Ciudades

Selecciona tu emisora

Confié en la buena fe de mis hombres: coronel (r) Hernán Mejía se defiende

El excomandante del Batallón La Popa (2002 a 2003) y precandidato presidencial señaló que nunca ordenó recoger cuerpos de las AUC para presentarlos como bajas en combate.

De acuerdo con el coronel (r) Hernán Mejía, nunca pidió algo indebido y siempre confió en la buena fe de sus hombres. Foto: Proporcionada por Rafael Aristizábal

En el marco de las investigaciones de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) por los hechos criminales ocurridos en el Batallón La Popa, La W tuvo acceso a la versión voluntaria del coronel (r) Hernán Mejía, quien comandó esa guarnición militar entre los años 2002 a 2003 y ha sido señalado por varios de sus subalternos de haber tenido alianzas con grupos paramilitares en el Cesar.

El oficial (r) durante todo su relato rechazó cualquier señalamiento de relaciones directas o indirectas con grupos de Autodefensas y desechó mucho más, que haya ordenado o aceptado que se recogieran cuerpos de personas asesinadas por paramilitares para presentarlos como bajas propias.

De acuerdo con el coronel Mejía, nunca pidió algo indebido y siempre confió en la buena fe de sus hombres.

"Ordené operaciones claras, legales, precisas y concisas y mis instrucciones eran que jamás podíamos permitir que cayera un inocente o que hirieran a nuestros hombres en una operación. No conocí de ese vínculo, no conocí que le entregaran muertos a mis hombres, pero lógico yo no tenía el don de la ubicuidad. Yo tenía que confiar en su buena fe, pero por parte del comandante nunca hubo una instrucción de cometer un acto ilegal. ¡Jamás!" sentenció.

También manifestó que nunca trabajó conjuntamente con paramilitares y descalificó los señalamientos en su contra, elevándolos a una campaña de desprestigio integrada también por los subalternos que han declarado en detrimento suyo.

"Ahora resulta que ellos hicieron lo que yo no había ordenado, desviado mis órdenes y me engañaron ¿por qué me engañaron? Yo necesariamente ordenaba acciones claras, legítimas, legales, oportunas y concisas. Están escritas en las órdenes de operaciones, ¿será que la pérdida de esas órdenes de operaciones y esa documentación era parte de este engranaje para que no se construya la verdad? " sostuvo.

Sobre las acusaciones de entrega de premios y beneficios a quienes presentaran "bajas" el coronel (r) manifestó que nunca entregó bonificaciones y que solo cumplió una directiva presidencial en el gobierno Uribe de entregar recompensas a informantes.

"Señor magistrado, nunca pagué recompensas ni entregué premios en dinero a ningún soldado", señaló.

En la diligencia también hizo duros señalamientos hacia comunidades indígenas como los Kankuamos, señalando que, en gran proporción, miembros de esa comunidad integraban grupos armados ilegales.

"Esta comunidad de unas familias específicamente y asentada en un territorio en el norte del municipio de Valledupar, tuvo muchos conflictos en la parte de orden público ¿por qué? especialmente porque el 60% del frente 59 de las FARC eran Kankuamos. parte del Bloque Norte de las autodefensas específicamente el Frente Mártires del Cesar eran Kankuamos" sentenció.

Con respecto a señalamientos de irregularidades en las órdenes de operaciones, o que se hubiesen realizado después de reportar las bajas, el coronel Mejía manifestó que es falso y que en ningún momento exigió adelantar misiones sin que estuviesen sustentadas.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?