Ciudades

Selecciona tu emisora

Aram Mahmoud, el atleta de Siria que hace parte del Equipo Olímpico de Refugiados

Aram Mahmoud contó en Sigue La W su historia y cómo llegó a ser atleta en las Olimpiadas.

Aram Mahmoud contó en Sigue La W su historia y cómo llegó a ser atleta en las Olimpiadas.. Foto: ALEXANDER NEMENOV/AFP via Getty Images

En diálogo con Sigue La W, Aram Mahmoud, integrante del Equipo Olímpico de Atletas Refugiados de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 en el deporte bádminton, comentó en Sigue La W que, antes de practicar el deporte por el que representa a miles de refugiados alrededor del mundo, “jugaba gimnasia con mi hermana”, pero se dio cuenta que “no era tan bueno”. Encontró su deporte porque “una vez vi un juego de bádminton y me gustó. Le dije a mi padre que quería intentarlo. Desde el principio fui muy bueno. Empecé a jugar torneos locales y gané algunos. En ese momento dije que este es el deporte que quiero jugar”.

Mahmoud es un sirio de 24 años que practica bádminton. Huyó de Siria en 2015 por la guerra civil que se vive en el país gobernado por Bashar Al-Asad, apoyado por Rusia. Es un conflicto que también incluye la participación de Estados Unidos, de grupos rebeldes de Siria que quieren la renuncia de Al-Asad, así como, en su momento, grupos terroristas como ISIS.

El integrante del Equipo Olímpico de Atletas Refugiados, indicó, a su vez, que “siempre fue un sueño para mí y para cualquier atleta estar en las Olimpíadas, pero es muy difícil de conseguir. Es muy bueno tener la oportunidad de representar a los refugiados alrededor del mundo. Es un honor estar aquí”.

“Toda la situación de mi país (Siria) que todos conocen y las dificultades para vivir” hizo que Mahmoud abandonara su país. “Por suerte, encontré a Países Bajos. Es un segundo hogar para mí. Sé que estoy ahí como un refugiado, pero la hospitalidad que he recibido ha sido inmensa. Muchas personas me han ayudado. Me siento en casa”.

Cabe recordar que la guerra de siria cumplió una década este año. El conflicto interno ha cobrado cerca de 400 mil vidas, 22 mil de las cuales pertenecían a niños y niñas. Son 11 millones de sirios que dependen de ayuda humanitaria, puesto que viven en la pobreza, y 6,7 millones desplazados internos.

Antes de estos Juegos Olímpicos, “mis expectativas eran que quería competir y darle a las personas una buena imagen de mí y de mi nivel”, dijo Mahmoud, integrante del Equipo Olímpico de Atletas Refugiados. “El primer partido no resultó como quise, pero en el segundo jugué mejor. Desafortunadamente perdí ambos, pero pienso que puedo mejorar, debo trabajar más”.

Le puede interesar:

En un futuro, Aram Mahmoud quiere “seguir estudiando, seguir jugando torneos, aumentar mi ranquin mundial” para llegar “al top 100 este año y luego pasar hasta el top 30. Sé que tomará mucho trabajo duro. Espero poder hacerlo”.

En un mensaje a las personas que representa, Mahmoud señaló que “estoy haciendo lo mejor para que otros vean que, si tienen un sueño y quieren alcanzarlo, pueden hacerlo. Deben trabajar duro y esperar la oportunidad. Diviértete con todo lo que haces y así cada vez vas a alcanzar más y más. Espero que todos puedan lograr sus sueños en algún momento”.

Por su parte, Sibylla Brodzinsky, portavoz regional para ACNUR, dijo que “se creó para los juegos de Río y básicamente porque en los refugiados del mundo hay maestros, atletas, hay de todo. Entonces no pueden participar en estos eventos como parte de sus países”.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?