Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El proceso de paz fue un fracaso: general Ruíz

El presidente de Acore aseguró que en Colombia no hay un posconflicto porque seguimos en guerra y además afirmó que debemos estar listos para una eventual guerra con Venezuela

El presidente Iván Duque anunció un remezón total en la cúpula de las Fuerzas Militares y policiales del país, después de 4 meses en el poder, en los que había mantenido la plana mayor que acompañó la recta final del gobierno de Juan Manuel Santos. 

En La W Radio analizamos los nuevos nombramientos y los retos de esta nueva cúpula. Para ello nos acompañaron como invitados el general retirado y presidente de Acore, general Jaime Ruíz.

Para el general Ruíz, la nueva cúpula es "excelente", y manifiesta es también el parecer de otros varios oficiales cercanos a él. Ruíz destaca que los generales elegidos por Duque son "muy calificados y expertos en temas operacionales, lo cual representa un mensaje de tranquilidad para la sociedad civíl".

Ruíz destaca que al interior de las instituciones militares gerarquizadas se hace necesario un reelevo o renovación periódico, y que este cambio en los altos mandos de las Fuerzas Armadas de Colombia se había esperado ocurriera pocos días después de que asumiera el hoy presidente Iván Duque Márquez, y señala que "razones habrá tenido el presidente", para haberse tomado un tiempo de meses para anunciar el cambio.

Para el hoy presidente de ACOME, hay cosas que mejorar desde el punto de vista institucional, y reconoce como uno de los principales retos para la cúpula que asume, es el factor amenaza extrafronteriza, representado en la presencia de equipos militares muy sofisticados en territorio venezolano, procedentes de Rusia e Irán.

Para el general Ruiz, "algo raro se está cociendo allí". 

Así mismo, el general retirado identifica como reto para las Fuerzas Armadas de Colombia, el diferendo marítimo que sostiene el país con Nicaragua, señalando que estas deben estar preparadas para ejercer la defensa de la soberanía nacional establecida constitucionalmente.

Ruíz manifiesta la necesidad de fortalecer las capacidades de los uniformados colombianos, haciendo de las fuerzas militares capaces de ejercer el poder disuasivo que responda y prevenga cualquier tipo de amenaza.  

En cuanto al tema de la amenaza interna, Ruíz se refirió al reto de la Policía en materia de seguridad ciudadana, recordando que existen planes para tal fin, y que es responsabilidad de los nuevos mandos dirigir la implementación y ejecución de dichas directrices. 

Sobre la relación con el Eln, dadas las condiciones de suspención de los diálogos y el refugio de sus comandantes en territorio venezolano, el presidente de Acome, entidad que agremia a los militares retirados, afirmó que el presidente Duque, en su condición de comandante en jefe, ha tomado decisiones importantes, condicionando la continuidad de los diálogos al cese total de las actividades delictivas por parte de esa guerrillas, e invita a la sociedad civíl a respladar las condiciones del gobierno nacional. 

Ruiz denuncia a su vez, que en la zona de frontera existen alianzas entre fuerzas disidentes, del proceso que se adelantó por parte del anterior Gobierno Nacional con las Farc, y miembros del Ejército de Liberación Nacional.

El militar retirado señala que en las reuniones y acercamientos entre las dos agrupaciones, con el ánimo de definir rutas del negocio del narcotráfico, y explótación ilegal minera,  habrían participado algunos exlíderes guerrilleros como Márquez y el Paisa, e incluso denuncia que también participarían del pacto algunos miembros de las fuerzas armadas venezolanas.

________

Para Acore , el balance de la cúpula saliente: 

"No hablemos de las personas, hablemos de la institución como tal, las instituciones cumplieron la tarea". Ruiz destaca las cifras en la lucha contra la delincuencia, y señala que le dan tranquilidad. 

"Tenemos unas fuerzas militares, suficientemente profesionales y capacitadas para responder a cualquier tipo de amenaza", señala el general retirado. 

Ruíz destaca a su vez la necesidad de que las Fuerzas Armadas crescan en su número de efectivos, y llama a acompañar dicho crecimiento con mécanismos legales, y herramientas que les permita hacer frente a las amenazas. 

Sobre la coyuntura del orden público en el país, el presidente de Acore señaló que " Si hablamos en términos claros, postconflicto no hay, el conflicto continúa, lo que tenemos es un postacuerdo que no funcionó, que fracasó". 

Según Ruíz, "es lamentable", y señala que las personas que se habían concentrado en las llamadas Zonas Veredales, se han marchado en su gran mayoría debido al incumplimiento de los acuerdos por parte del Gobierno Nacional, y que por el contrario, se han marchado para engrosar en algunos casos las filas de las disidencias

Pra Ruiz, el acuerdo fracasó, y es una realidad tangible no solo en las zonas rurales, sino también en las urbanas,  hasta donde señala han llegado personas desplazadas para cometer actividades criminales como modo de superviviencia, "porque no saben hacer otra cosa y necesitan generar un mecanismo para sobrevivir".

"No es posible hablar de que el país está en paz, el país está en una situación muy crítica y no es solo responsabilidad de las fuerzas militares y de policía; es del Estado como tal", afirma a la vez que sugiere que importante revisar qué de lo pactado está el Gobierno colombiano en capacidad de cumplir, para de alguna forma frenar la situación. 

"Hay que aplicar la fuerza a quienes no se sometan", sugiere Ruíz. 

Para el presidente de Acore, uno de los grandes problemas del acuerdo que se negoció en La Habana, radica en la generosidad de muchos de quienes representaron al Gobierno, y cómo la guerrillas de las Farc se aprovechó de ello para conseguir pactar cosas que no iban a ser posibles de cumplir. 

Cuando se le pregunta por los representantes del Ejército en la mesa de negociación, refiere que muchas veces durnate el proceso, el general Mora, uno de los militares en la mesa, viajó a Bogotá con la intensión de renunciar al equipo negociador, porque según Ruíz, se pactaban cosas por debajo de la mesa. Afirma que nunca le aceptaron la renuncia, y que Acore le sugería seguir en el equipo negociador porque era preferible su presencia a quedarse sin representantes. 

Ruíz anuncia que el general Mora estaría próximo a pronunciarse, y a denunciar algunas irregularidades que se presentaron en el marco de la negociación. 

Ruíz destaca que las Fuerzas Armadas están prestas a respaldar al jefe de Estado en el cumplimiento de lo acordado y de las "obligaciones impuestas", pero señala que algo que afecta a las tropas es la seguridad jurídica. "Hay moral y hay compromiso". 

Aunque manifestó no quererse referir al expresidente Juan Manuel Santos, Ruíz señaló que "el daño que le generó al país, es muy evidente", y señala que también afectó a las Fuerzas Armadas debido a las "restricciones que impuso". "Desescalar el conflicto era amarrar a las tropas para no cumplir su función constitucional", señala el militar retirado. 

Sobre la coyuntura del orden público en el país, el general Ruíz señala que el gran problema de Colombia es el narcotráfico, y afirma que para el control social se requiere la presencia policíal, y que si no es suficiente, se debería apoyar en la presencia del Ejército y la infantería de Marina.