persona conocida de la familia del joven y quien habría liderado toda la actividad criminal.

Las informaciones recopiladas indican que la víctima había sido secuestrada en horas de la noche del pasado sábado por tres sujetos que, haciéndose pasar como autoridades, le presentaron una falsa orden de captura por delitos sexuales, lo cual no corresponde a la realidad.

(Lea en W: Por un polvo que no me eché me llevaron presa: Angélica Ramírez)

Por la liberación del joven comerciante, los secuestradores, quienes alcanzaron a identificarse como supuestos miembros de las extintas autodefensas pero que integrarían a una agrupación de delincuencia común, exigían la suma de 800 millones de pesos a los familiares del joven.

En el lugar de la operación se incautaron dos chalecos, una chaqueta y una gorra con logos de organismos de seguridad, un par de esposas, una videocámara con la que presuntamente se iban a grabar pruebas de supervivencia y una cobija con siglas de las extintas autodefensas.

Las acciones continúan para dar con la captura de los demás autores del plagio.