Escuche ahora

El Leit Show

Con Carlos Montoya, Daniela Arias, Eduardo Peña, Esteban Vásquez y Edgar Ibarra


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Más de 450.000 guardas de seguridad prestan sus servicios durante actual emergencia

Gremio del sector pide a la ciudadanía que permanezca en su casa durante Semana Santa y que no contrate empresas ilegales.

Más de 450.000 guardas de seguridad prestan sus servicios durante actual emergencia. Foto: Colprensa

ECOS, gremio de la industria de seguridad en Colombia, indicó que es importante mantener la seguridad, orden y tranquilidad que se requiere en estos difíciles momentos en donde "asumen un nuevo rol en sus funciones para evitar la propagación del coronavirus, razón por la cual se pide a los colombianos permanecer en sus casas en esta semana santa. Semana en que seguirán funcionando todos los servicios y operaciones de la seguridad privada en el país". 

Además, el gremio señaló que los cerca de 450mil hombres y mujeres que trabajan para la seguridad privada en Colombia hacen esfuerzos extensivos para ayudarle al país en este momento de crisis garantizando la seguridad de sus custodios y lugares asignados a la industria para su protección.

"Hemos venido apoyando al Gobierno Nacional de cara a las medidas que se impusieron para evitar la propagación del Covid-19, motivo por el cual, los guardias de seguridad reportan a la Policía anomalías, actos sospechosos, reuniones superiores a 50 personas o actos que vayan en contravía de la salud pública, dado que, son ellos quienes cumplen con el filtro de seguridad en conjuntos residenciales o propiedad horizontal", resaltó José Saavedra, presidente de ECOS.

Este sector de la seguridad privada informó que mantendrá todos los protocolos de vigilancia establecidos por la coyuntura que el país atraviesa de cara a la crisis de salud pública, y hace un llamado a la ciudadanía para que no viaje en esta semana santa y se mantenga en casa. 

El sector también pidió que no se contraten empresas ilegales, debido a que estas no dan las garantías de seguridad y vigilancia que prestan las compañías debidamente constituidas y vigiladas por la Superintendencia de Vigilancia.