Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Se despeja camino para Latam y Gol: se reactiva subasta de activos de Avianca Brasil

Ahora Avianca Brasil deberá fijar una nueva fecha para realizar la subasta.

Avianca podría permitir que nuevas empresas participen en la subasta, además de Latam y Gol, las que en abril alcanzaron acuerdos por separado con los acreedores para participar en la licitación. Foto: Getty Images

El tribunal de Justicia de Sao Paulo acogió un recurso presentado por Avianca Brasil y levantó la suspensión de la subasta de las operaciones de la aerolínea mediante la cual la compañía pretende pagar sus deudas, informaron medios brasileños.

Ahora Avianca Brasil deberá fijar una nueva fecha para realizar la subasta. Al respecto el abogado de la compañía Joel Luis Thomas Bastos señaló que se analizará si es necesario realizar una nueva redacción del llamado a subasta o sólo se deberá cambiar la fecha, según declaraciones replicadas por el medio Valor Económico.

De este modo Avianca podría permitir que nuevas empresas participen en la subasta, además de Latam Airlines y Gol, las que en abril alcanzaron acuerdos por separado con los acreedores para participar en la licitación y se comprometieron a realizar ofertas por al menos US$70 millones cada una.

La subasta se iba a realizar originalmente el siete de mayo, pero fue suspendida por el tribunal que acogió un recurso presentado por la operadora de servicios aeroportuarios Swissport, uno de los acreedores de Avianca, que alegó que el modelo de división de los activos en la subasta llevaría a un aumento en la concentración de mercado, a favor de Latam Airlines y Gol.

El acuerdo se dio luego que Azul, la tercera compañía aérea más relevante de Brasil con un 19% del tráfico, ofreciera comprar la mayoría de los derechos de frecuencias (slots) que tiene Avianca Brasil por US$105 millones.

El plan no convenció del todo a los acreedores de las sociedades que manejan Avianca Brasil, entre ellos el fondo Elliott, quienes diseñaron una nueva propuesta. Para ello estableció un modelo en que se dividieron los activos de Avianca en siete unidades productivas independientes (Upi). Con este nuevo esquema, Elliott invitó a participar en el proceso a Latam Airlines y a Gol, que lideran el tráfico aéreo brasileño con participaciones de 32% y 36%, respectivamente.

Azul le pidió al tribunal que creara una sola unidad productiva, al agrupar todos los activos de Avianca Brasil, que luego podrían venderse a Azul por US$145 millones. Azul, que había señalado que Gol y Latam pretenden evitar que obtenga la lucrativa ruta de vuelo Sao Paulo-Río de Janeiro, dijo que el plan de reestructuración aprobado por los acreedores en abril se vio afectado por los pagos directos que Elliott recibió de Gol y Latam, pasando por alto los derechos de los demás acreedores.

Sin embargo, el tribunal rechazó la petición de Azul y su director ejecutivo, John Rodgerson, señaló que la compañía no apelará la decisión y que no planean elevar su oferta por los activos de Avianca Brasil.
El 24 de mayo la Agencia Nacional de Avicación Civil de Brasil resolvió suspender todas las operaciones de Avianca hasta que la compañía no demuestre que tiene la capacidad de seguir realizando sus actividades de manera segura. Previo a todos estos problemas Avianca era la cuarta mayor aerolínea de Brasil.

Avianca Brasil, la marca comercial de Oceanair Linhas Aéreas, no forma parte del grupo de compañías de Avianca Holdings S.A, con sede en Colombia, pero ambas integraban un holding controlado por el mismo inversionista colombo-boliviano, German Efromovich. La compañía pidió protección por quiebra en diciembre, argumentando que sus operaciones estaban amenazadas por arrendadores que intentaban recuperar la propiedad de sus aviones.