Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Ofrecen recompensa de 10 millones por información para esclarecer masacre en Segovia

Tres de las víctimas son de nacionalidad venezolana, el otro es un menor de edad colombiano.

Masacre en Segovia. Foto: Colprensa

Las autoridades locales investigan este domingo la masacre de cuatro personas, tres de ellas venezolanas, en el municipio de Segovia, Antioquia.


Las víctimas, entre las que también figura un menor de edad colombiano, fueron halladas por los vecinos de la aldea Manzanillo con impactos de bala en el cuerpo.

"En zona rural del municipio llegan varios hombres armados y disparar asesinando a cuatro personas", aclaró el alcalde, Gustavo Tobón.

La primera hipótesis de las autoridades indica que los responsables del hecho serían miembros del Clan del Golfo, considerada la mayor banda criminal del país y dedicada principalmente al narcotráfico.

Los lugareños subieron videos a sus redes sociales en los que se observa que las cuatro víctimas fueron acribilladas en una de las habitaciones de la vivienda en la que ayer se perpetró la masacre.

El comandante de Policía de la zona, general Oscar Antonio Gómez, ofreció una recompensa de 10 millones de pesos por información que permita dar con el paradero de los responsables.

(Lea más noticias regionales en W Radio)

Según las autoridades, los hombres que cometieron la masacre huyeron en motocicletas, por lo que son buscados en los alrededores.


Por su parte, el comandante de la Policía del departamento de Antioquia, coronel Gionvanny Buitrago, viajó a Segovia y manifestó que no se permitirá que "la criminalidad afecte la convivencia ciudadana".

El pasado 5 de junio fue asesinado el comandante de la estación de Policía de Segovia, teniente Andrés Gilberto Osorio Alvarado.

El hecho se presentó durante un allanamiento que realizaron las autoridades en las afueras de Segovia, en donde fueron recibidas a tiros.

A comienzos de ese mismo mes en Segovia nueve personas fueron heridas en dos hechos, en uno de los cuales un hombre disparó contra un grupo de lugareños que se encontraban en una discoteca.

El municipio antioqueño de Segovia vivió el 11 de noviembre de 1988 una de las peores masacres en la historia de Colombia cuando un grupo comandado por Fidel Castaño Gil, alias "Rambo", líder de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU) asesinó a 46 personas muertas y dejó a más de 45 heridos.