Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Video muestra cómo un menor amenaza con arma cortopunzante a un orientador en Bucaramanga

Fuerte enfrentamiento se registra entre un alumno y docente en un colegio de Bucaramanga.

En un video que se hizo viral se registra un rifirrafe entre un estudiante del colegio Francisco de Paula Santander, que está ubicado en el barrio Santander y un entrenador.

En este enfrentamiento el niño coge un arma corto punzante y se ve cómo tiene la intención de amenazar o atacar a un entrenador del Inderbú.

Los compañeros que presencian el episodio, le gritan, “Keiner no, Keiner cálmese, no lo haga, Keiner no, no”.

A pesar de que el orientador se aleja, el niño en varias ocasiones acciona el cuchillo que tiene en sus manos, pero no alcanza a agredir físicamente al docente.

"Ese video es cierto, es una situación desafortunada, el niño se fue para su casa, regresó al colegio con esta arma blanca, y ya , pasó lo que pasó se ve en el video,  los docentes contactaron a Policía de infancia y adolescencia,  se llevaron al estudiante, el menor no volvió al colegio, se intentó contactar a la mamá, no fue posible ubicarla,  y este caso quedó en manos de Policía de infancia y adolescencia, fue detenido, lo absolvieron pero no ha vuelto a la institución educativa", dijo, Ana Jazmín Pardo,  secretaria encargada de educación.

Alirio Amador,  líder comunal  del barrio Santander , dijo que, " el hecho que se ve en el video no es en el barrio,  pero  no logro reconocer si la pelea se dio  al interior del colegio.

“El profesor en un momento de la clase de física le pegó a mi hijo y le mete un empujón porque está imitando a un personaje de Sábados Felices,  mi  hijo salta la cerca, va a la casa, coge el cuchillo y luego va y quiere agredir al profesor, fue un momento de rabia, no sé qué  le pasó a mi hijo”, dijo la madre del menor de edad.

Dijo que demandaría en la Procuraduría ya que , según la mamá, la dignidad de su hijo, “está por el piso”.

Ana María Pinto, rectora de la institución, dijo que , "gracias a Dios no pasó a mayores, es un chico bastante intolerante, el caso de él ya había pasado al comité de convivencia, siempre saboteaba las clases; el día de la riña, el profesor lo regañó y lo hizo a un lado de la clase”.