Ciudades

Selecciona tu emisora

Los reclamos de los familiares de víctimas del atentado de la Escuela Militar Santander

Ha pasado un año del atentado por parte del ELN, donde murieron 21 cadetes y resultaron heridas más de 100 personas, estas son algunas de las voces de quienes reclaman justicia

El 17 de enero de 2019, hacia las diez de la mañana, la Escuela General Santander fue blanco de un atentado terrorista que causó una herida en lo más profundo de la fuerza pública.

José Aldemar Rojas Rodríguez, integrante del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de 56 años de edad, ingresó con un vehículo cargado con 80 kilos de explosivos tipo pentolita, el cual fue detonado pocos minutos después.

En este hecho perdieron la vida 22 cadetes de Policía, entre quienes se encontraba Erika Chicó, de nacionalidad ecuatoriana, además de dejar 67 personas heridas. Posteriormente, el presidente Iván Duque dio la orden de reactivar las órdenes de captura contra los negociadores del ELN que se encontraban desarrollando los diálogos de paz con el Gobierno en Cuba desde mayo de 2018. Sin embargo, invocando el cumplimiento de los protocolos, la isla se ha negado a entregarlos.

Hoy en día, un año después de este suceso, los familiares de las víctimas siguen viviendo con el dolor de la pérdida en medio de la lucha legal que comenzó desde el pasado 5 de marzo. Ese día, tras una reunión con el entonces director general de la Policía Nacional, Óscar Atehortúa, conocieron que, debido a que los jóvenes víctimas del atentado eran estudiantes, no pertenecían a la institución y, por consiguiente, sus familias no tenían derecho a la reparación.

Después protestar en varias ocasiones, el presidente Duque reconoció su derecho a la reparación y solicitó al Congreso que se diera trámite a la llamada Ley de Honores. De esta manera, a la ecuatoriana Érika Chico se le otorgó la nacionalidad por adopción y los 22 cadetes fallecidos recibieron el grado póstumo. Además, se les entregó a las familias las prestaciones y pensiones que corresponden.

A propósito de la conmemoración de este suceso, La W conversó con los familiares de varios de los jóvenes que asisten a la ceremonia en la Escuela General Santander para recordar a sus seres queridos y rogar porque un hecho como este jamás se vuelva a repetir.

----------------------------

“Diecisiete falencias de seguridad del cual hicieron caso omiso el ministro de Defensa, de esa época, el señor director de la policía, la directora de la Escuela, director de Escuelas Nacionales y el tan capitán que se hizo el loco (…) eso los hace culpables como a ese bando de guerrilleros”: Freddy Manjarrez, padre del cadete Juan Felipe Manjarrez

“Queremos que paguen uno y cada uno de los que tuvieron que ver con este acto vil y cobarde (…) Ya que ese vehículo entró por la negligencia de los custodios de este sector”: César Augusto Ojeda, padre del cadete César Ojeda

Lucero Gómez, madre del cadete César Ojeda.

“Mi pedido especial al gobierno después de saber que hay una presunta culpabilidad de la directora de ese entonces que hizo omisión de los pedidos de inteligencia de la Policía”: Roberto Chicó, padre de subteniente Erika Chicó

“Vemos demorada la justicia, el ELN se atribuyó el hecho y aun no pagan. Nos dimos cuenta de las mismas fallas que hubo en la Institución”: Francisco Marulanda, padre del cadete Juan Esteban Marulanda

“Quiero solicitar al presidente Iván Duque, al ministro de Defensa y al general de la Policía para que conozcan la historia de mi hermano y le ayuden a cumplir su sueño de ser policía”: Angie Murillo, hermana de Daniel Murillo, alférez en recuperación

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir