Ciudades

Selecciona tu emisora

AUC nos daban cuerpos para presentarlos como bajas: mayor (r) sobre falsos positivos

De acuerdo con el oficial, bajo el mando del coronel (r) Alejandro Cabuya en el Batallón Vargas en Granada (Meta), había un "pacto de no agresión" con los paramilitares.

Durante la diligencia, el mayor (r) del Ejército O.C. explicó cómo se producían los falsos positivos cuando era comandante de compañía y luego como oficial de operaciones. Foto: Cortesía: Rafael Aristizábal

La W tuvo acceso en exclusiva a la versión voluntaria ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) del mayor (r) del Ejército O.C. (protegemos su identidad por razones de seguridad) exoficial de operaciones del Batallón 21 Pantano de Vargas, enmarcada en el caso de falsos positivos abierto en ese tribunal. Su caso es uno de los más importantes en la investigación en los llanos orientales y es mencionado en por lo menos 20 expedientes (aceptó algunos y rechazó su participación en otros).

Durante la diligencia explicó cómo se producían los falsos positivos cuando era comandante de compañía y luego como oficial de operaciones. En sus relatos narró uno de los casos más escabrosos producido en Puerto Unión (Meta) donde cinco jóvenes atraídos bajo engaños laborales fueron asesinados por las Autodefensas en un acuerdo directamente, según él, con el coronel Cabuya, comandante del Batallón. Las víctimas fueron llevadas a una escuela, donde las ejecutaron para que el Ejército (de manera coordinada) recogiera sus cuerpos y las presentara como bajas en combate, algo que reveló era frecuente.

Recomendamos:

"Al momento de ver las AUC que la tropa se estaba acercando, procedieron a ejecutarlos, los asesinaron y salieron corriendo. La tropa, al escuchar los disparos, avanzó y encontraron los cinco cuerpos y reportaron las bajas como si las hubiera dado el Ejército. La tropa ni disparó, hicieron el simulacro de combate, efectuaron el reporte de los muertos hechos por las AUC" indicó ante el Tribunal Especial.

De acuerdo con el Mayor retirado, el Coronel Alejandro Cabuya "cuadró" directamente esas ejecuciones extrajudiciales con las Autodefensas porque lo estaban empezando a presionar desde arriba para que presentara resultados y advirtió por medio del Mayor (que era su enlace con los paramilitares) que si no lo hacían le iba a tocar comenzar a combatirlos.

"Fue el coronel Cabuya directamente, yo fui y le dije a Julián (exmando de las AUC) que el comandante del Batallón necesitaba un resultado, Julián me ofreció la escuela (donde los mataron) y yo le reporté eso. Él me dijo (Cabuya) yo para qué quiero esas tablas, deje y yo cuadro eso. Entonces me dijo haga la orden de operaciones, se direccionó para hacer ese positivo. Deduzco que prácticamente la coordinación la hizo el Coronel Cabuya con "Chatarro" (mando medio junto a Julián)" expresó.

En otros casos, sostuvo también que en alianza (como casi siempre) con los Paramilitares del Bloque Centauros, cuando estos últimos se enfrentaban contra las Autodefensas del Casanare al mando de "Martín Llanos" entraban a recuperar sus muertos para presentarlos como propios obtenidos en combate, como en una ocasión donde cogieron para sí mismos 15 cuerpos para mostrarlos como resultado.

"Lo único que hicimos nosotros fue recoger, sobre las seis a ocho de la noche reporté el resultado en el Batallón, recogimos 15 muertos, dados de baja. "Muy bien", me dijo el Coronel. Yo no hice ni un solo disparo" narró ante el magistrado Alejandro Ramelli y su magistrado auxiliar Hugo Escobar.

Ante la Justicia Penal Militar tuvo que mentir, al tratar de explicar el abundante número de bajas (muchas de ellas sin armamento).

Le puede interesar:

"Tocaba seguir el teatro de esta mentira, allí organizamos u organicé y dije que fue lo que quedó consignado, que venía un carro, una volqueta, hicimos el pare, resulta que cuando hicimos el pare nos emboscaron y los abatimos, cuando vimos la volqueta, venían 10 cadáveres más, estaban extrayendo muertos. Fue la mentira que inventamos para dar nuestra versión y justificar el resultado" relató el Mayor (r).

El compareciente profundizó cómo en esa zona del Meta el Ejército y Autodefensas convivían sin ningún problema, se ayudaban y la orden que recibía desde el Batallón era no atacarlos.

"Eso era como dicen, un pacto de no agresión, en cierto sector nosotros no nos metíamos allá para nada y ellos no se metían en el de nosotros. Ellos pasaban, ya sabíamos que eran, se dejaba pasar, no había una orden de neutralizarlos, que hicieran sus fechorías o sus trabajos, no había ninguna orden de combatirlos. Si íbamos en camino y nos encontrábamos con ellos desviábamos o les decíamos: córranse háganse para allá porque nosotros vamos para allá y de pronto nos equivocamos" relató el compareciente.

Aunque no señaló nombres, al ser cuestionado por el posible conocimiento de altos mandos sobre esas relaciones con las AUC en el Ejército, afirmó que era prácticamente imposible que por varios años nunca se hubieran enterado.  

"No pasaba nada, nadie veía, nadie escuchaba, nadie hablaba, pero todos sabían, digo yo, y me atrevo a asegurarlo, porque es imposible que en el ámbito de la jerarquía militar no se sepan las cosas y cómo suceden las situaciones, y me atrevo a decir que era un hecho real que se sabía de la convivencia de las Fuerzas del Estado con grupos de Autodefensas" expresó.

Durante su intervención, el mayor (r) además señaló que al salir de la cárcel tuvo muchas trabas para acceder a la información relacionada con sus investigaciones, porque desde el Ejército se desaparecieron informes o, por pereza, no se los entregaron

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?