Escuche ahora

El Leit Show

Con Carlos Montoya, Daniela Arias, Eduardo Peña, Esteban Vásquez y Edgar Ibarra


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Qué vacunas se están desarrollando contra la COVID-19?

Actualmente varios países trabajan con sus científicos para encontrar una cura rápida a este virus que ha dejado 252.356 de víctimas en el mundo y 3.610.006 contagiados.

¿Qué vacunas se están desarrollando contra la COVID-19?. Foto: Getty Images

Desde que se conoció la existencia y los efectos del coronavirus SARS-CoV-2, varias farmacéuticas e institutos de investigación de todo el mundo se han dedicado a buscar una vacuna que elimine o mitigue este virus. 

Por esa razón, la Asociación de Empresas Farmacéuticas de Investigación actualmente tiene 115 proyectos de vacunas diferentes, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuenta con 102.

En este punto se debe tener en cuenta que se debe aprobar y autorizar una vacuna apropiada. Al respecto ya se están haciendo ensayos clínicos en humanos de la vacuna BNT162 que fue suministrada a 12 voluntarios luego de obtener autorización por parte de Alemania. 

Además, si se logra probar la eficacia de la vacuna, las empresas deben empezar a producirla en grandes cantidades, a pesar de que casi ninguna tiene esa capacidad.

Debido a esta inversión económica, el pasado 4 de mayo, en una conferencia internacional de donantes en Bruselas, se fijó el objetivo de reunir al menos 7.500 millones de euros para desarrollar vacunas, medicamentos y tests.

Igualmente, la Fundación CEPI se fundó en Davos en el Foro Económico de 2016 con el propósito de que todos los países tuvieran acceso a vacunas y medicamentos en casos de epidemias y pandemias. CEPI y los gobiernos de varios países, como Noruega, India, Dinamarca, Japón o Suiza apoyan esta medida con recursos públicos. 

Mientras tanto, los estudios que se desarrollan contra la COVID-19 se dividen en tres tipos de vacuna:

  1. Vacunas vivas atenuadas:Se aplica en virus conocidos pero desactivados.Son una alternativa en la lucha contra nuevos patógenos. Cuando una persona recibe esta vacuna, el cuerpo desarrolla protección inmunológica. Esto puede evitar una infección real. Dicha vacuna vectorial ya se ha utilizado en la vacunación contra la viruela. La primera vacuna autorizada contra el ébola se basa también en un virus vector.
  2. Vacunas inactivas: Estas vacunas contienen proteínas virales seleccionadas o virus inactivos, es decir, patógenos muertos. Los virus muertos no pueden reproducirse. El cuerpo los reconoce como enemigos. Por lo tanto, el sistema de defensa del cuerpo crea anticuerpos. La enfermedad no se desencadena. Este método es una tecnología probada y comprobada desde hace mucho tiempo. Las vacunas de este tipo están disponibles, por ejemplo, contra la gripa, poliomielitis, tos ferina, hepatitis B y el tétano.
  3. Vacunas genéticas:Tienen la ventaja de que se puede producir rápidamente. Permite suministrar millones de dosis a muchas personas de todo el mundo en el menor tiempo posible.Las vacunas genéticas contienen información pura en forma de ADN o ARNm, en este caso, del COVID-19. Cuando las vacunas están ya en el cuerpo, forman proteínas virales inofensivas, que desarrollan protección inmunológica.

Sin embargo, hasta el momento no existe una vacuna así en el mercado. Por el contrario, todavía están en desarrollo. Varias empresas e institutos las están investigando. La primera vacuna autorizada en Alemania para la fase I es del tipo ARNm.