Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García y Adriana Bustos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

"Disfuncional" e "inepta", así calificó el embajador británico a la administración Trump

Ante la polémica generada por las afirmaciones, la primera ministra Theresa May se pronunció para afirmar que no comparte la visión del delegado diplomático.

Además, Trump se comprometió a no adoptar nuevos aranceles mientras continúen las negociaciones.. Foto: Getty Images

 El embajador del Reino Unido en Estados Unidos, Kim Darroch, sostiene que la administración republicana que dirige el presidente Donald Trump es "completamente disfuncional" e "inepta", según reveló periodico el dominical "Mail on Sunday".

El duro análisis de Darroch está contenido en una serie de documentos redactados desde 2017 a los que ha tenido acceso ese medio, los cuales no dejan en buen lugar a la Casa Blanca ni a la diplomacia británica.

El embajador también advierte en sus misivas de que para comunicarse con Trump es "necesario presentar argumentos simples, incluso rudos", al tiempo que se pregunta si la administración republicana "será algún día competente".

"No creemos realmente que esta administración vaya a ser mucho más normal; menos disfuncional, menos impredecible; menos dividida en facciones; menos torpe diplomáticamente e inepta", escribe Darroch.

En otra comunicación, el jefe de la diplomacia británica en EE.UU. indica que Trump se sintió "deslumbrado" por la pompa y el boato desplegado por Londres durante la visita de Estado efectuada al Reino Unido el pasado junio.

No obstante, precisa Darroch, el mandatario estadounidense seguirá guiando su política por el "interés propio", ya que "este es el país de América Primero".

Asimismo, califica de "incoherente" y "caótica" la posición de Washington respecto a Irán y pone en duda los motivos que dio Trump para suspender sus represalias bélicas contra Teherán tras el derribo de un dron estadounidense en el golfo Pérsico el pasado mes.

Trump dijo entonces que no lanzó ataques aéreos por miedo a los daños colaterales, pero Darroch cree que se echó atrás para proteger su imagen de cara a su reelección en la campaña de 2020, pues llegó a la Casa Blanca prometiendo que reduciría la implicación de su país en conflictos foráneos.

Respecto a las sospechas de connivencia entre el bando de Trump y Rusia en la campaña de las presidenciales de 2016, el embajador dice que "no se puede descartar lo peor".

(Lea en W: ¿Mostró más de la cuenta? La mala pasada que le jugó la lluvia a Melania Trump)

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores británico difundió este domingo un comunicado en el que recuerda que la ciudadanía "espera" que "nuestros embajadores" ofrezcan un "análisis honesto y sin adornos" de la política de sus respectivos países.

"Sus opiniones no coinciden necesariamente con las de los ministros ni con las del Gobierno. Pero les pagamos para que sean sinceros. De la misma manera, el embajador de EE.UU. aquí mandará sus impresiones de la política y personajes en Westminster", explicó la fuente.

El portavoz insistió en que la misión diplomática en Washington mantiene "unas relaciones estrechas con la Casa Blanca" y que "esta travesura", en referencia a la filtración de documentos, no alterará esa situación. 

(Le puede interesar: Trump promete que EE.UU. plantará "pronto" su bandera en la Luna y en Marte)

A su vez, y tras la polémica generada por la publicación, se conoció un pronunciamiento de la primera ministra británica Theresa May, quien pese a afirmar que confía en su delegado diplomático, no comparte sus palabras. 

El portavoz de la residencia oficial de Downing Street recalcó este lunes que la función del embajador es hacer evaluaciones políticas "honestas" del país donde está destinado, aunque sus opiniones no sean compartidas por el Gobierno del Reino Unido.

"Esta filtración no es aceptable", recalcó el portavoz oficial, que ha avisado de que se ha abierto ya una investigación.

(Lea en W: Decenas de miles de personas protestaron contra la visita de Trump a Londres)

"La primera ministra no está de acuerdo con la evaluación (del embajador). La primera ministra tiene una buena relación con el presidente (Trump) y el Gobierno trabaja estrecha y constructivamente con la administración en una variedad de cuestiones", agregó.

Por su parte, el ministro de Comercio, Liam Fox, que visita actualmente Washington, dijo hoy a la BBC que se disculpará por este incidente con la hija de Trump, Ivanka, cuando se reúna con ella.

Fox lamentó que filtraciones de este tipo puedan llegar a "dañar" la relación bilateral y a tener un "efecto" en los intereses de seguridad de los dos países.