Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cuatro rehenes nigerianos secuestrados en julio fueron ejecutados por yihadistas

Otro de los rehenes ya había sido ejecutado a finales de septiembre.

Cuatro rehenes nigerianos secuestrados en julio fueron ejecutados por yihadistas. Foto: Getty Images

Cuatro de los seis rehenes nigerianos secuestrados en Nigeria en julio por un grupo yihadista fueron ejecutados, anunció este viernes la ONG francesa Acción contra el hambre, que exigió "la liberación inmediata de su última rehén secuestrada".

"El grupo armado responsable del secuestro de trabajadores humanitarios el pasado 8 de julio asesinó a otros cuatro rehenes", escribió ACF, sin precisar la identidad de las víctimas.

Otro de los rehenes ya había sido ejecutado a finales de septiembre.

El pasado 18 de julio, una empleada de la ONG francesa, dos chóferes y tres miembros del personal del ministerio de Salud habían sido secuestrados al ser atacado su convoy en la ruta entre la capital del estado de Borno, Maiduguri, y la ciudad de Damasak, en el norte de Nigeria. Un chófer murió en la emboscada.

El Estado Islámico en África del Oeste (Iswap), afiliado al grupo yihadista Estado Islámico (EI) había publicado, poco después del secuestro, un video de la trabajadora de ACF pidiendo la liberación de los rehenes. Los otros cinco prisioneros -todos hombres- se hallaban detrás suyo.

"Acción contra el hambre condena con la mayor firmeza esos cuatro asesinatos y lamenta profundamente que sus llamamientos a la liberación de los rehenes no haya sido escuchado" señaló el comunicado de la ONG.

Iswap, una facción del grupo armado Boko Haram, que se escindió en 2016, es particularmente activa en esta aislada región cerca del lago Chad y fronteriza con Níger, donde lleva a cabo desde hace un año ataques contra las fuerzas de seguridad nigerianas.

El jueves, catorce miembros de las milicias civiles antiyihadistas y un policía murieron en un ataque llevado a cabo por el grupo en el noreste del país.

La rebelión yihadista en esa zona ha causado desde 2009 más de 35.000 muertos y dos millones de desplazados.