Ciudades

Selecciona tu emisora

Unidad, justicia y deuda externa: temas abordados por Alberto Fernández en su posesión

El nuevo presidente de Argentina llegó a la Casa Rosada, en su discurso de investidura también tocó el tema de las relaciones bilaterales con Brasil.

Posesión de Fernández. Foto: Agencia EFE

Alberto Fernández asumió este 10 de diciembre de 2019 la Presidencia de Argentina tras vencer en las urnas al actual presidente Mauricio Macri, quien aspiraba a la reelección.

En el marco de su discurso de investidura como nuevo jefe de Estado, Fernández, quien llegó con la expresidenta Cristina Fernández como su fórmula vicepresidencial, abordó diversas temáticas que marcan la coyuntura nacional argentina, como la segmentación social que atraviesa el país, la deuda externa, la persecución judicial y la difícil relación bilateral que podría tener durante su mandato con el gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil

Durante su intervención, en el marco del acto de toma de posesión adelantado en el recinto del parlamento argentino, Fernández realizó un ingente llamado a la unidad de Argentina, y a trabajar en pro del bienestar de todos los ciudadanos de su país, abogando por la solidaridad con las clases menos favorecidas en el marco de un "nuevo contrato ciudadano social ". "Ha llegado la hora de abrazar al diferente" dijo el nuevo mandatario argentino, quien también invitó a cerrar una "herida sangrante", derivada del desencuentro entre los diversos sectores sociales. 

Fernández afirmó que lamenta asumir el poder en un momento en que Argentina está "débil y postrado", reiterando a su vez que, pese a que llega con la plena voluntad de responder a las obligaciones económicas adquiridas por su país durante gobiernos pasados, las capacidades monetarias de su nación no permiten hacer frente a la deuda externa de la forma que considera ideal. "Para poder pagar es necesario crecer primero", dijo, anunciando un sistema de incentivos a la producción, y manifestando preocupación por una tasa de inflación que superó el 50%.

Datos del gobierno Macri estiman en 314.315 millones de dólares la actual deuda externa de Argentina, 74.000 millones por arriba de la que presentaba mencionado país un cuatrienio atrás. 

(Lea en W: Israel aboga para que Argentina mantenga estatus terrorista a Hezbolá)

Otro de los puntos tocados por Fernández en su investidura fue la "justicia independiente", rechazando la forma en la que otros poderes han influido en ella poniéndola a su servicio e intereses particulares.

Ante lo anterior, Fernández manifestó su intención de impulsar una reforma al sistema judicial con el objetivo de que la justicia deje de actuar según "los vientos políticos del poder de turno", haciendo alusión, posiblemente, a las investigaciones por corrupción que se adelantaron durante el mandato Macri en contra de la exmandataria y ahora vicepresidenta Cristina Fernández

"Nunca más una Justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, ni a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno... nunca más", sentenció en nuevo ocupante de la Casa Rosada, quien también rechazó los escenarios que propician la impunidad.

 "Ningún ciudadano, por más poderoso que sea, está exento de la igualdad ante la ley", afirmó Fernández, recordando a su vez que "ningún ciudadano, por más poderoso que sea, puede establecer que otro es culpable si no existe debido proceso y condena judicial firme".

Finalmente, Fernández dedicó un apartado de su discurso para hacer un llamado a la generación de "hermandad" con su vecino país de Brasil, manifestando la necesidad de que se genere una agenda conjunta para abordar diferentes frentes de interés binacional, abogando porque el bien común de las dos naciones prime por encima de las diferencias entre los líderes políticos de turno. Lo anterior en alusión directa a la tensa relación que podría presentarse con su homólogo brasileño Jair Bolsonaro, quien ha mostrado su descontento con la llegada de Fernández al poder en Argentina, y quien incluso otrora realizó fuertes declaraciones en su contra.

Aunque Bolsonaro había manifestado su negativa a asistir a la posesión o a enviar un delegado, finalmente Brasil estuvo representado por el vicepresidente Hamilton Mourao.

(Lea en W: “El caos lo generaron los que nos relacionaron con Venezuela”: Fernández)

Uno de los temas que genera diferencias entre los dos mandatarios es el futuro de Mercosur, pues mientras Bolsonaro aboga por su desaparición, Fernández ha manifestado su apuesta por "robustecer" la entidad de cooperación comercial.

Fernández también presentó su punto de vista frente a las reiteradas protestas que se han presentado en varios de los países de la región, manifestando su compromiso con abogar por la defensa de los gobiernos y los valores democráticos, en una clara postura que evidencia la prevalencia de las políticas de respice similia en su agenda internacional.

También abordó el tema de la soberanía sobre el territorio de las Malvinas, y terrenos en la Antártida.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir