Ciudades

Selecciona tu emisora

Las normas represivas que Cuba impone a sus médicos

Human Rights Watch señaló que los derechos fundamentales de los médicos en misiones sanitarias son vulnerados constantemente.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En La Hora Del Regreso, José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, denunció que existen normas represivas contra médicos cubanos en misión.

Primero, Vivanco se pronunció sobre la propuesta del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, sobre traer profesionales extranjeros a Colombia, entre ellos cubanos, para ayudar a combatir el coronavirus.  

 "Ellos son buenos médicos, pero no me parece objetable que médicos de otros países puedan suplir las falencias de salud que existen en Colombia. Si los médicos colombianos no alcanzan y otros pueden apoyar y se les paga correctamente, ¿quién podría oponerse?", dijo Vivanco.

Así mismo, el director de la División de las Américas, comentó que el problema es el Gobierno de Cuba que envía a los médicos en un contexto de trabajo forzado. "No tienen libertad y los honorarios son escasos. Si el alcalde de Medellín quiere traerlos deben negociar las condiciones", selañó Vivanco.

Los médicos no tienen contratos directos, sino que estos se hacen a través del Gobierno, quienes reciben en su país un salario mensual de 25 dólares. 

"Libertad es lo que no hay en Cuba. Hay médicos, pero no tienen libertad y las condiciones económicas locales son muy precarias. Muchas veces los pacientes les pagan con un chanchito. Deben rebuscársela para sobrevivir", expresó Vivando.

De igual forma, Manifestó que pese a que durante estas misiones se vulneran sus derechos fundamentales -son vigilados constantemente- muchos prefieren salir del país para multiplicar sus ingresos mensuales 10 o 15 veces.

"No reciben todo lo que les pagan y no tienen ni la más mínima libertad, si quieren relacionarse con alguien lo debe autorizar Cuba", aclaró Vivanco.

Si los médicos cubanos en misión infringen alguna norma reciben sanciones, como retirarles el pago. "La mayoría de ellos se inscriben en estos programas extranjeros por necesidad. Algunos salen seleccionados y no dicen que no porque pueden estar en una lista negra. Si quisieran romper el contrato, decir por ejemplo "quiero vivir en Medellín" eso los expone a sanciones de hasta ocho años de prisión", comentó Vivanco.

En caso de viajar a una ciudad como Medellín, Vivanco dijo que los médicos tendrían vigilancia la mayoría del tiempo. "El personal de la embajada los vigilaría y tendrían informantes para controlarlos (...) Si criticaron a la revolución cubana, si fueron a un bar ruidoso. Están sujetos a un control, como un Gran Hermano", concluyó Vivanco.

 

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?