Ciudades

Selecciona tu emisora

Así es la rutina del primer alcalde de Boyacá con coronavirus

Se trata de Rigoberto Alfonso, alcalde de Sogamoso, que debe gobernar desde un computador mientras pasan 14 días de aislamiento.

En una mesa roja que tiene ubicada a la entrada del lugar donde está viviendo le dejan su almuerzo con empaques desechables.. Foto: La W

En una mesa roja que tiene ubicada a la entrada del lugar donde está viviendo le dejan su almuerzo con empaques desechables.. Foto: La W

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Al alcalde de Sogamoso, Rigoberto Alfonso, se le observaba en las últimas semanas activo, adelantando campañas sobre el coronavirus y acompañando a las familias de los cuatro mineros muertos en un socavón en Morcá.  

Afirma ser un alcalde de la calle, que se la pasa hablando con los presidentes de las juntas de acción comunal y con la gente, por eso cree los alcaldes son un vector de transmisión, ya que todos los días en el despacho, en las calles y en las plazas los abordan las personas a quienes deben escuchar.

Consciente del ritmo de vida que llevaba en medio de la pandemia, Rigoberto Alfonso, decidió hacerse la prueba del Covid-19 y dio positivo.

“Aprovecho para hacerles un llamado a los alcaldes de nuestro departamento para que se hagan la prueba, porque si yo hubiese seguido mi tránsito normal, a cuántas personas no hubiese podido contagiar con el virus, sin saber que lo tenía. Gracias a Dios sin tener los síntomas me hice la prueba PCR”, cuenta.

Por decisión propia, se alejó hasta de su familia y se encuentra aislado en un cuarto, donde hay una cama, un escritorio, un computador y una silla, desde allí está gobernado.

“Estoy solo porque el aislamiento no permite que uno comparta con nadie, me traen los alimentos y me los dejan ahí afuera, pero yo hago mi desayuno y hago mi comida”, narra.

Le puede interesar: Confirma cuatro casos positivos de coronavirus en Patriotas Boyacá

Así le tocará, durante 14 días que demora su aislamiento haciendo su desayuno: chocolate con queso y unos huevos; y en la noche algo, dice Alfonso, un caldo de pollo con papas.

Lo único que le llevan a Rigoberto Alfonso, de 55 años de edad, es el almuerzo que le dejan en una mesa roja en la entrada del lugar donde vive. “Allí me dejan el almuerzo, en empaques desechables y no tengo contacto con nadie”.

Un médico de la Secretaría de Salud, le hace monitoreo constante sobre su estado. “Yo estoy anotando muy juicioso cada cuatro horas, cómo está mi temperatura y mis pulmones porque el Covid-19, a veces, oculta neumonía”.

Rigoberto Alfonso, que desde niño soñó con ser alcalde de Sogamoso, reconoce no se imaginó una situación tan dura, como la pandemia que en su municipio a la fecha deja 452 contagios y seis fallecidos.

“En esta dificultad agradezco a Dios por tener mi esposa y mis hijos y la oportunidad de poder gobernar a mi ciudad”, dice el mandatario sogamoseño que sabe, para enfrentar el coronavirus, la rutina y el estrés, debe hacer ejercicio. “Es mi primera actividad del día”.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?