Ciudades

Selecciona tu emisora

Aires de división entre indígenas de la Sierra por vacunación contra la COVID-19

Los cabildos de las comunidades ancestrales señalan que los diferentes mamos aún se encuentran reflexionando sobre si se someten o no al biológico.

Aires de división entre indígenas de la Sierra por vacunación contra la COVID-19. Foto: Colprensa. Foto: Colprensa

Con la llegada al país de los biológicos de Janssen, crecen las expectativas en las zonas más alejadas de los cascos urbanos, pues, dada su condición de única dosis, ahorraría segundos viajes para completar los esquemas de vacunación.

Sin embargo, esta misma noticia es motivo de discrepancias entre los pueblos indígenas de la Sierra Nevada, quienes se verían favorecidos con el fármaco por la lejanía en la que se ubican los resguardos.

Las diferencias marcadas entre Wiwas, Koguis, Arhuacos y Kankuamos, son respetadas entre sí, pero mientras unos han dicho categóricamente que no se van a vacunar, algunos lo dejan a la voluntad de cada individuo y otros piden ser priorizados en esta fase.

Jaime Luis Saya Ramírez, gobernador del pueblo Kankuamo, manifestó que su comunidad sí recibirá la vacuna mediante un proceso concertado entre los gobiernos territoriales y las autoridades ancestrales, respetando la autonomía de los que decidan abstenerse.

No nos cerramos a la posibilidad de vacunarnos porque entendemos la realidad. Estamos coordinando para que se pueda dar en un  menor tiempo en todas las comunidades y esperamos que pueda llegar, que no se aplace más y pueda haber garantías del acceso para todos al medicamento”, precisó Saya.

En contraposición, Fabio Montero, cabildo Wiwa, ha dicho que no participarán de las jornadas de inmunización, decisión que fue ratificada en una carta entregada a la Secretaría de Salud donde manifiestan que “por ahora no estamos interesados en las vacunas, dado que, dentro de esas vacunas existen las semillas del virus, o sea, cuando un cuerpo no está infectado y se vacuna así, la enfermedad nace allí”.

Por parte de los Arhuacos, representados en el Cesar por Zarwawiko Torres  y los Koguis, en cabeza de Arregocés Conchacala Zalabanta, han dicho que la disposición  de vacunarse o no, es personal, ya que hasta ahora no hay una determinación de los mamos.

“No sabemos si esta será la solución a la pandemia que estamos viviendo, pero entendemos la situación actual. Por eso, hemos dialogado con nuestros miembros sobre la necesidad de vacunarse, pero aún no hay un consenso definitivo, exceptuando  que quien individualmente lo quiera hacer, está en su derecho”, señaló Torres.

Para los Koguis la aplicación de los biológicos dependerá, además de lo dicho por los caciques, de la llegada del COVID-19 a sus resguardos. “Hemos tomado todas las prevenciones para que quienes entren o salgan no lleven el virus. Lo que no hacemos es preocuparnos demasiado, porque cuando lo hacemos estamos llamando la enfermedad”, acotó Conchacala.

Al punto en el que sí coinciden los hermanos mayores, es el llamado a la conciencia de los seres humanos, dado que el coronavirus en la cosmovisión nativa, es consecuencia del comportamiento del hombre que atentan con la madre tierra.

“Aún no hemos sido priorizados en la vacunación de Janssen, pero desde hace 2 meses estamos haciendo mesas de diálogos con los indígenas para suministrar toda la información científica de los medicamentos, pero respetaremos a quien no quiera vacunarse”, dijo Henrique Toscano, secretario de Salud de Santa Marta.   

En jurisdicción de la capital del Magdalena, según el INS, 9 arhuacos, 16 kankuamos, 2 koguis y 199 indígenas de otras etnias han dado positivo para coronavirus en lo que va de la emergencia sanitaria.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?