Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Policía de Bogotá reconoce algunas fallas de procedimiento tras detención de mujer en vehículo particular

El alto oficial aclaró que no hubo ilegalidad en los procedimientos porque los vehículos y sus placas eran institucionales.

El general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá. Foto: Colprensa

El general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, respondió a los cuestionamientos realizados por un  procedimiento en los que se evidencia la detención y traslado de jóvenes en vehículos particulares por parte de miembros del Esmad.

El alto oficial aclaró que no hubo ilegalidad en los procedimientos porque los vehículos y sus placas eran institucionales. Sumado a esto, las personas que los conducían estaban plenamente identificadas.

El comandante de la Policía manifestó además que se tomó la decisión de detener a estas personas porque se encontraban obstaculizando la vía, impidiendo la libre movilidad en este punto de la capital del país.

Lea también: [Video] Denuncian detención arbitraria por la Policía en carros particulares

"Expliqué que estos vehículos son institucionales, los funcionarios que iban al interior son institucionales y como Policía podemos  hacerlo. Es decir, las placas de esos vehículos que los identifica les corresponde el modelo, color y a la entidad. No tendría por qué presentarse alguna especulación, si hubiera algo oscuro me imagino que no sería algo tan claro", indicó el general Hoover Penilla.

Aclaró que esos funcionarios tendrán que responder por qué realizaron los traslados en sus vehículos y si fueron requeridos o llamados en ese momento.

El comandante de la policía de Bogotá, sin embargo, admitió que sí  hubo un error luego de que se dejara libre a una de las detenidas en medio de la vía pública.

"En estos momentos ya se apertura una investigación y está en proceso, lo que ellos manifiestan es que se sintieron temerosos ante la presión ciudadana, empezaron a sentir miedo y por eso optaron por entregársela a la comunidad. Graso error, graso error, el procedimiento, independiente a las consecuencias, debió haber terminado. Se lo digo como policía".