Escuche ahora

Julio Sánchez Cristo DJ

Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La impredecible metamorfosis de Messi en la Copa América de Brasil

El 10 de Argentina pasó de la frialdad al ataque frontal y a las acusaciones de corrupción.

Lionel Messi . Foto: Getty Images

Ha nacido un nuevo Lionel Messi en esta Copa América. El astro argentino no ha deslumbrado tanto por su fútbol, sus goles o sus regates, pero ha alzado su voz más que nunca.

Se marcha de su quinta Copa América habiendo marcado un solo gol, de penalti en el segundo partido de la fase de grupos ante Paraguay; con una expulsión, la segunda jugando con la Albiceleste, y sin el título, que le es esquivo a Argentina desde el que ganó en 1993. 

La medalla de bronce tras ganar el sábado a Chile por 2-1 sabe a poco y las oportunidades de ganar el oro en este torneo se van reduciendo para el cinco veces Balón de Oro. Ha perdido con la absoluta las finales de Copa América de 2007, 2015 y 2016, y la del Mundial de Brasil 2014. 

Pero hay una diferencia entre esta Copa América 2019, en la que cayó con Argentina en las semifinales ante Brasil, y los otros torneos: Messi ha ejercido de líder dentro y fuera del vestuario. El delantero se prodiga poco delante de los medios de comunicación. 

En el Barcelona sus comparecencias en ruedas de prensa son mínimas. De hecho, entre la última, que fue en la previa de la final de Copa del Rey de este año, y la anterior, pasaron cuatro años. Siempre ha huido de las polémicas pero a sus 32 años ha empezado a decir basta y en esta Copa América ha sorprendido con críticas a la Conmebol, el desempeño de los árbitros y el supuesto desmedido peso que tiene Brasil en la entidad. 

La metamorfosis del nacido en Rosario comenzó a notarse en el primer partido, que perdieron ante Colombia por 0-2 en Salvador. Messi estuvo cerca de 40 minutos con la prensa para dar sus explicaciones de ese nuevo fiasco. Ante Paraguay salvó a los suyos del desastre con un gol de penalti que les permitió seguir vivos en la competición. "Estamos en una situación complicada. Pero hay que levantar la cabeza rápido y pensar en nosotros", dijo. 

A partir de ahí, el juego del conjunto de Lionel Scaloni mejoró sustancialmente y con él, Messi empezó a criticar a la organización de la Copa América. Se quedó del estado de las canchas. "Todas las canchas donde jugamos son muy malas. Es muy difícil jugar así", manifestó tras ganar por 2-0 a Catar en el Arena do Gremio de Porto Alegre y sellar el pase a los cuartos de final.