Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Medida de aseguramiento contra organización que hurtaba los “Computadores para Educar”

Los procesados fueron identificados como Severo Bernal, Jorge Enrique Moreno, Mario López, Jaime Jiménez Borda y Juan Muñoz Morales.

Los presuntos delincuentes rompían paredes y puertas, utilizaban la violencia y amenazaban a los vigilantes para llevarse los equipos. Foto: Getty Images

Un juez de control de garantías privó de la libertad a cinco supuestos integrantes de una organización al margen de la ley, dedicada al hurto de computadores destinados a mejorar la calidad académica de profesores y alumnos en zonas rurales de  Boyacá,  Cundinamarca y  Santander.

Los procesados fueron identificados como Severo Bernal, Jorge Enrique Moreno, Mario López, Jaime Jiménez Borda y Juan Muñoz Morales.

Tras la investigación, un fiscal de la Unidad de Estructura de Apoyo (EDA), de la Dirección Seccional Cundinamarca, les imputó cargos a los detenidos por el delito de  concierto para delinquir en concurso con hurto calificado y agravado. Uno de los procesados también deberá responder por el punible de receptación.

“Se trata de delincuentes que ingresaron a las escuelas de las poblaciones de Guayabal, El Rosal, Gama y Junín (Cundinamarca); así como Jenesano, Turmequé, Viracachá, Saboyá, Soracá y Pachavita, en Boyacá, para llevarse los equipos de cómputo”, sostuvo el delgado fiscal.

Para tal fin, los presuntos delincuentes rompían paredes y puertas, utilizaban la violencia y amenazaban a los vigilantes para llevarse los equipos.

Después de cometido el delito, vendían los equipos de cómputo a reducidores (dedicados a comprar la mercancía robada para revenderla), ubicados en el centro de la capital de la República, señaló el fiscal del caso.

Indicó además que el monto de los hurtos asciende a más de  155 millones de pesospor eventos registrados desde el año 2017 hasta la fecha.

De ser hallados responsables, los cinco investigados se exponen a penas que oscilan entre los 12 y 15 años de prisión.